Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Úlceras de decúbito siguen asolando a los pacientes de los hospitales de EE. UU.

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor 11/9/2018 HealthDay/HolaDoctor
Úlceras de decúbito siguen asolando a los pacientes de los hospitales de EE. UU. © HolaDoctor Úlceras de decúbito siguen asolando a los pacientes de los hospitales de EE. UU.

A pesar de los años de atención que se han prestado al problema, los hospitales de EE. UU. han logrado pocos avances en la prevención de los casos graves de úlceras de decúbito entre los estadounidenses mayores, muestra un estudio reciente.

Los investigadores encontraron que en los hospitales de tres estados, la tasa de úlceras de decúbito entre los pacientes de Medicare se redujeron en un 40% entre 2009 y 2014.

Pero cuando los investigadores averiguaron más a fondo, el panorama pareció menos positivo. Casi todo el declive fue en las úlceras de decúbito en etapas tempranas, no en las heridas profundas y graves que pueden durar años.

Además, dijeron los investigadores, es difícil saber qué parte de la reducción en las úlceras de decúbito en etapa temprana es "real". Las cifras provienen de datos de facturación de Medicare, que quizá no reflejen la incidencia real de las úlceras de decúbito entre los pacientes hospitalizados.

"Tenemos la esperanza de que sea una reducción real, pero en realidad no podemos saberlo", lamentó la investigadora sénior, la Dra. Jennifer Meddings, profesora asociada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan.

El problema es que las tasas generales de las úlceras de decúbito en los registros de facturación fueron muy bajas, mucho más bajas que lo que el equipo de Meddings encontró utilizando una fuente distinta de datos.

Esa fuente, que se basó en información de los expedientes médicos de los pacientes, sugieren que los registros de facturación capturaron apenas alrededor de 1 de cada 20 úlceras de decúbito que los pacientes de Medicare en realidad sufrieron.

Las úlceras de decúbito, también conocidas médicamente como úlceras por presión o lesiones por presión, son provocadas por permanecer en una postura demasiado tiempo. Pueden afectar a las personas que están postradas en la cama, que usan una silla de ruedas o que tienen alguna otra dificultad para moverse.

Las úlceras de decúbito en etapa inicial podrían aparecer como parches rojos en la piel, o una lesión que parece una cortada o una ampolla. Las lesiones en etapa avanzada son grandes y profundas, y afectan a los tejidos debajo de la piel.

Las lesiones por presión son dolorosas y pueden conducir a graves infecciones potencialmente letales, explicó Janet Cuddigan, vicepresidenta del Panel Asesor Nacional sobre las Úlceras por Presión (National Pressure Ulcer Advisory Panel). El panel es una organización sin fines de lucro dedicada a la prevención de esas lesiones.

Cuando las heridas son profundas, también tardan mucho en sanar, y dejan a muchas personas vulnerables al desarrollo de nuevas lesiones por presión, señaló Cuddigan, que no participó en el estudio.

Este estudio confirma el patrón en una población más amplia, anotó Cuddigan. "Esto aumenta nuestra concienciación de que se debe hacer más para prevenir las lesiones por presión", enfatizó.

Los hospitales lo han estado intentando, apuntó Cuddigan. Una forma, dijo, es a través de la "movilización temprana" de los pacientes, incluso en la unidad de cuidados intensivos.

Otras medidas incluyen limpiar y humectar la piel de los pacientes con regularidad, y proveer suficientes proteínas, vitaminas y minerales para mantener la piel sana.

Cuddigan explicó que las lesiones por presión no solo son provocadas por las superficies de las camas. Los tubos y otros equipamientos médicos pueden tener la culpa.

En algunos casos, la prevención es particularmente difícil. Por ejemplo, dijo Cuddigan, un paciente gravemente enfermo podría tener un descenso en la presión arterial cada vez que un miembro del personal intenta cambiarle la postura.

Y mover a los pacientes no es tan sencillo como podría parecer, según Meddings. Quizá se necesite un "equipo de reposicionamiento" completo si un paciente pesa mucho, por ejemplo. Además, implica habilidad y conocimiento, anotó Meddings. A los pacientes no se les "da la vuelta", simplemente, sino que se les cambia de postura de formas específicas para limitar su riesgo de úlceras de decúbito.

Sin embargo, los familiares pueden hacer mucho para ayudar, dijo Meddings.

"Haga preguntas", aconsejó. "Si hay cualquier trozo de plástico conectado al paciente, pregunte si es necesario. Si cuando le estaba cambiando el calcetín notó un punto rojo en el talón, dígalo".

Los hallazgos aparecen en la edición de noviembre de la revista Health Affairs.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. tiene más información sobre las úlceras por presión.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon