Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tras su éxito en festivales, la “Tempestad” llega a México

logotipo de Associated Press Associated Press hace 5 días Por BERENICE BAUTISTA, Associated Press

CIUDAD DE MEXICO (AP) — Para la directora Tatiana Huezo, las recientes nominaciones de su documental “Tempestad” al premio Ariel demuestran que el género puede estar a la altura de la ficción y competir con todo derecho en categorías como sonido y música, que antes parecían reservadas para la ficción.

“Pienso que 'Tempestad' y muchas otras películas documentales están cada vez más lejos de esta idea mal habida que ha contaminado al documental a lo largo de su historia de ser una pieza aburrida, informativa, mal hecha, fuera de foco y con mal sonido", dijo Huezo en una entrevista con The Associated Press en la Ciudad de México.

“Tempestad”, que se estrena el viernes en los cines mexicanos, presenta el relato de dos mujeres mexicanas, una encarcelada en una prisión controlada por el crimen organizado y otra que busca a su hija desaparecida. Compite junto con el documental “Bellas de noche” de María José Cuevas, sobre vedettes mexicanas de la década de 1970, en la categoría de mejor película.

No es la primera vez que cintas de no ficción se miden por el premio principal de los Ariel, el equivalente mexicano del Oscar, pero estas películas llegan como dos importantes contendientes tras haber sido celebradas por el público y la crítica.

El documental de Huezo también está nominado en las categorías de dirección, edición, fotografía, música original, sonido y largometraje documental. Y ambas cintas fueron reconocidas el año pasado en el Festival Internacional de Cine de Morelia: “Bellas de noche” se llevó el premio al mejor largometraje documental, y “Tempestad” el premio del público.

"Muy sorprendida gratamente de que la academia haya tomado esta decisión tan especial, tan importante para el cine en México, esta decisión de poder reconocer al documental como película igual que una ficción y abrir las categorías que antes eran feudo de la ficción", dijo Huezo.

“Tempestad” ha causado sensación a su paso por cerca de 70 festivales internacionales y nacionales en los que ha recibido 20 premios. Una de las protagonistas de la cinta, Miriam Carbajal, era su amiga desde hacía muchos años.

“La historia llegó literalmente a mi puerta, un año después de que ella saliera de la cárcel”, dijo Huezo.

Carbajal fue acusada de tráfico de personas y encarcelada sin ninguna prueba que justificara los cargos en su contra. En México la gente suele afirmar que las víctimas de este tipo de errores de la justicia están involucradas con el crimen organizado o son cuestiones de ajuste de cuentas. La historia de "Tempestad" busca mostrar que no.

“Es una historia que te confronta con la realidad que estamos viviendo. Lo más importante de la película es que plantea de una forma muy cercana la posibilidad de que lo que le sucedió a estos personajes nos podría suceder a cualquiera”, dijo Huezo.

Uno de los riesgos narrativos que asumió la documentalista fue no presentar a Carbajal en pantalla; solo se escucha su voz mientras narra las imágenes terribles de lo que vivió en la cárcel.

"Tomé la decisión de vincular la voz no a un solo rostro sino a muchos rostros a lo largo del camino, justamente para poder transmitirle al espectador eso: 'a cualquiera de las personas a lo largo del viaje podría sucederle lo mismo'", dijo la realizadora.

Carbajal fue llevada de su trabajo en el sureño estado de Quintana Roo a una prisión en Matamoros, en el estado de Tamaulipas, fronterizo con Estados Unidos y uno de los más afectados por el narcotráfico en México. Tamaulipas está controlado principalmente por el cartel de los Zetas y como el estado, la prisión en la que fue encarcelada Carbajal estaba azotada por el crimen organizado.

La historia de Carbajal es presentada a través de imágenes intrigantes de mujeres viajando en autobuses, mercados, retenes militares y de una tempestad que se aproxima. Pese a no presentarla, logra evocar en el espectador su relato.

La segunda mujer que retrata Huezo es Adela Alvarado, una madre que trabaja en un circo y busca a su hija desaparecida desde hace más de una década. Huezo dijo que desde el estreno de la película, en febrero del año pasado en el Festival de Cine de Berlín, Alvarado no ha dado con su hija.

"Quería encontrar una segunda voz que equilibrara el primer testimonio, que la acompañara, que detuviera el viaje porque 'Tempestad' es un road movie que cruza México de norte a sur", dijo la directora. "Me impacta muchísimo saber que hay miles de madres que están buscando a sus hijos en este país porque yo también soy madre".

Hasta ahora los testimonios de ambas mujeres no han sido cuestionados por las autoridades.

"Ojalá las instituciones se acercaran no para cuestionarlo, sino para sensibilizar y entender esos casos que no son nada más números", dijo el productor Ernesto Celis.

La cinta contó con el apoyo del Instituto Mexicano de Cinematografía así como estímulos fiscales. Las zonas del país en donde se filmó son tan riesgosas que necesitaron seguir un protocolo de seguridad y no salir de sus alojamientos a partir de ciertas horas. También contaron con personas que acompañaron y cuidaron a la producción.

Para Huezo, valió la pena el esfuerzo para vincular al espectador a estas dos mujeres.

“Sentir a través de ellas, quererlas, acompañarlas, llorar con ellas, reírnos con ellas y ojalá contagiarnos de su fuerza, de su dignidad y del coraje que han tenido para compartir su voz y también para seguir adelante con sus vidas", dijo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon