Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así consiguió John Goodman perder más de 45 kilos: ejemplar

logotipo de AS Chile AS Chile 13-01-2018 Javi Robledo
© Proporcionado por AS Chile

Siempre hemos visto a John Goodman como el típico actor gordito y gracioso en muchas de sus películas. Sin embargo, en el año 2011, llegó a su tope de peso: casi 180 kg. Por ello, decidió tomar las riendas de su estilo de vida y cambiar completamente, más que nada por su salud. Tomó la decisión, según el New York Post, de ponerse en manos de un famoso entrenador personal: Mackie Shilstone.

Shilstone sabía que la razón por la cual el actor había estado perdiendo peso y luego acumulando aún más era que estaba sometido a dietas restrictivas que no eran sostenibles a largo plazo. La famosa e importante “adherencia”, que hemos tratado en Deporte y Vida con el dietista Víctor Reyes. La severa restricción calórica ponía a su cuerpo en modo de inanición. Y el actor respondía, al final, comiendo cada bocado de alimentos grasientos que pudo encontrar. Shilstone le presentó a John una mejor manera de hacer las cosas.

En lugar de una solución de solución rápida, Goodman aprendió a pensar a largo plazo. Una rutina lenta y gradual hacia la pérdida de peso era mucho más preferible al ciclo de adelgazar y engordar en el que había quedado atrapado. Shilstone introdujo a la estrella en la dieta mediterránea, y le explicó que el éxito residía en el cambio de estilo de vida.

El estilo de vida de las personas que viven en el mediterráneo es mucho más relajado y libre de estrés que aquel que se desarrolla en la inmensa mayoría de otras partes del mundo, según el entrenador. “No solo saborean su comida, saborean sus vidas”. John llegó a entender que, antes de copiar lo que ponían en sus bocas, necesitaba copiar cómo vivían sus vidas.

Tras este aprendizaje, John comenzó a reemplazar lentamente su dieta alta en grasas y azúcares con las recomendaciones de la pirámide alimenticia mediterránea. En la base de la pirámide hay alimentos tales como vegetales, frutas, nueces y semillas y granos enteros. Estas son las comidas que comería prácticamente todos los días. El siguiente nivel: carne blanca, pescado, marisco y huevos. El actor los consumía varias veces a la semana. El queso y el yogur son los siguientes, seguidos de carnes y dulces en la parte superior de la pirámide, lo que indica que deben consumirse con moderación. John comió carne roja solo una vez por semana y se mantuvo alejado de los dulces por completo.

Asimismo, su entrenador, Shilstone, le hizo ver el ejercicio como una actividad recreativa y divertida que se esperaba activamente. En lugar de encerrarse en un gimnasio, hicieron deporte a la luz del sol, en pleno día. Su objetivo inicial fue alcanzar los 10.000 pasos a lo largo del día. En 3 meses ese objetivo se había duplicado a 20.000 pasos por día. Para lograr este objetivo, John desarrolló el hábito de levantarse a las 6:30 y ponerse en marcha para caminar a diario.

FOTOS:

Descubre los signos de los famosos y poderosos

Más de AS

image beaconimage beaconimage beacon