Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Perdió a su hijo en Sandy Hook, y ahora quiere que todos conozcan las señales de advertencia

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor 11/8/2018 HealthDay/HolaDoctor
Perdió a su hijo en Sandy Hook, y ahora quiere que todos conozcan las señales de advertencia © HolaDoctor Perdió a su hijo en Sandy Hook, y ahora quiere que todos conozcan las señales de advertencia

Cuando Mark Barden soltó la mano de su pequeño hijo, Daniel, y el chico subió al autobús para ir a la escuela la mañana del 14 de diciembre de 2012, no tenía ni idea de que era la última vez que vería a su hijo con vida.

Unas horas más tarde, el niño de 7 años perdió la vida en el horrible tiroteo masivo en la Escuela Primaria Sandy Hook en Newtown, Connecticut. Un hombre de 20 años con problemas mentales mató a 26 niños y 6 adultos, y luego se suicidó.

Seis años después, Barden trabaja para prevenir en el futuro desgracias como la que acabó con la vida de su hijo, y afirma que esas tragedias son prevenibles si uno conoce las señales de advertencia.

Su grupo, Sandy Hook Promise, ha entrenado a más de 3.5 millones de jóvenes y adultos para que reconozcan y respondan a las señales de que una persona está en riesgo de hacerse daño a sí misma o de hacer daño a los demás.

"A través de ese trabajo, hemos podido prevenir numerosos tiroteos masivos y docenas de suicidios", aseguró Barden.

Barden presentará su programa esta semana en la reunión anual de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) en Orlando, Florida.

"Piense en lo que sucedió en la tragedia de Newtown, en que este individuo presentó señales de advertencia durante más de un año y medio, y había estado planificando el evento durante más de un año y medio", planteó Barden. "No puedo dormir pensando en todas las formas en que esto se podría haber evitado".

Conozca las señales de advertencia

Cuatro de cada cinco perpetradores de tiroteos escolares le contaron a alguien sus planes violentos antes del evento, según Sandy Hook Promise.

Las señales de advertencia de que alguien podría estar planificando hacerse daño a sí mismo o a los demás incluyen, según el programa:

  • Una fuerte fascinación u obsesión con las armas de fuego o con tiroteos anteriores.
  • Unas reacciones excesivas a ofensas menores, lo que puede señalar una falta de capacidad de autorregular las emociones o controlar la ira.
  • Problemas con los estudios, lo que puede incluir un empeoramiento repentino en sus calificaciones o gestos de violencia dirigidos a la escuela.
  • Sentimientos de que los demás los acosan o persiguen.
  • Sentimientos extremos de aislamiento o retraimiento.
  • Alardear sobre el acceso a las armas de fuego.
  • Hacer amenazas explícitas de violencia.
  • Hablar sobre o hacer planes de suicidarse.

La ideación y los sentimientos suicidas son una parte clave de estos tiroteos masivos, señaló el Dr. Robert Sege, pediatra en el Hospital Flotante de Niños del Centro Médico Tufts, en Boston.

"El perpetrador de muchos de esos eventos masivos trágicos tiene un elemento suicida", aseguró Sege, coautor de la declaración de política sobre las armas de fuego de la AAP. "Hay que estar atentos a las señales del suicidio: las personas que dejan de hacer planes para el futuro, que hablan sobre la muerte, que comienzan a regalar sus objetos porque ya no los necesitarán. La mayoría de las veces, las personas que intentan suicidarse han dado por adelantado unas pistas muy amplias a los demás".

Todas esas señales de advertencia son parte de un modelo de evaluación de las amenazas desarrollado originalmente por la Oficina Federal de Investigación (FBI) tras el tiroteo de Virginia Tech en 2007, que Sandy Hook Promise ha adaptado para las escuelas primarias, señaló Barden.

Comuníquelo

Las señales se enseñan en "Say Something" ("Di algo"), un programa de Sandy Hook Promise para los estudiantes de la escuela intermedia y la secundaria que se enfoca en gran parte en los medios sociales, dijo Barden.

"Tenemos más estudios de casos de lo que nos gustaría admitir de personas que al final se han quitado la vida, y que han estado hablando al respecto en los medios sociales, y que dejaron cientos de impresiones en los medios sociales que todas las personas de sus redes habían visto; pero no sabían qué hacer, o que pensaban que estaban llamando la atención y no tomaron medidas", lamentó Barden.

Un programa para niños más pequeños, "Start With Hello" ("Comienza con un hola"), habla sobre cómo reconocer a las personas solitarias y conectar con ellas.

"Les enseñamos a diferenciar entre el tiempo que uno pasa solo de forma saludable y alguien que está siendo marginado constantemente", dijo Barden. "Les enseñamos a ponerse en contacto con esas personas de formas divertidas y cómodas".

El perpetrador de la tragedia de Newtown, Adam Lanza, estaba crónicamente aislado, anotó Barden.

"Otra cosa que no me deja dormir de noche es que quizá una conversación más con alguien como mi Daniel, que conectaba con los demás niños, podría haber cambiado toda la historia", comentó Barden.

Las leyes de 'bandera roja' salvan vidas

Sege dijo que los adultos pueden entonces ponerse en contacto con el encargado de seguridad de la escuela. También deben verificar si viven en un estado con una "ley de bandera roja", donde la policía puede quitarle las armas de fuego a una persona que se cree que representa un peligro inminente para sí mismo o para los demás.

"El primer estado que aprobó una ley de bandera roja fue Connecticut, y se ha podido mostrar una reducción en los suicidios en Connecticut", afirmó Sege. "En varios tiroteos masivos recientes, ha habido personas que dijeron que estaban preocupadas sobre ese individuo, y que sabían que tenía acceso a armas de estilo militar".

Sandy Hook Promise también inauguró una línea anónima para dar avisos, disponible en 1-844-5-SAYNOW o en www.saysomething.net.

"No se limitan a pasar la información a la policía. Saben hacer triaje de la información y actuar de forma adecuada", afirmó.

"En nuestros entrenamientos, reconocemos que cualquiera de esas señales de advertencia en una situación al azar sin duda no debe ser una causa de preocupación, pero si hay algo que provoca preocupación es mejor recibir un aviso sin fundamentos que lo contrario", añadió Barden. "Menos de un 1% de los avisos que llegan al centro de llamadas serán algo grave o potencialmente letal, pero vale mucho la pena por el 1% que sí podrían serlo".

Más información

Para más información sobre los programas, visite Sandy Hook Promise.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon