Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Gwendoline Christie celebra sus 'imperfecciones' y particularidades

logotipo de Bang ShowbizBang Showbiz hace 4 días bangshowbiz.com
© Proporcionado por Bang Showbiz

La actriz Gwendoline Christie, de 39 años, se prepara para poner fin a una de las etapas más satisfactorias y lucrativas de su larga carrera interpretativa, aquella que le ha mantenido ligada algo más de ocho años a la exitosa serie de HBO 'Juego de tronos', donde da vida a la valiente y transgresora Brienne de Tarth.

Y ahora que ha terminado de rodar la octava y última temporada de la producción que le ha brindado fama mundial, la artista británica no ha dudado en reflexionar abiertamente sobre ciertos paralelismos entre su personaje -una de las pocas guerreras femeninas de la historia- y algunos episodios de su propia trayectoria vital.

"Todas esas inconsistencias, complejidades o incluso imperfecciones [físicas], como la gente las quiera llamar, existen en todos nosotros y no tienen por qué ser necesariamente feas. Creo que la belleza depende del punto de vista y de la actitud con la que se afronte", ha manifestado en conversación con la revista británica ES para celebrar, a continuación, aquellas particularidades de su aspecto que la distancian de una supuesta mayoría de mujeres.

"Tienes dos opciones: una es pensar que de verdad eres rara y diferente y que, por lo tanto, debes desaparecer de la faz de la tierra, o simplemente aceptar cómo eres y sentirte afortunada de no formar parte del redil. Y digo esto porque si el punto de vista de muchos de los que están en el redil es cruel, despiadado y simplista, prefiero no estar allí", ha aseverado en la misma conversación.

Tan pronto como asumió con total naturalidad que su aspecto no tenía por qué acomodarse a las rígidas convenciones sociales -ni falta que hacía- de la época, la intérprete empezó a experimentar también con un tipo de moda que, lejos de ser sofisticada y glamurosa, exudaba excentricidad, diversión y colorido a partes iguales: otro signo inequívoco de que Gwendoline, quien mantiene una sólida relación sentimental con el diseñador Giles Deacon, no está en absoluto dispuesta a perder ni un ápice de su originalidad.

"Creo que empecé a vestir de una forma determinada para escapar de esa especie de lógica que se aplicaba a la gente como yo en el colegio. Sufrí un acoso escolar terrible en esos años y, para mí, el arte y todo lo que tuviera que ver con la creatividad constituían una burbuja que me hacía sentir muy bien y que me aislaba de la cruda realidad", ha afirmado la también estrella de la nueva trilogía de 'Star Wars' en la misma entrevista.

image beaconimage beaconimage beacon