Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tú también puedes conseguir un culo 10 con ejercicios que funcionan (de verdad)

logotipo de El Mundo El Mundo 13-05-2018 elmundo.es
Una mujer escucha música mientras hace deporte. / GETTY IMAGES © GETTY IMAGES Una mujer escucha música mientras hace deporte. / GETTY IMAGES

Somos pura contradicción. La sociedad más sedentaria de todos los tiempos pierde la cabeza por la parte de la anatomía sobre la que recae todo el peso del maldito 'sitting', esa pandemia que amenaza con restar años de vida a la Humanidad. Convertido en un objeto de culto y admiración popular, sobre el culo recae todo el peso de nuestros insalubres hábitos de vida. Al aplastarlo contra la silla durante horas y horas, ve mermada su resistencia y elasticidad a través de la pérdida de colágeno y elastina, dos proteínas esenciales encargadas de mantener la flexibilidad en los tejidos. Al no utilizarlo para lo que está diseñado -para impulsar el movimiento de nuestro cuerpo-, este poderoso grupo muscular acaba por atrofiarse, provocando una catastrófica reacción en cadena en nuestra anatomía. No sólo nos movemos peor, sino que comenzamos a padecer problemas en otras zonas de nuestro cuerpo -como la espalda- obligadas a desempeñar -ante la dejación del trasero- una función estabilizadora que no está preparada para asumir.

Lo más curioso de todo esto es que, en vez de preocuparnos por evitar los dolores de espalda o por mejorar nuestro rendimiento en las acciones cotidianas o las actividades deportivas, parece que lo que en realidad nos empuja a fortalecer los glúteos es que nos queden bien los vaqueros o el biquini.

CUESTIÓN DE GENÉTICA

Sean cuales sean los motivos, lo que está claro es que tener un trasero potente nos va a ayudar a sentirnos mejor. El problema es que, para conseguirlo, tenemos que luchar contra nuestro estilo de vida y, en muchas ocasiones, contra nuestro propio ADN. Lograr lucir un trasero alto, desafiante y voluminoso -sin pasarse- no es tan fácil como parece. "Cada tipo de cuerpo tiene un potencial diferente de crecimiento y la forma del músculo -en este caso de los glúteos- viene predeterminada por genética, al igual que ocurre con la de los abdominales, por ejemplo. No obstante, siempre hay un margen de mejora que se puede conseguir con un entrenamiento específico, enfocado a la zona que queremos mejorar", explica Diego Calvo (@diegocalvofficial), entrenador español afincado en Los Ángeles (California). Calvo sabe muy bien de lo que habla porque, entre su exclusiva clientela, cuenta con actrices, modelos y ex chicas 'Playboy'.

Aquí van sus cinco ejercicios de oro para tener un culo 10:

Claves para construir unas piernas fuertes y definidas: Comienza el entrenamiento con ejercicios multiarticulares como squats o dead lifts. Trabaja con distintos rangos de repeticiones . 6,8,10...15, incluso 18 en ocasiones. Trabaja los músculos desde distintos angulos forzando al musculo a trabajar en todos los tipos de movimiento que es capaz de hacer. La cadencia es fundamental, el tempo con el que haces el ejercicio. Un factor clave en la estimulación muscular es la tension mecánica. Alta carga de trabajo. Dependiendo tu nivel de condición física: entre 14 (básico) y 24 series (avanzado) por entrenamiento. : @latinainlosangeles Quieres mas información? Mi libro sale a la venta en un mes exacto! Nos vemos en Barcelona, Madrid, País Vasco y Avila.

Una publicación compartida de Diego Calvo (@diegocalvofficial) el 30 Nov, 2017 a las 12:21 PST

1- 'THE RAINBOW':. Es una de las armas secretas con las que la modelo Adriana Lima se pone en forma para los desfiles de Victoria's Secret. ¿Cómo se hace? Partiendo de la postura de cuadrupedia, estiramos una pierna hacia su costado, la levantamos apretando el glúteo implicado para posteriormente cruzarla al lado opuesto, dibujando un arcoíris imaginario con ella. Realizar tres series de 20 repeticiones por cada pierna.

2- SENTADILLA CON SALTO. A la habitual eficacia del ejercicio por antonomasia para moldear el trasero se le suma toda la explosividad del salto en una combinación ganadora. Para aprovecharlas al máximo es fundamental controlar la técnica. Así evitaremos también someter a un sufrimiento innecesario a nuestras rodillas en cada rebote. Tres series de 10 repeticiones cada una.

3- SENTADILLA SUMO. La diferencia con la versión básica es que se ejecuta con las piernas más separadas, las rodillas y los pies ligeramente rotados hacia afuera y la bajada es mucho más profunda, produciendo un efecto más contundente. 20 rebotes, tres series.

4- PUENTE CON UNA PIERNA. Tumbados boca arriba, con los pies separados a la anchura de los hombros, levantamos la pelvis -con cuidado de no hacernos daño en las lumbares- para quedarnos apoyados sobre una pierna. Desde ahí elevamos un poco más la cadera, intensificando el trabajo en el glúteo de apoyo. 20 repeticiones, tres series.

5- MARTÍN GIACCHETTA. Este movimiento lleva el sello del fundador de Boutique Gym y creador del Método G. Tumbados sobre un costado, levantamos la pierna de arriba, llevándola flexionada hacia adelante y después hacia atrás. Lo ideal es llevar a cabo tres series de 20 repeticiones cada una.

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon