Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El día en que Emma Coronel, esposa de “El Chapo”, salió de las sombras y dijo su verdad

logotipo de El Diario El Diario 10/17/2018 Marielis Acevedo
Emma Coronel Aispuro habló con Univision en 2016. © (Captura / Univision) Emma Coronel Aispuro habló con Univision en 2016.

Desde que conoció a su esposo Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera a sus 17 años, Emma Coronel Aispuro ha vivido en las sombras.

Hoy con 29 años y las gemelas que procreó con el presunto exlíder del cartel de Sinaloa, Coronel Aispuro sigue siendo una figura accesoria, intocable; la mujer intacta que entra y sale como una “celebridad” de la corte federal de Brooklyn, en Nueva York, donde se ve el caso por narcotrá fico contra su esposo sin que nadie pueda descifrar lo que realmente pesa detrás del “personaje”.

En los últimos meses, en cada audiencia que ha asistido en NYC previo al juicio, Emma escucha los procedimientos desde un banquillo; de vez en cuando, le sonríe a “El Chapo” y lo saluda a la distancia, según describe la prensa en sala, y luego parece posar discretamente a las cámaras de los medios como “sin querer queriendo” aunque sin inmutarse.

Pocas veces habla, a menos que sea a través de sus abogados.

Ser la esposa del otrora narcotraficante más poderoso del mundo tiene sus reglas y también sus riesgos. Sin embargo, hace dos años, en febrero de 2016, cuando las autoridades estadounidenses batallaban por extraditar al presunto capo, la exreina de belleza, coronada “reina del Café y la Guayaba” en el pequeño pueblo de Canelas, Durango, en 2007, pareció transgredirlas un poco y contó su verdad en una entrevista con Univision.

,

Mientras “El Chapo” se encontraba en la prisión de alta seguridad del Altiplano, Ciudad Juárez, en Chihuahua, de la que había escapado por un túnel en su segunda fuga, la mujer aprovechó la entrevista para denunciar las condiciones de “tortura’ en las que se encontraba su esposo, sin imaginar que lo que le esperaría luego en la Gran Manzana sería peor.

En el intercambio, Coronel Aispuro dijo que en la captura por segunda ocasión el 22 de febrero de 2014 en un hotel del balneario de Mazatlán, Sinaloa, participaron agentes estadounidenses.

“Yo no los vi porque rápido me vendaron los ojos, escuchaba que hablaban en inglés”, relató.

“A las seis de la mañana escuchamos que habían tumbado las puertas, en ese momento escuchamos que se estaban identificando y procedieron a hacer el arresto”, describió.

Sobre las presuntas movidas ilegales de su marido, dijo no saber nada.

Por el contrario, lo describió como un agricultor que no tiene mucho dinero y un gran padre, aunque mujeriego.

Sobre la supuesta relación con la actriz Kate del Castillo mientras ésta lo entrevistaba en la clandestinidad para un documental, dijo dudar.

“No sé qué tan ciertos, qué tan reales sean esos mensajes. No tengo nada contra la señora, no tengo celos, admiro su trabajo, como mujer trabajadora”.

Incluso indicó que se sentiría halagada si la actriz la intepretara en alguna película.

“Sería un honor, una actriz con la carrera que ella tiene”.

Coronel Aispuro también contestó sobre la supuesta prótesis en los genitales de su esposo.

“No tengo idea. Se me hace que exageraron en inventarle cosas”.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=DbVqgDpTu6M&w=940&h=529]

Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias gratuito en tu email.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Diario

image beaconimage beaconimage beacon