Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

1 de cada 4 diabéticos redujo el uso de insulina

logotipo de Hola Doctor Hola Doctor 12/6/2018 HealthDay/HolaDoctor
Se debe al alto costo del fármaco. © HolaDoctor Se debe al alto costo del fármaco.

Más de una cuarta parte de las personas con diabetes han escatimado la insulina necesaria debido al creciente precio del fármaco, según un nuevo estudio de tamaño reducido. 

Los investigadores encuestaron a casi 200 estadounidenses con diabetes tipo 1 o tipo 2, y encontraron que un 26% habían subutilizado la insulina debido al costo.

Pero la insulina no es un medicamento que se pueda racionar de forma segura, advierten los médicos.

"En las personas con diabetes tipo 1, la insulina es un medicamento que salva vidas. Sin ella, las personas pueden morir en cuestión de días", señaló la autora principal del estudio, la Dra. Kasia Lipska, profesora asistente de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

"Alrededor de 1 de cada 5 personas con diabetes tipo 2 necesita insulina para prevenir complicaciones a corto y a largo plazo, como la ceguera, la insuficiencia renal y la diálisis, y la enfermedad cardiaca", explicó Lipska.

La Dra. LaShawn McIver es vicepresidenta sénior de asuntos gubernamentales y defensoría en la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA).

"Las personas tienen dificultades para costear la insulina, y de verdad se trata de una situación de vida o muerte", enfatizó.

Una encuesta reciente de la asociación de la diabetes encontró una cantidad similar de personas (un 27%, en su estudio) que dijeron que el costo afectaba su uso o su compra de la insulina. Muchas de ellas tomaban con regularidad una cantidad más baja que la recetada por su médico, saltaban dosis o cambiaban a una insulina distinta.

Los costos de la insulina han aumentado de forma dramática, comentó la Dra. Elizabeth Rosenthal, autora de un editorial de la revista. Tanto el nuevo estudio como el editorial se publicaron en la edición del 3 de diciembre de la revista JAMA Internal Medicine.

"Entre 2007 y 2017, el precio promedio de venta al por mayor de cuatro de las insulinas más populares se ha multiplicado por más de tres", escribió Rosenthal, editora jefa de Kaiser Health News.

"Entre 2010 y 2015, el precio mensual de venta al por mayor de Humulin, la insulina más popular, aumentó a casi 1,100 dólares, un aumento respecto a 258 dólares para el paciente promedio", añadió.

Esos precios que se disparan por las nubes representan una dificultad considerable para las personas con diabetes tipo 1, que con frecuencia son jóvenes que apenas están comenzando sus vidas, dijo Rosenthal.

Lipska apuntó que es importante poder cuantificar el alcance del problema, lo que motivó el estudio.

Los investigadores encuestaron a 199 personas con diabetes tipo 1 o tipo 2. A todas les habían recetado insulina en los seis meses anteriores.

Debido al costo, un 32% de los que tenían de 18 a 44 años de edad reportaron que utilizaban menos insulina, al igual que un 24% de los que tenían de 44 a 64 años de edad. Entre los que tenían a partir 64 años de edad, un 21% habían subutilizado la insulina debido al costo.

Además, más de un tercio de los que habían utilizado menos insulina nunca se lo habían dicho a su médico.

La subutilización de la insulina basada en el costo no se limitó a las personas con unos salarios bajos. Si bien casi un 20% de las personas que ganaban menos de 10,000 dólares al año reportaron que escatimaban la insulina debido al costo, lo mismo sucedió entre más de un 38% de las que ganaban entre 50,000 y 99,000 dólares al año, reportó el estudio.

"Las personas tienen dificultades para costear la insulina a lo largo de todos los rangos de ingresos", dijo McIver.

"Cuando una factura inesperada llega por correo, es una crisis, y muchas veces oímos de facturas de 200,000 dólares. Pero los costos de la insulina y de la bomba de insulina y de las tiras reactivas para las pruebas del azúcar en la sangre son persistentes, y son para toda la vida", dijo Rosenthal. "Imagine que su alquiler aumentara de repente 600 dólares al mes. Es realmente injusto para las personas que tienen diabetes tipo 1".

El nuevo estudio también encontró que más de la mitad de las personas encuestadas dijeron que también tenían problemas para pagar dispositivos para la diabetes, como las bombas de insulina, los medidores de azúcar en sangre y los monitores continuos de la glucosa.

Y esos problemas con el costo hacían una diferencia. Las personas que reportaron una subutilización de la insulina relacionada con el costo tenían tres veces más probabilidades de tener un azúcar en la sangre mal controlado, encontró el estudio.

Lipska y sus colaboradores concurrieron en que este problema es demasiado grande para que los pacientes lo resuelvan solos.

"Los reguladores y la comunidad médica deben intervenir para garantizar que la insulina sea asequible para los pacientes que la necesiten", escribieron.

McIver añadió que la ADA está presionando para que haya más transparencia a lo largo de la cadena de suministros, para ayudar a averiguar por qué los costos han aumentado tanto. Animó a los pacientes a llamar a las autoridades electas y a compartir sus historias y problemas.

Lipska dijo que los médicos deben ser conscientes de que los precios son un problema para los pacientes. "Los médicos deben hablar con sus pacientes y preguntarles. Los pacientes creen que esto no es un problema médico en sí, y quizá no lo mencionen. Pero si alguien no puede permitirse el medicamento, eso es parte de su atención".

Más información

Si no puede costear su insulina, la Asociación Americana de la Diabetes sugiere posibles recursos.

Más noticias en MSN:

50 maneras fáciles de ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 (Fuente: Reader´s Digest)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Hola Doctor

image beaconimage beaconimage beacon