Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Polémica con la garantía de un Toyota GR 86 por realizar derrapes

logotipo de motor1.com motor1.com hace 2 días Fernando Moreno

2022 Toyota GR86 Drift © Motor1.com España 2022 Toyota GR86 Drift

Se produjo un fallo mecánico y la marca japonesa inicialmente no quiso asumir la reparación, pero luego sí se encargó de ella.

El nuevo Toyota GR 86 es un deportivo asequible y divertido de conducir que, según la web de la marca japonesa, se ha "criado en la pista". Es más, Toyota inscribe a los clientes de este coche en la Asociación Nacional de Automovilismo Deportivo (NASA) estadounidense durante un año.

Así que cuando Blake Alvarado sufrió un fallo en el motor de su vehículo a las 13.000 millas (21.000 kilómetros), pensó que la firma asiática se encargaría de todo. En cambio, según una publicación de nuestro protagonista en Facebook, Toyota le presentó una foto de él con su coche derrapando. 

Esta imagen se tomó en un evento de conducción tres meses antes de la avería mecánica. También el fabricante le mostró un vídeo en el que aparecía conduciendo un GR 86 que no era suyo y luego le entregó una factura de reparación de 11.000 dólares (10.800 euros). En resumen, Toyota le negó inicialmente la cobertura de la garantía.

 

Resumen de la historia

Alvarado detalla su historia completa en el post incrustado arriba, pero en este artículo tienes un resumen rápido. El motor falló el 10 de julio por falta de aceite. Un examen posterior mostró que el cojinete de una biela había fallado.

Sin embargo, afirma que un técnico especialista de Toyota asignado a la situación nunca inspeccionó el motor, sino que recurrió a las redes sociales en busca de imágenes o vídeos potencialmente incriminatorios hacia Alvarado.

Noticias curiosas de Toyota

Según la publicación en Facebook, el técnico negó la reclamación basándose en las imágenes, diciendo supuestamente que estos problemas del motor eran comunes cuando se hacía drifting.

Dividir los costes

Alvarado dice que trató de llegar a un acuerdo con el concesionario de Toyota, ofreciendo dividir los costes, pero este no quiso entrar en conflicto con la empresa matriz. Desde entonces, ha pagado 7.000 dólares (casi 6.900 euros) para que le instalen un motor con poco kilometraje en un taller especializado de Subaru (no olvidemos que el GR 86 y el Subaru BRZ son el mismo coche). Pero como puedes imaginar, está muy enfadado con la situación.

Toyota GR 86 beim Goodwood Festival of Speed 2021 © Motor1.com España Toyota GR 86 beim Goodwood Festival of Speed 2021 2022 Toyota GR86 © Motor1.com España 2022 Toyota GR86

Para Toyota, se produce una situación incómoda. El GR 86 se vende como un coche emocionante para entusiastas y la inscripción a la NASA implica una conducción extrema en muchas convocatorias. Además, la propia marca ha promocionado el coche con imágenes de derrapes. 

Si este uso puede provocar un fallo en el motor -como así declaró supuestamente el técnico de Toyota-, no es lógico publicitar el coche realizando ese tipo de maniobras, ¿no crees? 

Motor1.com se puso en contacto con Toyota en relación con esta situación. Un portavoz de la empresa ofreció la siguiente declaración:

"Toyota está estudiando el caso al que se refiere. La satisfacción del cliente con nuestros vehículos es importante para nosotros. Como siempre, animamos a los clientes que tengan algún problema con su vehículo a que se pongan en contacto con su concesionario Toyota autorizado o llamen al Toyota Brand Engagement Center (1-800-331-4331). Por supuesto, en los casos en los que un concesionario no pueda resolver el asunto, los clientes deben ponerse en contacto con nuestro Brand Engagement Center".

Finalmente, la historia tiene un final feliz para Alvarado, pues Toyota se hará cargo de la reparación de forma íntegra. "La marca Toyota Gazoo Racing está impulsada por entusiastas y se centra en ofrecer experiencias increíbles dondequiera que el conductor pueda llevar sus vehículos, incluidos circuitos cerrados, siempre que se conduzcan de una manera que se ajuste a los términos de la garantía.

Así, la simple participación en los eventos de conducción de la National Auto Sport Association (NASA) o en eventos de instrucción similares de la NASA proporcionados gratuitamente a los propietarios de GR no anularía la garantía por sí misma. Las reclamaciones de garantía se evalúan caso por caso. Basándonos en una revisión posterior, hemos determinado que la reparación del vehículo del Sr. Alvarado en este caso está cubierta por la garantía", señaló el fabricante japonés. 

Source: Blake Alvarado / Facebook via Carbuzz

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Mehr von motor1.com

image beaconimage beaconimage beacon