Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Inmigrante es deportado luego de ser detenido por un falso policía

logotipo de El Diario El Diario 7/17/2018 Redacción
Este impresionante caso vuelve a los tribunales © ice.gov Este impresionante caso vuelve a los tribunales

Moisés Rojas un inmigrante salvadoreño se presentó en la sede del Departamento de Policía de Miami para presentar una queja luego de quefue arrestado de forma irregular por conducir sin una licencia válida.

Cuando el salvadoreño estaba bajo custodia, su madre recibió una llamada de un oficial de policia que le exigía $2,400 dólares para liberar a su hijo.

Emma Rojas, la madre del joven de 32 años se reunió con el oficial y le entregó el dinero, pero aun así su hijo no fue liberado. El salvadoreño fue finalmente puesto el libertad luego de que su novia pagara la fianza.

Hoy se conocen los detalles de este caso que terminó en la deportación del inmigrante hondureño. La oficial de policía que había detenido de Rojas resultó que no era una policía de Miami, su nombre verdadero es María Cabrera González, novia de la agente de policía de Miami Sheila Belfort.

Sin tener ninguna autoridad pero vistiendo el escudo de policía y una pistola Gonzales junto a Belford detuvieron y esposaron a Rojas luego de que lo pararan por manejar sin licencia de conducción.

Los detalles de este impresionante caso, que ocurrió en 2016, recién sale a la luz pública con una nueva demanda presentada en el Tribunal de Circuito de Miami-Dade.

Todo empezó el 9 de junio de 2014, cuando Belfort detuvo a Moisés Rojas por manejar de forma imprudente. Según Rojas, González salió del lado del copiloto y le pidió su licencia. Cuando él le presentó su licencia hondureña y explicó que era indocumentado, González le dijo que llamaría a los agentes de inmigración para que fuera deportado, dice. Luego le ordenó que saliera del automóvil y lo esposó.

Rojas dice que Belfort y González le pidieron el nombre y la información de contacto de su madre. Fue así como González llamó a su madre y la extorsionó por $2,400 dólares.

Cuando Moises aún no fue liberado al día siguiente, la familia se quejó ante el departamento de policía de Miami. Al hacerlo las autoridades se percataron de que el inmigrante era indocumentado. Así cuando el joven salió del juzgado de Miami, agentes de inmigración lo rodearon y lo pusieron bajo custodia; Rojas fue deportado poco tiempo después.

Según el abogado del inmigrante fue Belfort quien llamó a agentes de inmigración para buscar que lo deportaran a Honduras con el fin de que no pudiera testificar en su contra.

“Belfort intentó deshacerse del testigo clave en su contra”, dice la demanda. “Debido a que ICE lo sacó de los EEUU, Moisés se vio obstaculizado en sus esfuerzos por emprender acciones legales contra el agente Belfort y González”.

La nueva demanda acusa a Belfort, González y la Ciudad de Miami de detención ilegal, arresto ilegal, uso excesivo de la fuerza, fraude e infligimiento intencional de angustia emocional grave.

Según la policía, Belfort continúa trabajando para el departamento de policía a pesar de su participación en la sórdida situación. No está claro si fue disciplinada por el incidente.

MÁS NOTICIAS EN MSN:

Las mejores y peores ciudades para vivir en EE.UU. si eres inmigrante

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Diario

image beaconimage beaconimage beacon