Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

No hay ningún vínculo entre la vacuna DPT y el autismo

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor 8/15/2018 HealthDay/HolaDoctor
La aconsejan a las embarazadas para proteger a sus bebés © La vacuna no representa un riesgo para el bebé. La aconsejan a las embarazadas para proteger a sus bebés

Los niños nacidos de mujeres que recibieron la vacuna DPT (Tdap, en inglés) durante el embarazo no tienen un riesgo más alto de autismo que otros niños, encuentra un estudio reciente.

La vacuna DPT protege de la difteria, la pertussis (mejor conocida como tosferina) y el tétanos. Las autoridades de salud de EE. UU. aconsejan a las mujeres embarazadas que reciban un refuerzo con el fin de proteger a sus hijos recién nacidos de la tosferina.

Los bebés pequeños tienen el mayor riesgo de unas complicaciones potencialmente letales por la infección respiratoria, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Cuando una mujer embarazada recibe la vacuna DPT, transmite unos anticuerpos que protegerán a su bebé en los primeros meses de vida, explicó Tracy Becerra-Culqui, investigadora principal del nuevo estudio.

Los bebés reciben su primera vacuna contra la tosferina a los 2 meses de edad.

Por supuesto, los padres desean saber que la vacuna también es segura, apuntó Becerra-Culqui. La investigación ha mostrado que no hay un vínculo entre la vacuna DPT durante el embarazo y los riesgos de parto prematuro o peso bajo al nacer.

Ahora los nuevos hallazgos, publicados en la edición en línea del 13 de agosto de la revista Pediatrics, muestran que tampoco hay una asociación con el autismo.

"Si una mujer tenía alguna renuencia a ponerse esta vacuna, esto puede ayudar a asegurarle que es segura", comentó Becerra-Culqui, investigadora postdoctoral en Kaiser Permanente de Pasadena, en California.

La idea de que las vacunas podrían relacionarse con el autismo data de los años 90, y comenzó con un pequeño estudio que ahora está desprestigiado que vinculó la vacuna infantil SPR, que protege contra el sarampión, con un mayor riesgo de autismo.

En los años posteriores y de forma consistente, la investigación no ha descubierto ninguna conexión entre el autismo y ninguna vacuna ni ningún ingrediente de las vacunas, según los CDC.

El nuevo estudio amplía esas abundantes evidencias, aseguró el Dr. Paul Offit, jefe de enfermedades infecciosas en el Hospital Pediátrico de Filadelfia.

"Es comprensible que cualquier padre se preocupe de que las vacunas administradas durante el embarazo podrían accidentalmente afectar a su hijo no nacido", comentó Offit, que no participó en el estudio.

Estos hallazgos, aseguró, amplían la "montaña de evidencias" que muestran que las vacunas administradas durante el embarazo, entre ellas la DPT y la vacuna contra la gripe, son seguras para las mujeres y para sus hijos.

Los hallazgos se basan en los expedientes médicos de casi 82,000 niños cuyas madres estaban en el plan de salud de Kaiser Permanente del Sur de California. Todas las mujeres dieron a luz entre 2011 y 2014.

Entre las más de 39,000 mujeres que recibieron la vacuna DPT durante el embarazo, entre un 1.2 y un 1.8 por ciento de sus hijos fueron diagnosticados luego con autismo, dependiendo del año en que nacieron.

Entre los niños nacidos de madres que no recibieron la vacuna, la tasa fue de entre un 1.5 y un 1.9 por ciento.

El estudio sí encontró algunas diferencias entre las futuras madres que se vacunaron y las que no. Las que recibieron la vacuna DPT tenían un mayor nivel educativo y eran más propensas a que su embarazo llegara a término completo, por ejemplo.

Pero incluso cuando los investigadores tomaron en cuenta esas diferencias, no hubo ningún vínculo entre la vacunación y el riesgo de autismo.

La Dra. Lisa Waddell es subdirectora médica de March of Dimes, una organización sin fines de lucro.

"Este estudio amplía la literatura que muestra con claridad que esta vacuna es segura", dijo Waddell, que no participó en la investigación.

Y aunque algunas personas podrían pensar que la tosferina es una enfermedad del pasado, no es así, apuntó Waddell. Estados Unidos experimenta brotes cada año, y la infección en realidad ha estado en aumento en los años más recientes.

Según los CDC, esto se debe en parte a que la inmunidad de la vacuna actual se desvanece con el tiempo.

Debido a los declives en la inmunidad, las mujeres deben recibir la vacuna DPT en cada embarazo, apuntó Waddell. Y todo el que cuide al bebé también debe recibir un refuerzo, explicó.

"Se trata de una infección potencialmente letal. Con frecuencia, un bebé se enferma con mucha rapidez y simplemente deja de respirar", dijo Waddell.

"Esta vacuna es la mejor forma de proteger a su bebé recién nacido de la tosferina", añadió.

Más información

Los CDC ofrecen más información sobre la vacuna DPT.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon