Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Refugio brindó atención de primera a familias en Osceola

logotipo de La Prensa La Prensa 9/13/2017 Cecilia Figueroa
El refugio en la escuela Liberty High School, en el Condado Osceola. (Cecilia Figueroa / La Prensa) © Cecilia Figueroa / La Prensa El refugio en la escuela Liberty High School, en el Condado Osceola. (Cecilia Figueroa / La Prensa)

La venezolana Maigualida Luna, su esposo, dos hijos, una hermana y dos perritos pasaron el huracán Irma en un refugio, haciendo caso al llamado de las autoridades locales. Así, el pasado sábado decidieron irse ante la magnitud del peligro y estuvieron hasta el lunes 11 de septiembre en las instalaciones de Liberty High School, cerca de su residencia en Poinciana.

“Me sentí segura con mi familia, fue una experiencia muy buena en el refugio, nos dieron tres comidas calientes en el día, recibimos una atención de primera de todos y hay que destacar los esfuerzos de las autoridades y voluntarios que trabajaron por nuestro bienestar”, dijo la madre de familia. Luna añadió que sus hijos se entretuvieron durante esa noche y no sintieron la intensidad del huracán, algo reconfortante para ella.

Pese a que no olvida el ruido perturbador de los vientos y sentir ese temor como muchos residentes ante la incertidumbre ante el huracán, Luna dijo que prefirió irse a un refugio, por primera vez, en vista de que en pasadas tormentas ha llegado agua hasta donde ella vive y se ha estremecido su techo.

“Fue mi primera experiencia en un refugio y ha sido espectacular, la forma en que nos atendieron fue de primera, nos informaban de lo que iba sucediendo, hubo servicio religioso bilingüe y en todo momento hubo un ambiente de solidaridad”, acotó.

Además, dijo que apenas recogió colchones, sábanas y cobijas, documentos personales y nada más, porque pensó en todo momento en que todo lo demás se recupera; “salimos con lo esencial, le dije a mis hijos que no se preocuparan, si tenemos vida y salud lo demás se recupera”.

Así, intentó regresar el pasado lunes a su casa pero no pudo porque no tenía luz, la entrada a la subdivisión estaba inundada y había árboles caídos. Entonces ella recibió rápidamente la invitación de unos amigos para quedarse en su casa.

“Me siento bendecida con los amigos y familia que tengo. Esta ha sido una experiencia para muchos, hay que prepararse, no esperar a último momento para tomar acción. Si hay que buscar refugio tenemos que hacerlo con tiempo. Sobre todo, a nosotros que tenemos que pensar en nuestras mascotas, buscar un refugio que las aceptaran”, agregó.

El martes regresó a su casa y encontró la unidad de aire acondicionado sin funcionar y el techo con daños en algunos lugares.

El Condado Osceola activó refugios desde el viernes 8 de septiembre: tres refugios que aceptaban mascotas y uno para personas con necesidades especiales. Dos de ellos se llenaron a toda capacidad: las escuelas Liberty High y Kissimmee Middle.

Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias gratuito en tu email.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Prensa

image beaconimage beaconimage beacon