No hay nada cerrado pero parece que todo avanza a buen ritmo y que pronto podría comenzar la fabricación de un coche eléctrico en Martorell. Así lo ha anunciado Wayne Griffith, presidente de Seat, durante la celebración de tercer aniversario de Cupra.

“Seguimos hablando con el Gobierno de este proyecto y anunciaremos en las próximas semanas noticias de esto”, ha comentado Griffiths. 

No hay muchos más datos al respecto. Por lo que se sabe hasta el momento, Seat negocia la fabricación de un nuevo coche eléctrico en las instalaciones que tiene en Barcelona. Podría ser un modelo que compartiesen las marcas del Grupo Volkswagen, de tamaño compacto (unos cuatro metros de largo) y precio asequible. No hay fecha oficial para el comienzo de la producción, pero parece que Seat baraja 2025 como año de lanzamiento.

Un coche y una fábrica de baterías

Seat ha pedido al Gobierno que haga "una apuesta decidida por la electrificación". "España, como segundo país más grande de Europa en fabricación de vehículos, tiene que jugar un papel importante en la electrificación", ha dicho Griffiths, quien ha añadido que están en conversaciones "con el Gobierno y también con la UE para acelerar la transición al vehículo eléctrico".

El presidente de Seat considera que para alcanzar este objetivo es imprescindible que España cuente con una fábrica de baterías para vehículos eléctricos. A este respecto, tienen también una propuesta: montar baterías en las instalaciones de Martorell y producir celdas de combustible en otra planta cercana "aún por decidir".

Griffiths aclara que la planta de baterías no sería propiedad exclusiva del Grupo VW. "Tanto Seat como Volkswagen están interesados en invertir en esto junto con proveedores y el Gobierno español; esta fábrica o sería exclusiva para una marca o un consorcio", matiza el máximo responsable de Seat.

Y más ayudas a la compra de vehículos eficientes

Además de una fábrica de baterías, Seat reclama al Gobierno que "empuje" la venta de vehículos eléctricos e híbridos en España, con ayudas para la compra de los mismos y también habilitando la necesaria infraestructura de recarga.

"El Gobierno no puede perder el tren de la electrificación", ha asegurado Griffiths, que cuenta también con poder disponer de fondos europeos para respaldar esta apuesta.

Cabe recordar en este sentido que el Gobierno ha confirmado que activará un Plan Moves con 400 millones de euros ampliables a 800 millones de euros si hay suficiente demanda.