Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Beneficios del pescado

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor 11/19/2018 HealthDay/HolaDoctor
Beneficios del pescado © HolaDoctor Beneficios del pescado

Comer más pescado o tomar un complemento de aceite de pescado puede reducir el riesgo de ataque cardiaco, según dos ensayos clínicos dirigidos por la Universidad de Harvard.

Se encontraron beneficios de los ácidos grasos omega 3 tanto en las personas sanas como en personas con afecciones que las ponían en un mayor riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular (ACV) o enfermedad cardiaca, según ambos estudios.

El Ensayo de vitamina D y omega 3 (VITAL, por sus siglas en inglés) encontró que las personas sanas que tomaban un complemento de aceite de pescado sufrían menos ataques cardiacos, en particular si eran negras o si no consumían pescado de forma regular.

Por otra parte, una forma purificada de ácido graso omega 3 redujo el riesgo de muerte por enfermedad cardiaca, ataque cardiaco o ACV en las personas con arterias endurecidas u otros factores de riesgo cardiaco, según los hallazgos del Ensayo de intervención de reducción de los eventos cardiovasculares con etilo de icosapento (REDUCE-IT).

Los dos estudios ofrecieron evidencias firmes de que los ácidos grasos omega 3 encontrados en el pescado como el salmón, las sardinas o el atún pueden tener un efecto beneficioso en la salud cardiaca, aseguró la Dra. JoAnn Manson, jefa de medicina preventiva en el Hospital Brigham and Women's de Boston, e investigadora principal del ensayo VITAL.

"No estamos recomendando que todas las personas del mundo comiencen a tomar complementos de aceite de pescado. En términos de los omega 3, lo mejor es intentar consumir más pescado en la dieta", planteó Manson. "Si las personas no van a comer pescado, de verdad podrían haber algunos beneficios a partir de tomar un complemento de aceite de pescado. Recomendamos que lo hablen con su proveedor de atención de la salud".

Los resultados de los dos ensayos clínicos se presentarán el sábado en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), en Chicago, y se publicarán al mismo tiempo en la revista New England Journal of Medicine.

En el ensayo VITAL, casi 26,000 hombres y mujeres de EE. UU. de a partir de 50 años de edad se asignaron al azar a tomar 1 gramo de aceite de pescado o 2,000 unidades internacionales de vitamina D al día, o un placebo. Los participantes no tenían antecedentes de problemas del corazón.

Los complementos de aceite de pescado redujeron el riesgo de ataque cardiaco en un 28% a lo largo del periodo de seguimiento del estudio de 5 años, pero no afectaron el riesgo de ACV o cáncer de una persona, encontraron los investigadores.

"El riesgo más bajo de ataque cardiaco se encontró en particular entre los que consumían poco pescado", dijo Manson. "Ese grupo experimentó una reducción del 19% en todos los eventos cardiovasculares importantes, y también tuvieron una reducción del 40% en el ataque cardiaco".

El VITAL también encontró un enorme beneficio de los complementos de aceite de pescado en los participantes negros, que experimentaron una reducción del 77% en su riesgo de ataque cardiaco.

"Si eso se puede confirmar en un estudio de seguimiento, podría apuntar a un método muy promisorio para reducir una desigualdad en la salud", planteó Manson. Los negros tienden a presentar un riesgo más alto de enfermedad cardiaca que los blancos y otros grupos raciales.

El ensayo clínico no encontró un beneficio para la salud cardiaca con la vitamina D, aunque sí redujo el riesgo de muerte por cáncer en un 25%.

El Dr. Satjit Bhusri es cardiólogo en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. "Este ensayo es muy importante e impresionante. Sus resultados implicarán un cambio duradero en la prevención de la enfermedad cardiaca", aseguró Bhusri, que no participó en los estudios. "No se ha visto una reducción tan profunda en los ataques cardiacos en la prevención primaria desde los ensayos iniciales de la terapia con aspirina".

En el ensayo REDUCE-IT, otro equipo de investigación del Hospital Brigham and Women's evaluó los beneficios de una forma pura y estable del ácido graso omega 3 conocido como EPA.

El complemento, el etilo de icosapento, es un medicamento recetado aprobado para reducir los niveles de triglicéridos en las personas con un colesterol alto.

El REDUCE-IT incluyó a más de 8,000 pacientes que tomaban estatinas para reducir el colesterol y prevenir un primer ataque cardiaco o ACV o una recurrencia de los mismos. Alrededor de 7 de cada 10 pacientes del estudio tenían arterias endurecidas, mientras que los demás tenían diabetes y al menos otro factor de riesgo cardiaco.

Las personas que tomaron etilo de icosapento experimentaron una reducción del 20% en su riesgo de muerte relacionada con el corazón, una reducción del 31% en el riesgo de ataque cardiaco, y una reducción del 28% en el riesgo de ACV, en comparación con las que recibieron un placebo, encontraron los investigadores.

"El ensayo REDUCE-IT fija un nuevo estándar para la atención de los pacientes que tienen unos triglicéridos elevados y un mayor riesgo cardiovascular a pesar de la terapia con estatinas", señaló en un comunicado de prensa del Hospital Brigham and Women's el investigador principal, el Dr. Deepak Bhatt, director ejecutivo de los programas cardiovasculares intervencionistas del hospital. "Este podría ser el desarrollo más importante en la prevención cardiovascular desde las estatinas".

Hay muchas formas en que los ácidos grasos omega 3 podrían ayudar a proteger al corazón, aseguró Manson. Se sabe que bajan los niveles de triglicéridos, reducen la inflamación, aminoran la coagulación de la sangre y ayudan a estabilizar el ritmo cardiaco.

Las personas que estén interesadas en tomar complementos de aceite de pescado primero deben hablarlo con su médico, comentó la Dra. Helene Glassberg, profesora asociada de medicina cardiovascular clínica en Penn Medicine, de la Universidad de Pensilvania. Glassberg no participó en los estudios.

Glassberg y Manson se mostraron de acuerdo en que el mejor primer paso sería aumentar el pescado en la dieta. Comer al menos dos porciones por semana sería bueno, dijo Manson.

Para alguien que esté sano pero que quiera prevenir la enfermedad cardiaca, "el estilo de vida sigue encabezando mi lista", añadió Glassberg. "Si puede, obténgalo de la dieta, a partir de pescado graso con omega 3, como el salmón o las sardinas. Comience por ahí, porque son naturales. Es la mejor manera de obtenerlo sin gastar 30 dólares en un frasco de complementos en una tienda de alimentos naturales".

Más información

La Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard ofrece más información sobre los ácidos grasos omega 3 y la salud del corazón.

MÁS NOTICIAS EN MSN

13 alimentos buenos para tu memoria (Fuente: Rebañando)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon