Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los medios sociales podría fomentar la soledad en lugar de vencerla

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor 11/17/2018 HealthDay/HolaDoctor
Miles de millones de jóvenes buscan comunidad y conexión en los medios sociales, y una nueva investigación advierte que su búsqueda podría ser en vano. © HolaDoctor Miles de millones de jóvenes buscan comunidad y conexión en los medios sociales, y una nueva investigación advierte que su búsqueda podría ser en vano.

Miles de millones de jóvenes buscan comunidad y conexión en los medios sociales, y una nueva investigación advierte que su búsqueda podría ser en vano.

Al contrario, pasar demasiado tiempo en Facebook, Snapchat e Instagram podría en realidad aumentar el riesgo de depresión y soledad.

Esa es la conclusión de un pequeño análisis que dio seguimiento al impacto que esos sitios tenían en la salud mental de 143 usuarios de entre 18 y 22 años de edad.

A lo largo de una semana, se pidió a algunos participantes que usaran los sitios con la misma frecuencia que normalmente los utilizarían, y el uso típico fue de alrededor de una hora al día. A otros se les pidió que limitaran su uso a tan solo 10 minutos al día por sitio, lo que equivalió a un total de unos 25 minutos al día.

¿El resultado? "Nuestro estudio es el primero en establecer que reducir el uso de los medios sociales en realidad causa reducciones en la depresión", señaló la autora del estudio, Melissa Hunt, directora asociada de entrenamiento clínico en el departamento de psicología de la Universidad de Pensilvania.

"El hallazgo principal del trabajo es que limitar el uso de Facebook, Snapchat e Instagram a 30 minutos o menos al día en total resulta en reducciones en la depresión y la soledad, sobre todo entre las personas que estaban moderadamente deprimidas para empezar", aseguró Hunt.

"Nuestro estudio no puede hablar de forma directa sobre por qué esto sucede", enfatizó. "Pero investigaciones anteriores sugieren con firmeza que es probable que la comparación social negativa (mi vida es peor que las vidas de las otras personas) y sentirse excluido de las actividades y experiencias que los demás comparten expliquen una gran parte".

El equipo del estudio anotó que un 78% de los estadounidenses de 18 a 24 años de edad utilizan Snapchat, mientras que 7 de cada 10 adultos jóvenes utilizan Instagram.

Por otra parte, casi la misma cantidad de adultos estadounidenses tienen una cuenta de Facebook (un 68 por ciento), y tres cuartas partes de ellos afirman que lo utilizan cada día.

Todos los participantes eran estudiantes de grado en la Universidad de Pensilvania (108 mujeres y 35 hombres) inscritos en cursos de psicología. Todos tenían un iPhone que ya contenía las aplicaciones de los tres sitios.

Primero, los participantes completaron una encuesta antes del experimento para evaluar sus sentimientos de ansiedad, depresión, soledad, miedo a perderse las cosas, sensación de respaldo social, sentimiento de autoestima, y percepciones respecto a la autoaceptación y la autonomía.

Tras registrar el uso normal de los tres sitios de los participantes durante una semana, el equipo observó que, en gran medida, los que se enfrentaban a un mayor "distrés" mental no pasaban normalmente más tiempo en los medios sociales.

Pero los que sufrían de miedo a perderse las cosas fueron la excepción: sí tendían a pasar más tiempo usando medios sociales.

Los participantes del estudio se asignaron entonces al azar a un acceso ilimitado o restringido durante una segunda semana, y después se reevaluó su salud mental.

Los resultados sugirieron que restringir el uso de los medios sociales tuvo un impacto "significativo" y beneficioso, al disminuir los síntomas de depresión, sobre todo entre los que habían estado moderada o altamente deprimidos. Las restricciones de tiempo también redujeron los sentimientos de soledad.

Pero las restricciones no tuvieron ningún impacto en los sentimientos de respaldo social, autoestima o la sensación general de bienestar. Los autores del estudio anotaron que la pregunta de si los hallazgos también aplicarían a los usuarios de más edad permanece abierta.

Aunque no abogan por un divorcio total de todos los medios sociales, el equipo reconoció que identificar el equilibrio perfecto para unos hábitos de uso ideales sigue siendo una meta esquiva.

Los hallazgos se publicarán en la edición de diciembre de la revista Journal of Social and Clinical Psychology.

El Dr. Brian Primack es director del Centro de Investigación sobre los Medios, la Tecnología y la Salud de la Universidad de Pittsburgh.

Describió los hallazgos como "importantes", y anotó que "debido a su diseño experimental, el estudio va un paso más allá [que estudios anteriores] al mostrar que reducir activamente el uso de los medios sociales puede resultar útil".

Primack añadió que vincular un beneficio claro para la salud mental con un uso de media hora al día es un marcador útil.

"Pero es importante anotar que no todos los usos de los medios sociales son iguales", señaló Primack. "Treinta minutos de uso se pueden pasar conectando con los seres queridos, o podrían al contrario enfocarse en tener interacciones agresivas sobre temas controversiales. Las investigaciones futuras podrían ampliar los hallazgos como este al explorar los distintos contexto de uso de los medios sociales".

Más información

Para más información sobre el uso de los medios sociales y el riesgo de depresión, visite RAND Corp.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon