Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Exigen cierre de centros de detención para menores inmigrantes en Chicago

logotipo de El Diario El Diario 9/18/2018 EFE
Aseguran que mantienen a los niños como si fueran prisioneros © Getty Images Aseguran que mantienen a los niños como si fueran prisioneros

Una organización hispana protestó este lunes en Chicago, Illinois, frente a un centro donde se albergan niños inmigrantes separados de sus padres, con la petición de cerrar definitivamente dichos centros de detención.

El grupo comunitario La Villita, convocante de la protesta, enfatizó mediante un comunicado que buscan cerrar dos centros operados por Heartland Alliance en el vecindario Rogers Park, en el norte de la ciudad.

En uno se albergan 15 niños inmigrantes y en el otro 78 infantes separados de sus padres.

Los activistas fueron firmes en su oposición a estos dos campamentos, de nueve que opera Heartland Alliance bajo contrato con el Gobierno federal.

Solo tres de los nueve centros han sido usados para la detención de los niños inmigrantes.

De unos 99 infantes que llegaron a los albergues, aún hay cerca de 40 que no han sido reunidos con sus padres, algunos de los cuales ya fueron deportados a sus países de origen.

Un activista religioso, el reverendo José Landaverde, dijo a Efe que están demandando la entrega inmediata de los niños a sus padres o guardianes y acusó a Heartland Alliance “de estar lucrando con los niños y estar haciéndole el juego al presidente Donald Trump y su política de cero tolerancia”.

“La organización Heartland Alliance está sacando provecho con estas detenciones y los mantienen (a los niños) en calidad de prisioneros,” afirmó Landaverde.

El comunicado de La Villita también acusa a Heartland Alliance de cómplices en el maltrato de los niños y de obtener en cuatro años fiscales 180 millones de dólares del Gobierno federal por estos servicios.

Efe intentó comunicarse con la oficina de prensa de Heartland Alliance pero no obtuvo respuesta.

Otro de los sitios donde se hospedan menores está en DesPlaines, Illinois, y se llama Centro Guadalupe. Es operado con la cooperación de la Arquidiócesis Católica de Chicago.

El reverendo Landaverde también acusó a la Iglesia católica de estar involucrada en el maltrato a los niños inmigrantes, a partir de casos recientemente dados a conocer por el grupo ProPublica, en Chicago.

Entre los casos detallados está el de un niño de 12 años nombrado Erick, que pasó una semana en un hospital psiquiátrico como consecuencia de su detención, sin poder ver a sus padres.

En otro caso, un joven guatemalteco sin identificar, de 16 años, dijo a los empleados del centro “quiero morirme ya”.

Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias gratuito en tu email.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Diario

image beaconimage beaconimage beacon