Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

3 efectos que quizás no conocías del calor en tu cuerpo

logotipo de BBC Mundo BBC Mundo hace 6 días
Mal aliento: Al producir menos saliva, se acumulan más bacterias en la boca y por eso tu aliento huele feo. © Getty Images Al producir menos saliva, se acumulan más bacterias en la boca y por eso tu aliento huele feo.

El verano es, para muchos, una de las mejores estaciones del año.

Es época de vacaciones (al menos para los niños) y cuando podemos disfrutar de largas horas al aire libre.

Mujer mostrando los músculos: La vitamina D ayuda a absorber el calcio de los alimentos. © Getty Images La vitamina D ayuda a absorber el calcio de los alimentos.

Nuestra piel se oscurece y nos sentimos más sanos, sin los habituales resfríos y gripes que trae el invierno.

¿Pero qué otros efectos tiene el calor en nuestro cuerpo?

Aquí te contamos algunos que quizás no conocías

1. Mal aliento

El calor excesivo puede provocar deshidratación y ésta, a su vez, tiene un efecto colateral bastante desagradable: puede hacer que tengas mal aliento.

Cuando te deshidratas, tu boca se seca.

Las bacterias entonces se acumulan porque no hay suficiente saliva en la boca para arrastrarlas.

"Resulta obvio, pero necesitamos beber más líquido en los meses más calurosos, porque el cuerpo pierde naturalmente más agua por medio de la transpiración", explica el experto en halitosis Harold Katz.

"Si a esto le sumas el consumo de medicinas para la rinitis alérgica (provocada por el polen), las dietas de moda del verano, un aumento en la práctica de ejercicios al aire libre y una sobreexposición al sol, todo esto puede aumentar el problema".

2. Un cuerpo más fuerte

Si sientes que el sol te está dando más fuerza, estás en lo cierto.

Nuestro cuerpo produce vitamina D de manera natural con la exposición al sol.

Esta vitamina ayuda a que tu cuerpo absorba calcio y fósforo de tu dieta, y esto fortalece los huesos, los dientes y los músculos

Por esta razón, las autoridades sanitarias —sobre todo en los países donde los inviernos son más largos y tienen menos horas de luz— recomiendan tomar suplementos de vitamina D en los meses más oscuros.

La falta de luz de sol puede hacer que tus huesos se tornen más frágiles.

Según señala la página del Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS), no se sabe cuánto tiempo debemos exponernos al sol para producir una cantidad suficiente de vitamina D, ya que esto varía de acuerdo a una serie de factores como el color de piel, la cantidad de piel expuesta, nuestra dieta y el lugar geográfico.

Por ello recomiendan ser cuidadosos a la hora de tomar el sol y utilizar un protector solar antes de que la piel se enrojezca.

3. Dejas de transpirar, si el calor es excesivo

La temperatura normal del cuerpo es entre 37ºC y 38ºC, pero si has estado sometido a altas temperaturas por un tiempo prolongado o haz estado haciendo esfuerzo físico cuando hace demasiado calor, la temperatura de tu cuerpo puede subir hasta alcanzar los 40ºC.

En ese caso, se produce lo que se llama golpe de calor. Esta es la forma más grave de la lesión por calor, explica la página de la Clínica Mayo, y debe tratarse como una emergencia.

Cuando el cuerpo alcanza esa temperatura, el sistema que la regula reduce su funcionamiento y uno deja de transpirar, porque el cuerpo trata de conservar agua alrededor de los órganos vitales.

Si sospechas que alguien está sufriendo un golpe de calor, llama a emergencias. Luego trata de bajarles la temperatura aplicándole hielo en la ingle y en las axilas, que es donde están localizadas las arterias cruciales.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Más en MSN

Aprende a preparar tu propia vitamina C (Fuente: Rebañando)

La vitamina C es esencial para el buen funcionamiento del organismo y el mantenimiento del sistema inmunológico. Por esta razón, es especialmente importante tomarla en épocas de virus, para así evitar caer enfermos.Los seres humanos obtenemos esta vitamina a partir de los alimentos, pero también puede ser creada en laboratorios. Sin embargo, los expertos consideran que es mejor obtener la vitamina C mediante una dieta rica en frutas y verduras, en lugar de suplementos. Aquí te explicaremos cómo preparar tus propias píldoras de vitamina C en casa, para que sepas exactamente qué contienen y puedas consumir pastillas mucho más saludables que las de los laboratorios. Sin embargo, antes de darte la receta, mencionaremos rápidamente los beneficios de esta vitamina y cuáles son los alimentos que son ricos en ella. Aprende a preparar tu propia vitamina C en casa

Más de BBC Mundo

image beaconimage beaconimage beacon