Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La complicada infancia de Modric

logotipo de OléOlé 7/12/2018 ole.com.ar

Modric, de tener una infancia complicada a la final del mundo.

Modric, de tener una infancia complicada a la final del mundo.
© Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A.

A sus 32 años, Luka Modric está en la cresta de la ola. Ya lleva seis años siendo clave para el Real Madrid y acaba de conducir a Croacia a lo que será una final histórica, con la posibilidad de un inesperado título del Mundo. Sin embargo, el volante croata ha tenido que sobrellevar una complicada infancia a raíz de los conflictos bélicos que se dieron por la Guerra de Croacia, en la cual el país se terminó separando de Yugoslavia (arrancaron en marzo de 1991 y finalizaron en agosto de 1995).

Nacido el 9 de septiembre de 1985 en Zadar (en ese momento parte de Yugoslavia; desde 1995 es Croacia), a los seis años tuvo que abandonar junto a su familia Zaton Obrovacki, el pueblo próximo a Zadar en el cual vivía, y debió vivir varios años como refugiado, guareciéndose en hoteles junto a su madre, Radojka Dopud, que era trabajadora textil, y sus hermanos. Stipe, su padre, debió sumarse al ejército croata. Y su abuelo fue asesinado por rebeldes serbios... Pero si hubo algo que nunca dejó atrás fue su pasión por el fútbol, a tal punto de vivir con la pelota en el Hotel Kolovare, donde paró durante bastante tiempo junto a su madre.

Cuando terminó la guerra, Modric y su familia se fueron a vivir a Zadar , donde el padre de Luka trabajó como técnico aeronáutico en el aeropuerto. A los ocho años estuvo dos semanas a prueba en el Hajduk Split, pero no quedó. Dos años más tarde, Tomislav Basic, jefe de la cantera del NK Zadar, lo redescubrió y en 2003, con 16 años, fichó en el Dinamo Zagreb, el paso definitivo de su camino al estrellato. "Eran muy pobres. No tenían dinero para camisetas o canilleras para Luka, así que le hice unas de madera. Las conservé porque sabía que Modric iba a llegar a ser un gran jugador", le ha contado Basic a Marca en junio del 2012, cuando Modric llegaba al Madrid.

Sus primeras experiencias como profesional fueron en el Zrinjski Mostar de Bosnia y Herzegovina (2003/04) y en el Inter Zapresic de Croacia (segundo semestre del 2004). Ya en su vuelta con el Dinamo Zagreb logró asentarse y se mantuvo ahí hasta el final de la temporada 2007/08, cuando el Tottenham lo compró a cambio de 20 millones de euros. A todo esto, Modric se convirtió en una fija en la selección de su país, disputando el Mundial 2006.

En sus cuatro temporadas en los Spurs totalizó 160 partidos y 17 goles y para la temporada 2012/13 arribó al Real Madrid, a cambio de 30 millones de euros. En los seis años que lleva ahí ha jugado 258 encuentros con 13 goles y ha conquistado cuatro Champions, tres Mundiales de Clubes, una Liga, una Copa del Rey, dos Supercopas de España y tres Supercopas de Europa. Paralelamente, jugó las Eurocopas 2008, 2012 y 2016 con Croacia, además de Brasil 2014 y Rusia 2018, en el cual ya ha logrado algo histórico para su país y está, junto a sus compañeros, a un paso de lograr un hito para el fútbol: meter a Croacia en la lista de los campeones del mundo. Un premio para uno de los mejores volantes de este milenio, que ni siquiera en su época más complicada dejó de lado su pasión por el fútbol ni postergó ese sueño que lo trajo hasta acá.

MÁS NOTICIAS EN MSN:

Luka Modric fue la gran figura en el triunfo de Croacia (Fuente: Cooperativa.cl)

Luka Modric fue la gran figura en el triunfo de Croacia sobre Inglaterra: El volante Luka Modric fue la gran figura en el triunfo 2-1 de Croacia sobre Inglaterra en semifinales del Mundial de Rusia, pese a que la organización eligió a Ivan Perisic como el mejor jugador del partido. Luka Modric fue la gran figura en el triunfo de Croacia sobre Inglaterra

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Olé

image beaconimage beaconimage beacon