Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nuevas directrices sobre el colesterol se enfocan en un método personalizado

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor 11/13/2018 HealthDay/HolaDoctor
Nuevas directrices sobre el colesterol se enfocan en un método personalizado © HolaDoctor Nuevas directrices sobre el colesterol se enfocan en un método personalizado

Un método para reducir el colesterol que se implemente a lo largo de toda la vida, comenzando en algunos niños incluso a los 2 años de edad, es la mejor opción de Estados Unidos para disminuir el riesgo de todo el mundo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular (ACV), según unas directrices actualizadas publicadas el sábado por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA).

Las tácticas "personalizadas" para combatir el colesterol recomendadas por las directrices incluyen:

  • Unas evaluaciones más detalladas del riesgo, para ayudar a averiguar el riesgo específico de enfermedad cardiaca de una persona, lo que incluye el uso de escáneres de TC para detectar el endurecimiento de las arterias.
  • Unos medicamentos para el colesterol más potentes, como la ezetimiba o la nueva y costosa clase de fármacos llamados inhibidores de la PCSK9, se deben añadir a las estatinas en las personas que tengan un riesgo alto y que presenten dificultades para reducir sus niveles.
  • Unos análisis sanguíneos iniciales del colesterol para los niños entre los 9 y los 11 años de edad, con el fin de medir pronto su riesgo de por vida, lo que incluye análisis para los niños de incluso 2 años de edad que tengan antecedentes familiares de enfermedad cardiaca o colesterol alto.

Casi uno de cada tres adultos estadounidenses tiene unos niveles altos de colesterol LDL "malo", que contribuyen a la acumulación de placas grasas y al estrechamiento de las arterias, según la AHA. Las personas con unos niveles de LDL de 100 mg/dL o menos tienden a tener unas tasas más bajas de enfermedad cardiaca y ACV.

"La ciencia ha mostrado que tener un colesterol alto a cualquier edad aumenta el riesgo significativamente", advirtió el Dr. Ivor Benjamin, presidente de la AHA. "Por eso es tan importante que, incluso a una edad temprana, las personas tengan un estilo de vida saludable y comprendan y mantengan unos niveles sanos de colesterol".

Primero hay que enfocarse en el estilo de vida

Comenzar a registrar el colesterol lo antes posible es importante porque muchas personas no tienen ni idea de cuáles son sus niveles, comentó el Dr. Neil Stone, profesor de cardiología en la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad del Noroeste.

"Dirijo una clínica de lípidos colesterol, y atiendo con mucha frecuencia a personas en su veintena y treintena que nunca han recibido pruebas del colesterol y que tienen un LDL de 200 o más", señaló Stone, copresidente del comité que redactó las directrices. "Simplemente no conocíamos sus historiales familiares".

A los niños y adolescentes con el colesterol alto solo se les recomendarían cambios saludables para el estilo de vida, dado que hay una falta de evidencias respecto al uso tan temprano de medicamentos para reducir el colesterol, apuntó la AHA.

Las personas de a partir de 20 años de edad deben recibir evaluaciones regulares del riesgo cardiaco, que incluyan un análisis del colesterol, según las directrices publicadas en la reunión anual de la AHA, en Chicago.

"Por fin hemos adoptado la idea de que las personas no tienen que ayunar para que revisen su colesterol", dijo la Dra. Martha Gulati, jefa de la división de cardiología de la Universidad de Arizona, en Phoenix, y editora de CardioSmart.org del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology).

Se seguirá revisando si los pacientes fuman, tienen hipertensión y tienen azúcar en la sangre alto, pero los médicos también deben hablar sobre otros factores de riesgo, como los antecedentes familiares, la etnia, el síndrome metabólico, la enfermedad renal crónica, las afecciones inflamatorias crónicas y la menopausia prematura o la preeclampsia.

Esa información adicional puede plantear una diferencia respecto al plan de tratamiento que una persona necesita, según las directrices.

Esos factores que fomentan el riesgo hacen que las directrices sean más complejas, pero también resaltan diferencias importantes en el riesgo cardiaco entre las personas, aseguró Gulati.

Por ejemplo, es importante saber sobre cosas como la preeclampsia o la diabetes gestacional al evaluar el riesgo cardiaco de una mujer, dijo Gulati.

El calcio podría ser clave

Entre aquellos que tienen un riesgo cardiaco moderado, las directrices indican ahora escáneres de calcio arterial coronario (CAC), como un factor de "desempate" para ayudar a evaluar la salud de sus arterias. El CAC es un tipo de escáner de TC que busca placa calcificada en las arterias.

Las personas con una puntuación CAC de cero (sin ninguna placa) podrían prescindir o retrasar el uso de estatinas a menos que tengan algún otro factor de riesgo, comentó el Dr. Sidney Smith, profesor de cardiología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte.

En la mayoría de casos en que la puntuación de CAC es cero, los adultos tienen unas tasas de riesgo a 10 años por debajo del rango en que las estatinas proporcionan un beneficio neto, según las directrices.

"He visto a pacientes con unas puntuaciones de calcio coronario de cero, y sugerí que quizá no tengan que tomar una estatina", dijo Smith, que participó en el comité de las directrices. "Un hallazgo de cero puede resultar muy útil".

Los factores de riesgo que indicarían una necesidad de estatinas incluirían fumar, la diabetes o un historial familiar fuerte de enfermedad cardiaca.

Las directrices actualizadas también introducen otros medicamentos para reducir el colesterol, además de las estatinas.

¿Y el costo?

Medicamentos como la ezetimiba o los inhibidores de la PCSK9 se deben considerar para las personas que ya han sufrido un ataque cardiaco o ACV y que tienen niveles de LDL de 70 o más a pesar de tomar la mayor cantidad de estatinas que pueden soportar, plantean las directrices.

Las directrices indican que primero se añada ezetimiba, que ahora es un genérico, y luego añadir los inhibidores de la PCSK9, que son más costosos, si los niveles de colesterol siguen siendo altos.

Los inhibidores de la PCSK9, que incluyen a fármacos como Praluent o Repatha, cuestan entre 4,500 y 8,000 dólares al año.

En parte por ese motivo, el uso de esos medicamentos se debe reservar para las personas que tengan el riesgo más alto, según las directrices.

"Ha habido preocupaciones sobre el costo de los inhibidores de la PCSK9, y algunas compañías aseguradoras no se han apresurado a cubrirlos, así que es importante anotar que el valor económico de esos nuevos medicamentos podría ser sustancial solo para un grupo muy específico de personas en quienes otros tratamientos no han funcionado", dijo Benjamin.

Las directrices son complejas debido a buenos motivos, y ahora el próximo reto es simplificarlas para los médicos de primera línea y las familias, dijo Gulati.

"Parece un poco demasiado complicado. Debemos descubrir una forma sencilla de traducirlo para todo el mundo, incluyendo a los pacientes", añadió Gulati.

Más información

Para más información sobre la prueba del calcio arterial coronario, visite el Centro Médico de la Universidad de Maryland.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon