Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Llegaron las bebidas de clima frio, pero cuidado con las calorías

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor 11/17/2018 AmericanHeartAssociation/HolaDoctor
Las calorías líquidas nos hacen sentir menos llenos y por eso podemos consumir más de lo que debemos. © HolaDoctor Las calorías líquidas nos hacen sentir menos llenos y por eso podemos consumir más de lo que debemos.

Con las temperaturas más frías, ha de ser hora de tomarse una taza caliente de algo aromático y con sabores de otoño o invierno. En esta temporada abundan los sabores como pumpkin spice latte -- o PSL, para sus entusiastas en Instagram y todo clase de bebidas con menta. Pero también abundan las calorías.

Y los expertos informan que esas calorías líquidas pueden presentar más problemas que las calorías que consumimos en comidas sólidas. Algunos estudios han mostrado que las calorías líquidas nos hacen sentir menos llenos y por eso podemos consumir más de lo que debemos.

"Somos menos sensibles a las calorías líquidas que a las calorías sólidas," dijo Marie-Pierre St-Onge, una profesora agregada de medicina nutricional de la Universidad Columbia. "Las calorías de alimentos sólidos tienden a producir señales más fuertes de estar satisfechos, por lo que es más fácil ajustar nuestro consumo calórico. Con los líquidos, las señales son más débiles y es así que uno puede meterse en problemas en cuanto al sobreconsumo."

Solo un latte de 16 onzas con sabor a calabaza, preparado con leche semicremada 2% y crema batida tiene unas 380 calorías, con 14 gramos de grasa y la asombrante cantidad de 50 gramos de azúcar.

No es solo un problema de PSL. Una gran variedad de bebidas con sabores calidosos están repletas de calorías, desde una mocha con menta, el latte chai y la azucarada cidra de manzana, al rompope y los cocteles calientes. Pero el alcohol también disminuye las inhibiciones, lo que puede resultar en el sobreconsumo de comida entre otros comportamientos poco saludables.

Especies y sabores como menta, calabaza, jengibre, clavo o canela pueden dar a casi cualquier bebida un sabor de otoño o inverno. El reto está en buscar una bebida que es saludable en sí, con o sin las especies.

"La especie de calabaza prácticamente no tiene calorías, serán una o dos calorías," dijo Judith Wylie-Rosett, profesora y jefe de división de promoción de la salud e investigación de nutrición de la Facultad de Medicina Albert Einstein de New York. Pero cuando se agrega a jarabes y leche, "el latte puede ser bastante alto en calorías."

Algunas maneras para hacer más saludables a las bebidas favoritas:

  • Pida a su barista ponerle menos dosis de jarabe una en lugar de tres o si prepara su propia bebida en la casa simplemente use especies en lugar de un jarabe con sabor.
  • Use leche baja en grasa o leche vegetal en lugar de leche entera o condensada.
  • Escoja café negro o expreso en lugar de un latte lechoso, y luego añade las especies para crear sabores de otoño.
  • Compre una mezcla para chocolate caliente que no contiene aceite vegetal.
  • Omita la crema batida encima.

Por lo general, las bebidas caseras suelen ser más saludables, dijo St-Onge, porque uno puede controlar la cantidad de endulzante que se añade.

La leche puede ser un ingrediente importante porque añade vitamina D, lo que se necesita en los meses de otoño e invierno, cuando los días se hacen más cortos y fríos y la gente pasa menos tiempo haciendo ejercicio al aire libre. Entonces la selección de leche descremada o semidescremada en lugar de leche entera como un ingrediente es una solución fácil.

También hay otras fuentes de vitamina D. St-Onge comentó que el otoño y el invierno son buenas épocas para experimentar con batidos que usan frutas y vegetales así como especies de la temporada aunque advirtió que es posible que los alimentos no aporten a la gente todos los beneficios de salud cuando están licuados.

Cualquiera que sea la temporada, St-Onge dijo, la gente no debe considerar a las bebidas como fuentes de energía.

"Las calorías de alimentos sólidos tienden a producir señales más fuertes de estar satisfechos, por lo que es más fácil ajustar nuestro consumo calórico. Con los líquidos, las señales son más débiles y es así que uno puede meterse en problemas en cuanto al sobreconsumo."

La investigación indica que para obtener el efecto acogedor de una bebida típica de tiempos fríos, podría ni ser necesario consumirlo. Un estudio de la Universidad de Colorado de hace una década determinó que cuando las personas sostienen una bebida caliente se les consideraba tener una personalidad más amable.

"Las sensaciones de calor, cuando uno sostiene una taza de café caliente o se baña en agua caliente, pueden activar memorias de otros sentimientos asociados con el calor (confianza y confort)," escribieron los investigadores, "debido a las experiencias tempranas con cuidadores que proporcionaban calor, abrigo, seguridad y alimento."

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon