Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Barça medita vender a Neymar

logotipo de El Economista El Economista 19-05-2017
El Barcelona desconfía de la falta de profesionalidad del delantero brasileño. © Getty El Barcelona desconfía de la falta de profesionalidad del delantero brasileño.

La vida nocturna de Neymar Junior ha empezado a convertirse en un problema real en el FC Barcelona. Hasta ahora sólo se había convertido en una preocupación superficial, pero lo reiterado de sus salidas y la tendencia que está empezando a tomar su gusto por la fiesta ha disparado la tensión en torno al brasileño.

Que Unzué tuviera una bronca con él acusándole de poco profesional, vaticinando para él una vida similar a la de Ronaldinho, no fue casual. Tanto es así, que en el seno del club entienden que el jugador debe cambiar sus hábitos. Será una de las tareas de Ernesto Valverde (futuro sustituto de Luis Enrique) el curso que viene. En caso contrario, un grupo de directivos del Barça cree que vender a Neymar no sería una mala forma de poner fin a este problema.

Lo ha revelado este jueves en El Partidazo de la Cadena Cope Miguel Rico, periodista de Mundo Deportivo que afirma que este grupo de directivos ya ha filtrado sus dudas. No ven factible que el futbolista enderece su rumbo y ponga de su parte lo que necesita para ser, por ejemplo, el aclamado sucesor de Messi que todos creen que podría ser.

Es cierto que esta temporada ha sido una de las mejores de un Neymar que ha tomado en algunas fases de la temporada el testigo de ser el hombre más importante del equipo.

Pero no menos cierto que esas jornadas de luz han estado acompañadas de sombras importantes. Como cuando, tras la remontada al PSG (en la que el '11' fue el hombre del partido), festejó el pase hasta altas horas de la madrugada, más tarde que ningún compañero, y acabó siendo baja para el siguiente duelo ante el Deportivo de la Coruña por unas supuestas molestias musculares. Aquel partido acabó en derrota. Aquella derrota le puede costar la Liga al Barça.

Un campeonato al que también dijo adiós en Málaga. Allí Neymar fue expulsado con doble amarilla. Le impusieron tres partidos de sanción. Uno por esa doble amarilla y otra, por aplaudir en la cara al cuarto árbitro, un menosprecio que podría haberse ahorrado y que le hizo perderse el clásico que se jugaba dos jornadas más tarde.

Además, la primera cartulina la vio por atarse las botas delante de la pelota cuando se iba a sacar una falta. Un acto, el de necesitar cambiarse las botas o atárselas en pleno partido, que forma parte de una campaña iniciada con Nike (así lo creen en el Barça) para ganarse su cuota de pantalla en la retransmisión de cada encuentro y mostrar, de esta forma, sus 'herramientas' de trabajo.

Este episodio es sólo uno más de los que ha sumado el brasileño esta temporada. Un curso de buenos números individuales, pero también de malas sensaciones en torno a su figura y, sobre todo, en torno a su vida privada.

MÁS EN MSN

-La nueva guardia pretoriana del Barça preocupa a la directiva

-Carta blanca para Sergio Ramos

Volver a reproducir video

Más de elEconomista.es

image beaconimage beaconimage beacon