Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

5 buenos amigos del hígado que te ayudan a depurar

Cuerpomente Logotipo Por Cuerpomente de Cuerpomente | Diapositiva 1 de 5: Pocas plantas son más eficaces que el diente de león (Taraxacum officinale) para estimular la eliminación a través del hígado y también, por su efecto diurético, de los riñones.Su componente esencial es la taraxina, cuyo sabor amargo estimula las funciones hepáticas y biliares. Se recomienda como descongestionante hepático, para favorecer la eliminación de toxinas y para potenciar la formación de bilis.La bilis es el principal instrumento con que cuenta el hígado para deshacerse de los compuestos tóxicos que se quedan atrapados en la grasa de nuestro cuerpo. Un buen flujo biliar mejora la digestión y evita que se acumulen esos compuestos tóxicos en el hígado.Cómo se tomaPuedes consumir las hojas jóvenes en la ensalada, a las que darán un ligero toque amargo que contrastará con los demás ingredientes.También puedes prepararte una decocción de la raíz y tomar unas tres tazas al día, antes o después de las comidas. Combinándolo con menta, angélica, poleo blanco o hinojo suavizarás su amargor.Lo encontrarás asimismo en gotas de extracto líquido, tintura y en cápsulas.

Diente de león

Pocas plantas son más eficaces que el diente de león (Taraxacum officinale) para estimular la eliminación a través del hígado y también, por su efecto diurético, de los riñones.

Su componente esencial es la taraxina, cuyo sabor amargo estimula las funciones hepáticas y biliares. Se recomienda como descongestionante hepático, para favorecer la eliminación de toxinas y para potenciar la formación de bilis.

La bilis es el principal instrumento con que cuenta el hígado para deshacerse de los compuestos tóxicos que se quedan atrapados en la grasa de nuestro cuerpo. Un buen flujo biliar mejora la digestión y evita que se acumulen esos compuestos tóxicos en el hígado.

Cómo se toma

Puedes consumir las hojas jóvenes en la ensalada, a las que darán un ligero toque amargo que contrastará con los demás ingredientes.

También puedes prepararte una decocción de la raíz y tomar unas tres tazas al día, antes o después de las comidas. Combinándolo con menta, angélica, poleo blanco o hinojo suavizarás su amargor.

Lo encontrarás asimismo en gotas de extracto líquido, tintura y en cápsulas.

© Cuerpomente

Más de Cuerpomente

image beaconimage beaconimage beacon