Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Shilah Madison, una niña australiana, sufre de un síndrome que hace que sea imposible peinarla

logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 11-08-2017 hola-usa

Revista ¡HOLA!

Revista ¡HOLA!
© Proporcionado por Hola US

Todas hemos sufrido de un mal día con nuestro cabello cuando es imposible peinarlo, sobre todo con esta lluvia imparable de agosto. Esta pequeña de 7 años vive con eso todos los días de su vida. Se llama Shilah Madison y tiene sufre del Síndrome del Pelo Impeinable. Así como lo lees, es una condición muy rara, ya que solo existen 100 casos como éste en el mundo. Es una condición genética y su problema es muy real, pero ella se lo toma con el mejor humor y posa su despeinado pelo de la mejor manera posible.

La condición hace que el pelo no crezca hacia abajo como a la mayoría de la gente, lo cual hace que sea imposible mantenerlo lacio. Se caracteriza por una melena con frizz y desordenada que crece en todas direcciones. Si no lo crees, solo tienes que echar un ojo a sus fotos, en donde queda claro que no importa qué se haga, el pelo de la niña se vea totalmente despeinado.

Sus papás han hecho una cuenta de Instagram en el que se ve que desde muy pequeña empezó con este problema. También hacen muestras de qué sucede cuando intentan alaciarlo y las distintas cosas que han probado para que la nena pudiera lucir un peinado diferente. Las trencitas son uno de los favoritos, pero las puntas quedan como siempre, en una linda explosión de rubia melena.

Aun con almohadas de seda, Shilah despierta con todo un caso en su cabeza. La nena es la única en su familia en tener este síndrome, pero eso no hace que la nena se sienta diferente. Shilah es una muestra de que ser diferente es de lo más divertido, la niña ha aceptado su condición con la mejor actitud y es la mejor al posar frente a la cámara.

Shilah, quien vive en Melbourne, Australia, nació con el cabello normal, pero sus padres notaron que desarrolló cierta pelusa en su cuero cabelludo cuando tenía apenas 3 meses de edad. A partir de entonces, su cabello comenzó a crecer hacia fuera y se volvió aún más rubia. La niña se dio cuenta de su pelo era inusual cuando tenía 4 años, después de que comenzó a recibir mucha atención por parte de otras personas. Al principio se sintió incómoda, pero después de que sus padres le dijeran que era especial, Shilah quedó fascinada con su ‘look’.

Da click y sigue viendo lo mejor de MSN


Más de ¡Hola!

image beaconimage beaconimage beacon