Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Hallados sin vida los 7 desaparecidos en el choque del destructor de EE.UU.

logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 6/18/2017 Efe
Imagen de los desperfectos del destructor de EE.UU. tras el choque con el carguero filipino. © Image LaVanguardia.com Imagen de los desperfectos del destructor de EE.UU. tras el choque con el carguero filipino.

Los cuerpos de los siete soldados de EE.UU. desaparecidos tras el choque del destructor USS Fitzgerald y un carguero filipino fueron hallados hoy, según informó la Séptima Flota estadounidense desplegada en la base nipona de Yokosuka.

Los cuerpos “estaban ubicados en los compartimentos de atraque inundados” tras la colisión de la víspera y fueron localizados a medida que los equipos de rescate fueron accediendo a los espacios que resultaron dañados, indicó la Armada de EE.UU. en un comunicado.

Los restos de los marinos están siendo trasladados al Hospital Naval de Yokosuka, situado al sudoeste de Tokio, para proceder a su identificación, tras lo cual se dará a conocer la identidad de los fallecidos, detalló el texto.

Imagen de los desperfectos del destructor de EE.UU. tras el choque con el carguero filipino. © Proporcionado por La Vanguardia Ediciones, S.L. Imagen de los desperfectos del destructor de EE.UU. tras el choque con el carguero filipino. Imagen de los desperfectos del destructor de EE.UU. tras el choque con el carguero filipino.(Franck Robichon / EFE)

El destructor USS Fitzgerald y el carguero filipino ACX Crystal chocaron sobre las 02.30 hora local del sábado (17.30 GMT del viernes) en aguas japonesas dejando siete marinos estadounidenses muertos y tres heridos que tuvieron que ser evacuados, entre ellos el comandante del destructor, Bryce Benson.

Ninguno de los 20 tripulante del carguero, operado por la naviera japonesa Nippon Yusen K.K., resultaron heridos, informó la compañía.

Amabas embarcaciones sufrieron daños considerables y tuvieron que ser socorridas por la Guardia Costera de Japón. La colisión abrió una vía de agua en el destructor por encima y debajo de la línea de flotación, inundando dos espacios de atraque -donde se hallaron los cuerpos-, un espacio de la maquinaria y la sala de radio, según informaciones de la Armada.

El buque, con una tripulación de unos 330 marinos, pertenece a la clase Arleigh Burke de destructores lanzamisiles, que se encuentran entre los de mayor tamaño y potencia de fuego construidos en EE.UU. El navío se encuentra desplegado en la basa de Yokosuka, la principal base naval de EE.UU. en Japón, desde donde ofrece apoyo en misiones de paz y seguridad en la región de Asia-Pacífico.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon