Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La odisea de los niños de la cueva de Tailandia tendrá película

logotipo de Fotogramas Fotogramas 13/07/2018
La odisea de los niños de la cueva de Tailandia tendrá película © Copyright © 2018 Hearst Magazines, S.L. La odisea de los niños de la cueva de Tailandia tendrá película

El 23 de junio, 12 niños jugadores de un equipo de fútbol local y su entrenador asistente desaparecieron cerca de las cuevas que rodean la frontera de Myanmar. Los 13 habían ido de excursión por la zona para celebrar un picnic en la cuevaTham Luang Nang Non (en tailandés: la Gran Cueva de la Mujer Durmiente) por el cumpleaños de uno de los miembros del equipo, pero se vieron sorprendidos por las lluvias torrenciales del Monzón y, al no poder salir de la cueva por la crecida del agua, tuvieron que adentrarse más en el sistema de cuevas, llegando a caminar varios kilómetros hacia el interior.

Un guardabosques descubrió varias de sus pertenencias en la entrada de la cueva y puso en alerta a las autoridades: el grupo había desaparecido. Debido a las fuertes lluvias, la búsqueda tuvo que ser detenida durante cuatro días hasta que buzos británicos pudieron adentrarse entre las oscuras aguas para llegar al final de sistema de cuevas y encontrar, el día 2 de julio, al grupo desaparecido. El vídeo del descubrimiento dio la vuelta al mundo y nos puso a todos en alerta: había que sacar a los niños de allí lo más rápido posible, ya que las lluvias podían regresar... y el oxígeno era limitado en el interior.

Se organizó un equipo de rescate, pero la cueva donde se encontraban estaba a casi 5 horas de la salida. El camino hasta ellos era arduo y peligroso, con zonas bajo el agua kilométricas y partes con caídas al vacío peligrosas, todo ello con una visibilidad casi nula, tanto fuera como bajo el agua. Saman Kunan, uno de los buzos encargados de llevar aire al interior, murió regresando a la salida al quedarse sin oxígeno. Un auténtico héroe del que deberíamos recordar el nombre. Ahí fue cuando el mundo se dio cuenta que podría suceder una gran tragedia.

© Proporcionado por Fotogramas

Internet se llenó de tributos hacia su persona y Tailandia ha anunció un funeral Real en su honor. Los días pasaban y la situación era cada vez más peligrosa. Nadie tenía claro cómo sacar a los niños de allí. Incluso Elon Musk, el célebre inventor sudafricano-canadiense, mostró el diseño de un minisubmarino para poder rescatarlos, pero fue acusado de oportunista. Finalmente, tras muchas penurias y más de 100 personas trabajando codo con codo, se pudo rescatar al primero de los niños atrapados, luego al segundo... y así hasta hacer el total de 13 personas el 10 de julio.

© Proporcionado por Fotogramas

Al final todo acabó con un final bastante mejor de lo que todos esperábamos. La historia, que dio la vuelta al mundo, no pasó desapercibida para la industria del cine y, los productores Michael Scott yAdam Smith, responsables de la película 'Dios no está muerto' (que, pese a tener un presupuesto de solo 2 millones, consiguió recaudar casi 40 veces más) están en conversaciones con el gobierno tailandés para desarrollar un proyecto "respetuoso con la historia" sobre el rescate.

Esta noticia no pilla a nadie por sorpresa ya que Hollywood y la industria del entretenimiento siempre están a la caza de nuevas historias, pero siempre nos hace plantearnos: ¿no es un poco pronto para querer aprovecharse una historia que ha dejado un fallecimiento y el sufrimiento de tantas personas? ¿Habría que guardar cierto luto y esperar? ¿O, por el contrario, es positivo que su historia se cuente, y cuanto antes, mejor? Los productores afirman que tienen una "conexión emocional" con los sucesos, aunque luego esa vinculación se resuma en que Smith vive allí y que la mujer de Scott es tailandesa.

Ambos se desplazaron a la zona donde se encontraban los equipos de rescate y, durante los últimos 5 días de la misión, estuvieron hablando tanto con los familiares como con los trabajadores (uno de ellos, amigo personal de la mujer de Scott), con la prensa y con miembros del gobierno para tratar de empaparse todo lo posible de la historia y de sus protagonistas. Ahora mismo, los dos han afirmado que "estamos pensando ya en varios guionistas. No queremos hacer una película basada en Dios (como su proyecto más famoso), sino algo más bien inspiracional, con un presupuesto entre 30 y 60 millones de dólares".

El proyecto, aún en las primeras fases de desarrollo, es el primero que ha emergido de esta vorágine de sentimientos que nos ha provocado el rescate en la cueva tailandesa, pero nos hace preguntarnos: ¿vale todo a la hora de explotar ciertos temas? Además, ¿el público está esperando una historia así? Es decir, este tipo de eventos tan recientes, los hemos seguido día a día, hora a hora, de una forma casi televisada. ¿Realmente el espectador quiere ver una historia que acaba de vivir casi en primera persona?

MÁS EN MSN:

Las búsquedas y rescates históricos más impresionantes de la historia

Más de Fotogramas

image beaconimage beaconimage beacon