Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Siete propuestas para un San Valentín solidario

logotipo de Estampas Estampas 11/02/2018
© Proporcionado por Estampas

De esta celebración, realizada en varios países alrededor del mundo, se piensa que para convertirla en un momento inolvidable debe ser glamorosa y costosa, lo que no hace honor a su origen sencillo y religioso. Sobre la existencia de San Valentín, un sacerdote romano del siglo III de nuestra era, hay versiones contradictorias, pero la más aceptada es que fue un mártir que casaba a los cristianos, en contra de la autoridad.

Un casamentero, se diría en nuestros días, cuyo martirio se recordaba en el santoral cristiano cada 14 de febrero, conmemoración que se eliminó a partir del Concilio Vaticano II, en 1969, pese a lo cual su nombre continúa atado a la fecha.

Ese gesto que unía a enamorados en matrimonio, pasó a ser recordado en la literatura, en el poema "Parlamento de las aves", de Geoffrey Chaucer, publicado en 1382. Medio siglo más tarde, se redacta lo que se conoce como la primera carta de amor de San Valentín, escrita en prisión por el duque Carlos de Orleans a su amada Bonne de Armagnac. A partir de entonces y hasta mediados del siglo XIX, se inició y extendió la costumbre de celebrar el 14 de febrero con cartas de felicitación entre enamorados.

Por tanto, si usted quiere tener un Día de los Enamorados vintage (o del amor y la amistad como también se le nombra) o que rinda honor a ese acto sencillo de enviar tarjetas de felicitación como se hacía antiguamente, puede retomarlo, amén de otras propuestas que van acordes a las nuevas tendencias DIY (hágalo usted mismo por sus siglas en inglés) y ecosostenibles, que se plantean darle un valor original a los regalos, sin dañar la naturaleza.

Manos a la obra

1. Tarjetas o cartas. No tiene que ser Chaucer para producir una carta de amor realmente extraordinaria, ya que la sencillez de la revelación de sus sentimientos es más que suficiente. Pero si le falta inspiración y quiere inspirarse en las redes, puede buscar modelos en muchos portales (Google no dejará de ayudarle si coloca la frase "cartas de amor"), que le permitirán inspirarse; eso sí, ponga algo de historia personal. Si tiene facilidad para el diseño o para las manualidades, haga su propia tarjeta, imprímala o realícela a mano; será un recuerdo inolvidable. Hay centenares de propuestas DIY en internet que le ayudarán en ese cometido.

2. 52 razones para amar. Si no es de escribir mucho, pero sí le gustan las manualidades, puede hacer un pequeño libro con 52 razones por las cuales ama a su pareja; la cifra corresponde a las 52 semanas del año. Un taco de notas, personalizado, puede convertirse en este original libro, para cuyo interior solo necesitará un frase corta y contundente para cada semana. De esta forma, el Día de San Valentín se convertirá en una jornada semanal.

3. Cupones, vales o tickets de amor. Similar a las 52 semanas de razones para amar, puede ofrecer 52 sorpresas en el año que servirán para reafirmar el vínculo que los une, a través de cupones que la persona amada podrá tomar sin saber cuál tocará. Así, la rutina podrá ser suspendida con una invitación al cine, a una cena romántica, a una actividad sensual como un baño de burbujas para dos. Si no se imagina cómo serían estos tickets, puede buscar propuestas en portales o redes sociales, donde encontrará modelos para replicar. ¡Los vales de amor son realmente populares!

4. Las canciones. Pasan los tiempos y las generaciones, pero siempre hay una melodía que pasa a ser la "de los dos". Si su pareja escucha la radio o tiene forma de convencerla para que lo haga en ese momento, llame a su emisora favorita y pida que se la coloquen. O también puede incluirla en el tema musical de su velada. Si son varias las canciones que para usted celebran el amor y la historia compartida, descargue las canciones y regálelas en un pen drive único y personal.

5. Comer en la naturaleza. Aunque no tenga dinero para pasar una velada en su restaurant preferido, sí puede sorprender a su enamorado con una comida para dos, en un espacio natural, con algunos de sus platos favoritos. Así escapará de las colas en los restaurantes, ofrecerá un menú adaptado a los gustos de ambos, con mucho menor costo que acudir a un sitio de lujo. Eso sí, reserve algo de sus ahorros para cerrar la celebración en casa con alguna bebida especial.

6. Regalos DIY. Es tiempo de renovar el interés por las actividades plásticas o manuales. Objetos para decorar, bufandas y gorros tejidos, bolsos de tela, cuadernos personalizados tipo libro de recortes y hasta pequeños cuadros en cajas de fósforos, son algunas de las cosas que puede hacer.

7. Objetos personalizados. Los mouse pad para la computadora, llaveros, tazas y franelas, forman parte de las cosas que puede mandar a realizar, con un mensaje y fotos, a un costo verdaderamente bajo si lo encarga en forma directa a sus fabricantes o en comercios online. Y más allá de los objetos, celebre el amor. ¡Es gratis!

Más en MSN:

20 regalos que no debes ofrecer en San Valentín

Más de Estampas

image beaconimage beaconimage beacon