Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Reino Unido admite que los ataques aéreos en Siria no cambiarán el curso de la guerra

logotipo de La Vanguardia La Vanguardia hace 3 días
Imagen por satélite de una de las instalaciones destruidas por los bombardeos estadounidenses en Siria © Image LaVanguardia.com Imagen por satélite de una de las instalaciones destruidas por los bombardeos estadounidenses en Siria

Los ataques aéreos llevados a cabo por Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra Siria no cambiarán el curso de la guerra, dijo el lunes el ministro de Asuntos Exteriores británico, Boris Johnson, pero fueron una forma de demostrar que el mundo ya estaba cansado del uso de armas químicas.

“Es muy importante hacer hincapié en que no es un intento de cambiar la marea de la guerra en Siria o de tener un cambio de régimen”, dijo Johnson a los periodistas a su llegada a la reunión con otros ministros de la UE en Luxemburgo. “Me temo que la guerra de Siria continuará de una manera horrible y miserable. Pero fue el mundo el que dijo ‘basta’ a las armas químicas”, añadió.

Por su parte, la ministra británica de Cooperación Internacional, Penny Mordaunt, defendió hoy la decisión del Gobierno de intervenir en Siria y se mostró en contra de dar al Parlamento más poderes para decidir sobre intervenciones militares.

En unas declaraciones a la BBC, Mordaunt respondió así al malestar causado en la oposición laborista por la decisión de la primera ministra británica, Theresa May, de sumarse en la madrugada del sábado a los bombardeos de Estados Unidos y Francia contra instalaciones sirias de producción y almacenamiento de armas químicas sin consultar antes al Parlamento de Westminster.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, afirmó ayer que la acción militar debía haber sido sometida antes a una votación parlamentaria y alertó de una posible escalada en la guerra de poder entre EEUU y Rusia, aliada ésta del régimen sirio de Bashar el Asad.

La ministra británica de Cooperación Internacional justificó hoy su posición al subrayar que, para conseguir la aprobación parlamentaria, habría que facilitar información sobre la acción militar que no podría ser compartida con los diputados.

”Para tomar una decisión sobre si algo está legalmente justificado y si es apropiado lo que realmente queremos hacer en cuanto a blancos (para atacar), sería necesario tener información que no podría ser compartida con cada diputado”, señaló la ministra.

”El Parlamento debería hacer que el Gobierno rinda cuentas sobre esa decisión (militar)”, agregó Mordaunt al justificar la postura de la líder conservadora británica de sumarse a los bombardeos sin consultarlo antes con los diputados. Mordaunt añadió que no se puede compartir información sobre blancos con el Parlamento pues eso “sería una locura hacerlo”.

La titular de Cooperación Internacional insistió en que la misión del sábado fue “muy limitada” para impedir que el régimen de Damasco vuelva a utilizar armas químicas contra la población civil, como ocurrió hace nueve días en la localidad siria de Duma.

La primera ministra conservadora tiene previsto hacer esta tarde -sobre las 14.30 GMT- una declaración parlamentaria para explicar su decisión de sumarse a los bombardeos del sábado en Siria.

Se estima que el ataque químico del día 7 unas 70 personas perdieron la vida y, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 500 fueron atendidas en centros médicos con síntomas de exposición a agentes químicos y al menos 43 de los fallecidos presentaban cuadros relacionados con sustancias tóxicas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon