Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Punto a favor para los lácteos: no afectan el corazón ni causan muerte prematura

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor 7/18/2018 Mílitza Zúpan
Su consumo incluso tiene un efecto protector © Contrario a la creencia popular, los lácteos no aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca. Su consumo incluso tiene un efecto protector

Mucho se ha hablado de los posibles daños a la salud que causan los lácteos, sin embargo, una nueva investigación demuestra el lado positivo de estos alimentos. La leche entera, el yogur, el queso y la mantequilla no están vinculados a enfermedades que causen muertes prematuras e incluso producen efectos positivos.

El nuevo estudio, que se llevó a cabo en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas (UTHealth), no encontró un vínculo significativo entre las grasas lácteas y las muertes causadas por enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares, dos de los males que se más se asocian con una dieta alta en grasas saturadas. De hecho, los hallazgos indican que ciertos tipos de grasas lácteas pueden ayudar a evitar sufrir un derrame cerebral grave

"Nuestros hallazgos no solo respaldan, sino que también fortalecen significativamente la creciente evidencia que sugiere que la grasa láctea, contrario a la creencia popular, no aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca o mortalidad general en adultos mayores. Además de no contribuir a la muerte, los resultados sugieren que un ácido graso presente en los lácteos puede reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular, particularmente por apoplejía", dijo Marcia Otto, una de las autoras y profesora asistente de las áreas de Epidemiología de la Genética Humana y Ciencias Ambientales en el UTHealth.

El estudio evaluó cómo los múltiples biomarcadores de ácidos grasos presentes en la grasa láctea se relacionan con la enfermedad cardíaca y la mortalidad por todas las causas durante un período de 22 años. Esta forma de medición dio una idea más amplia y más objetiva sobre el impacto de la exposición a largo plazo a estos ácidos grasos. Cerca de 3,000 adultos de 65 años en adelante integraron la muestra.

Las pautas dietéticas, en general, recomiendan los lácteos descremados o semidescremados. Para la investigadora, los nuevos hallazgos dejan al descubierto la necesidad de revisar la orientación actual sobre los productos lácteos enteros, que son fuentes de nutrientes como calcio y potasio, y son esenciales para la salud a lo largo de la vida (previenen afecciones como la osteoporosis).

La investigadora afirmó que los consumidores han estado expuestos a demasiada información conflictiva sobre la dieta y las pruebas basadas en evidencias son clave para educarlos, especialmente sobre el papel de las grasas. "Es importante contar con estudios sólidos, para que las personas puedan tomar decisiones más equilibradas e informadas basadas en hechos científicos en lugar de rumores", agregó.

El estudio fue financiado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI, por su sigla en inglés) y los resultados fueron publicados en The American Journal of Clinical Nutrition.

Más noticias en MSN:

¡Descubre mitos y verdades sobre la leche! (Fuente: Stars Insider)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon