Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Sigue bajando el número de muertes por cáncer en EEUU

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor hace 5 días
Detección temprana, menos tabaco y mejores tratamientos son las causas © La detección temprana del cáncer es una de las principales causas en el control y reducción de casos Detección temprana, menos tabaco y mejores tratamientos son las causas

En los últimos 25 años, la cantidad de personas que han fallecido por el cáncer se ha reducido de forma dramática, en los Estados Unidos, aunque persisten disparidades raciales y económicas.

Entre 1991 y 2016, las muertes por cáncer se redujeron en un 27 por ciento. En número reales, eso equivale a casi 2.6 millones de muertes por cáncer menos, según la Sociedad Americana Contra El Cáncer (American Cancer Society).

"El declive en las muertes se ve fomentado en gran medida por reducciones en el tabaquismo y mejoras en el tratamiento, además de una detección más temprana de algunos tipos de cáncer", señaló a HealthDay la investigadora principal, Rebecca Siegel directora científica de investigación en vigilancia de la sociedad oncológica.

Esto sucede en particular con los cánceres más comunes, como el de mama, el de colon, el de pulmón y el de próstata.

Pero aunque la desigualdad racial en las muertes por el cáncer se está reduciendo lentamente, las disparidades socioeconómicas aumentan, lamentó. Los países pobres en particular se quedan detrás, y en algunos tipos de cáncer la desigualdad se amplía, anotó Siegel.

"Las lagunas más grandes son en los cánceres más prevenibles", aseguró. Por ejemplo, a principios de los 70, las tasas de mortalidad por el cáncer de colon eran un 20 por ciento más bajas en los países pobres, y hoy en día son un 35 por ciento más altas, cuando se comparan con las personas que viven en los países más ricos, dijo Siegel.

"Las diferencias en la riqueza conducen a diferencias en los factores de riesgo y en el acceso a la prevención del cáncer, la detección temprana y el tratamiento de alta calidad", explicó.

Además, las personas pobres son menos propensas a que les hagan pruebas de detección del cáncer, así que es más probable que el cáncer se diagnostique en una etapa avanzada que haga que el tratamiento resulte problemático. Además, la atención de los pobres no es tan buena como la que reciben los ricos, apuntó Siegel.

Cuando los pobres tienen acceso a las pruebas de detección, esas disparidades se pueden eliminar, sugirió. "Lo hemos visto en Massachusetts y en Washington, D.C.", dijo.

Además, se necesita más educación para ayudar a las personas a comprender los pasos que pueden tomar para reducir su riesgo de cáncer. "El conocimiento básico en salud es un problema", afirmó Siegel.

El informe aparece en la edición en línea del 8 de enero de la revista CA: A Cancer Journal for Clinicians.

Según Electra Paskett, colíder del programa de control del cáncer en el Centro Oncológico Integral de la Universidad Estatal de Ohio, "las personas que sufren más se ven impactadas por determinantes sociales de la salud, que incluyen el lugar donde viven, su condición socioeconómica, su educación y sus ingresos".

Las personas pobres se enfrentan a muchos problemas tan solo para vivir el día a día. Y cuando se enfrentan a un cáncer, con frecuencia no tienen acceso a los tratamientos más recientes, explicó Paskett.

El nuevo informe anotó que casi 2 millones de estadounidenses recibirán un diagnóstico de cáncer este año, y que más de 600,000 fallecerán por la enfermedad. Pero la tasa de mortalidad por el cáncer en realidad se ha estado reduciendo en casi un 2 por ciento al año, de 215 muertes por cada 100,000 personas en 1991 a 156 por cada 100,000 en 2016.

Entre 1990 y 2016, las muertes por cáncer de pulmón entre los hombres se redujeron en un 48 por ciento, y las muertes por cáncer de mama entre las mujeres se redujeron en un 40 por ciento. De 1993 a 2016, las muertes por cáncer de próstata se redujeron en un 51 por ciento, y de 1970 a 2016, las muertes por cáncer de colon bajaron en un 53 por ciento, reportaron los investigadores.

Siegel anotó que "el cáncer de pulmón mata a más estadounidenses que los cánceres de mama, próstata y colon combinados".

Pero las muertes por algunos tipos de cáncer aumentaron. Por ejemplo, las muertes por cáncer de hígado aumentaron cada año entre los hombres y las mujeres. Las muertes por cáncer de páncreas aumentaron ligeramente entre los hombres. Las muertes por cáncer de cerebro también aumentaron cada año. Otras muertes por cáncer que están en aumento son los cánceres de los tejidos blandos (como el corazón) y los cánceres orales vinculados con el virus del papiloma humano (VPH).

Aunque hay una vacuna disponible contra el VPH, apuntó Paskett, demasiadas pocas chicas y chicos se vacunan. La vacuna puede prevenir un 70 por ciento de los cánceres del cuello uterino, además de muchos cánceres orales y verrugas genitales.

El cáncer es la segunda causa principal de muerte tras la enfermedad cardiaca, reportaron los investigadores. Pero el cáncer es la causa principal de muerte en muchos estados y entre los hispanos, los estadounidenses de origen asiático y las personas menores de 80 años de edad.

En los cánceres como la leucemia, el linfoma no Hodgkin, el cáncer de páncreas y el cáncer de ovario, las tasas de mortalidad varían solo muy ligeramente entre los ricos y los pobres, encontraron los investigadores.

Los autores del estudio también añadieron que los casos de melanoma han estado aumentando, así como los casos de cáncer de hígado, de tiroides, de útero y de páncreas.

Paskett apuntó que "hemos logrado grandes avances. Pero nos falta un largo camino".

Más noticias en MSN:

Los 20 alimentos más cancerígenos (Fuente: Espresso)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon