Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estos famosos se rajaron en el manejo de sus finanzas

logotipo de Finanzas Personales Finanzas Personales 19/03/2017
© Proporcionado por Finanzas Personales

“Mientras más ganas, más gastas”. La frase se repite más de la cuenta hasta que muchos terminan por creerla. Pero eso no tiene que volverse una ley, por solo repetirla hasta el cansancio. Incluso, usted puede empezar desde ahora a ahorrar con un presupuesto realista para llegar a ser millonario a los 65 años.

Se requiere de mucho esfuerzo y disciplina para lograr esa suma pero piense qué lograría a esa edad y quedándole al menos unos 20 años más de vida para viajar, disfrutar de la familia y alcanzar las metas que se proponga.

Lo cierto es que en algunas ocasiones todo el dinero del mundo no basta. Miremos qué ha pasado con unos pocos millonarios que, por llevar un estilo de vida por fuera de sus límites, han quedado en la quiebra o, por lo menos, han estado en el centro de la polémica al ser requeridos por las autoridades fiscales de sus países.

Hablando de millonarios le contamos

Donald Trump

© Proporcionado por Finanzas Personales

El presidente de Estados Unidos no da mucha tranquilidad a los economistas e inversionistas, si se trata de mirar cómo ha manejado su dinero. Aunque se le reconoce por sus habilidades de negociación, por imponer su punto de vista y por tener un pulso firme para tomar decisiones, basta con mirar su hoja de vida financiera donde figuran cuatro declaratorias de quiebra de su empresa de negocios inmobiliarios: 1991, 1992, 2004 y 2009.

Durante las crisis, el pobre magnate tuvo que deshacerse de algunos bienes, para ‘bajarse del bus’ y poder sobrevivir: vendió un yate, salió de su propia aerolínea y el 50% de las acciones del hotel Grand Hyatt. Y hay que mencionar que para llegar a la silla máxima de la Casa Blanca, jamás presentó su declaración oficial de impuestos, algo que hasta la elección de Trump era considerado como un requisito de los candidatos durante la época de elecciones.

Lionel Messi

© Proporcionado por Finanzas Personales

El astro argentino del fútbol es reconocido por desmarcarse de sus rivales con gambetas y lujos, para llegar al arco y anotar otro sensacional gol. El único que logró frenarlo en seco y llevarlo al banquillo de acusados fue el Departamento de Hacienda español, por la evasión de 4,1 millones de euros en impuestos.

Al parecer, el crack delegó en su padre el manejo de sus finanzas y este, ni corto ni perezoso, prefirió maquillar algunas cifras que correspondían a las vigencias de 2007, 2008 y 2009. Durante el proceso, el Tribunal también condenó a Messi por tres delitos contra la Hacienda Pública, a razón de siete meses de cárcel a cada uno. Igualmente solicitó imponer al jugador una multa de $2 millones de euros por defraudar a Hacienda.

El jugador, que devolvió la cantidad defraudada antes del juicio y pagó una multa, declaró que era su padre quien se encargaba de la gestión económica. Por tratarse de una condena menor a dos años, no implicó la prisión para ninguno de los dos implicados en el escándalo. Incluso, Messi llegó a decir: “Yo me dedicaba a jugar fútbol”.

Johnny Deep

© Proporcionado por Finanzas Personales

El célebre intérprete del pirata Jack Sparrow, de la saga taquillera ‘Piratas del Caribe’, terminó por derrochar su fortuna al gastar más de $2 millones de dólares mensuales, durante los últimos 20 años, con lo cual acabó en quiebra. Deep, de 53 años, fue demandado por la firma que administraba sus cuentas The Management Group (TMG) al negarse a seguir ocultando por más tiempo la situación económica.

Según la acción legal, el actor desembolsó $75 millones de dólares en 14 propiedades, incluyendo un castillo francés, en un predio de 18 hectáreas, islas en Bahamas, casas en Hollywood, penthouses y varios lofts en Los Ángeles y una granja de caballos en Kentucky. Desde el 2000, gastó $18 millones de dólares en un yate, compró 45 autos de lujo y gastó casi 700.000 dólares al mes en vinos, aviones privados y 40 empleados que cumplían con todos los caprichos de la estrella.

Kim Basinger

© Proporcionado por Finanzas Personales

La hermosa actriz, famosa por su rol en ‘Los Ángeles al desnudo’, entre otras películas, no brilla por el manejo de su dinero. Sus problemas financieros se remontan a los 90, cuando compró la ciudad de Braselton, Georgia, por $20 millones de dólares, la cual vendió después en $1 millón de dólares, suficiente como para arrepentirse por un buen tiempo. La rubia tuvo que declararse en bancarrota en 1993, cuando fue condenada a pagar $8,1 millones de dólares a Main Line Pictures por no cumplir con lo acordado en el contrato de la película Boxing Helena, de la cual Basinger se retiró sin haber terminado las escenas.

Steffi Graf

© Proporcionado por Finanzas Personales

La ex número 1 del tenis femenino tuvo que cancelar todas las deudas heredadas de su padre por el manejo que éste le dio a las finanzas de la futbolista, por una evasión tributaria de $5.700.000 de dólares. Peter Graf manejó durante varios años los ingresos de su hija que obtenía por contratos, premios, patrocinantes y publicidad en el tenis, pero tras comprobarse que evadía impuestos fue condenado a dos años de prisión, en 1997. Steffi intentó defenderlo, pese a reconocer que no estaba al tanto de sus finanzas, parte de las cuales eran derivadas hacia paraísos fiscales o inversiones en el exterior sin acusar ganancias.

Más en MSN

De millonarios a pobres: 10 famosos en bancarrota

De millonarios a pobres: 10 famosos en bancarrota

Más de Finanzas Personales

Finanzas Personales
Finanzas Personales
image beaconimage beaconimage beacon