Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Seguro de vida de pago limitado: qué es y cómo funciona

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor hace 4 días Javier Fueyo
Con el seguro de vida de pago limitado, se disfruta de todas las ventajas y derechos de un seguro de vida completo, pero se evita pagar primas en los últimos años de vida. © Proporcionado por HolaDoctor Con el seguro de vida de pago limitado, se disfruta de todas las ventajas y derechos de un seguro de vida completo, pero se evita pagar primas en los últimos años de vida.

Una variante muy interesante de los seguros de vida permanentes es el llamado seguro de vida de pago limitado. Se trata de una modalidad en la que las primas se pagan solo durante unos años, pero la cobertura permanece activa durante toda la vida del asegurado y se entrega de forma garantizada a los beneficiarios.

Con esta variante, se disfruta de todas las ventajas y derechos de un seguro de vida completo, pero se evita pagar primas en los últimos años de vida. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre los seguros de vida de pago limitado.

Seguro de vida pago limitado: Qué vas a encontrar en este artículo

    Qué es un seguro de vida de pago limitado

    Cómo funciona el seguro de vida de pago limitado

    Por qué te interesa un seguro de vida de pago limitado

Qué es un seguro de vida de pago limitado

Si ya tienes claro que vas a contratar un seguro de vida, deberías plantearte la posibilidad de contratar uno de pago limitado. Se trata de una variante del Seguros ordinarios de vida o tradicionales, el más común de los seguros de tipo permanente. La diferencia está en que, en este caso, en lugar de pagar las primas durante todo el tiempo de vigencia del seguro, las pagas solo durante un tiempo concreto. Terminado ese periodo, ya has pagado las primas que garantizan el pago de una indemnización, con lo que dejas de pagar cantidades periódicas. Tu seguro está pagado y tu cobertura, plenamente activa, con lo que el dinero que ganes lo puedes dedicar a otras cosas.

Esta modalidad es muy interesante para las personas que disponen de liquidez y quieren terminar cuanto antes de pagar el seguro de vida. Se quitan de en medio las primas y cuentan siempre con la cobertura.

Por lo demás, el seguro de vida que se contrata es similar al seguro de vida completo, la variante más tradicional. Por tanto, es un seguro en el que las primas generan un valor en efectivo que se va acumulando para formar parte de la indemnización futura y que, además, permite al asegurado lograr un ingreso extra cuando el valor en efectivo supera un determinado límite.

El valor en efectivo es la parte más interesante de estos seguros de vida completa, puesto que está diseñado como una herramienta de ahorro. Parte del dinero que se paga por las primas se coloca en un producto de ahorro que paga un interés garantizado por la compañía. Con esas ganancias, se completa la indemnización. Pero, además, el asegurado puede utilizar ese valor en efectivo para tomarlo prestado cuando lo necesite (debe devolverlo si no quiere que se reste de la indemnización final) y puede cobrarlo cuando la ley se lo permita. Además, es un dinero que paga impuestos en diferido, con lo que resulta muy interesante como forma de ahorro.

Cómo funciona el seguro de vida de pago limitado

Como has visto, la principal diferencia está en la forma de pagar tu seguro de vida. El proceso es el mismo: cotización del seguro de vida, fase de calificación, negociación de las condiciones, beneficio por causa de muerte y cláusulas, designación de los beneficiarios y, finalmente, disfrute de la cobertura. Pero en el momento en que se suscribe la póliza se estipula durante cuánto tiempo estará pagando el asegurado primas.

Por tanto, las primas y su pago constituyen ese elemento diferenciador. Por lo general, hay dos modalidades de pago: - Periodo de años determinado. Se decide durante cuántos años se van a pagar las primas. Puede ser 7, 10, 15 ó 20 años. Durante esos años, el asegurado pagará las primas determinadas por la aseguradora. Pasado ese tiempo, su aportación al seguro estará completa y ya no tendrá que hacer más pagos de primas. - Edad determinada. En otras variantes, se fija una edad tope hasta la cual el asegurado sigue pagando primas. Lo más habitual es hasta cumplir los 65 años, punto en que el asegurado pasa al retiro laboral. En el momento en que cumple los 65 años, deja de pagar primas, pero la cobertura estará en vigor hasta su fallecimiento.

Después, se fija también cómo se van a pagar las primas. Las aseguradoras suelen ofrecer la posibilidad de hacer pagos mensuales, trimestrales, semestrales o anuales. En todo caso, pagues con la cadencia que pagues, lo que tienes que saber es que las primas de un seguro de vida de pago limitado son más altas que las que se paga en un seguro de vida permanente convencional.

Esta diferencia de precio tiene una explicación clara: la aseguradora necesita concentrar en unos pocos años la cantidad que de otra forma pagarías a lo largo de toda tu vida. Por eso, las primas resultan más elevadas.

También es importante que sepas que el hecho de dejar de pagar primas cuando se cumple el plazo fijado no quiere decir que no tengas que hacer más pagos. Un seguro siempre puede implicar costes de mantenimiento y otros gastos a los que es posible que tengas que hacer frente.

El resto de elementos del seguro son exactamente iguales que los de un seguro de vida completa. Para empezar, deberás superar el proceso de calificación, en el que la compañía de seguros te reclamará información sobre tu edad, tu estado de salud, tus hábitos de vida, tu estado financiero y otras posibles coberturas de seguro. Recuerda que en esa etapa es posible que la compañía requiera informes y pruebas médicos para verificar cuál es tu estado real de salud.

Superada esa etapa y suscrita la póliza con las condiciones que hemos visto, estos seguros ofrecen siempre una indemnización o beneficio de muerte que se pagará de forma garantizada y libre de impuestos a tus beneficiarios cuando fallezcas.

Además, podrás elegir cuantos beneficiarios quieras y decidir en qué orden acceden a la indemnización. Tú decides quiénes son beneficiarios primarios, secundarios e incluso terciarios. O, si lo prefieres, podrás nombrar como beneficiario a un fondo fideicomiso cuyo administrador hará con el dinero lo que dejes dispuesto.

Estos seguros suelen incluir también determinadas cláusulas que modifican su comportamiento. Algunas de las cláusulas más habituales de un seguro de vida permanente son la cláusula de beneficio por muerte accidental, que paga un beneficio extra si tu muerte se produce por un accidente, o la cláusula de discapacidad, que te eximirá de pagar las primas si sufres una discapacidad que te impide trabajar y generar ingresos.

Por qué te interesa un seguro de vida de pago limitado

El seguro de vida de pago limitado ofrece bastantes ventajas que te conviene conocer para saber si te interesa elegirlo como opción para contar con esta cobertura. Estos son los principales motivos por los que decantarte por esta modalidad:

  • Liberas dinero para tu vejez. Al pagar el seguro en unos años, estarás liberado dinero para cuando seas mayor y tus ingresos sean menores. Dejarás de pagar primas y podrás destinar ese dinero a otras formas de ahorro o directamente a disfrutar de él.
  • Produce valor en efectivo más rápidamente. A diferencia de un seguro de vida temporal, que también se paga solo durante unos años concretos, el seguro de pago limitado permite generar valor en efectivo. Es decir, produce un beneficio extra que se te entregará en vida y que, además, podrás utilizar para solicitar préstamos a muy bajo interés, con facilidades y con impuestos muy reducidos.

    En este tipo de pólizas, puesto que las cantidades aportadas son mayores y se pagan más rápidamente, el valor en efectivo crece más rápido que en los seguros de vida completa normales, con lo que está disponible también más rápido para el asegurado.

  • Cobertura garantizada. También a diferencia del seguro a término, los seguros de vida de pago limitado entregan siempre una indemnización cuando fallece el asegurado. De esta forma, tus posibles beneficiarios saben que siempre van a cobrar.
  • Perfecto para niños. Es un seguro ideal para “regalar” a un niño. Si lo empiezas a pagar cuando el niño todavía es pequeño, cuando cumpla 20 ó 30 años ya estará pagado y tendrá una cobertura de seguro de vida que lo acompañará toda la vida. Pero, además, podrá utilizar el valor en efectivo para tomarlo prestado y pagar así sus estudios universitarios o poner en marcha su primer negocio. Finalmente, tendrá un ingreso libre de impuestos cuando decida cobrar ese valor en efectivo al ser ya mayor.
  • Se acerca tu jubilación. Si tu edad de retiro está cerca y no has tenido nunca un seguro de vida, esta opción te permite hacerte con uno pagando rápidamente las primas que, de otra forma, habrías empezado a pagar en tu juventud. De esta forma, tendrás un extra en forma de valor en efectivo para complementar tu pensión de jubilación.
  • Seguro adicional. Es una buena idea contar con un seguro de vida de pago limitado como seguro de vida adicional. Muchas personas cuentan con pólizas más convencionales, de pago normal, de las que esperan poder retirar un valor en efectivo o un préstamo para complementar sus ingresos cuando sean ya mayores y necesiten un extra.

    Pero estas retiradas de dinero pueden mermar la indemnización si no se devuelven a tiempo. Al añadir a la cobertura un seguro de pago limitado se garantizará que, además, se mantiene un beneficio en caso de muerte intacto para los beneficiarios.

Por supuesto, hay algunas desventajas que debes conocer también. La primera es, lógicamente, el precio. Pagar primas más elevadas puede hacer que muchos potenciales clientes se replanteen contratar este tipo de póliza. 

Además, el coste total de la cobertura puede ser un poco más alto en estos seguros. Esto se debe a que la compañía solo va a estar cobrando dinero durante unos años, pero tiene que mantener la cobertura activa mucho tiempo más. 

En definitiva, un seguro de vida de pago limitado puede ser una opción más que interesante para cubrir tus necesidades y las de tus beneficiarios. Sin embargo, antes de contratarlo, infórmate también con un agente de seguros y pídele que te explique con detalle todos los pormenores de estas pólizas. Es la mejor forma de evitar los errores que se cometen al contratar un seguro de vida.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon