Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo actuar ante un golpe de calor en niños y adolescentes

logotipo de Bekia Bekia 10/07/2017 Sergio Gallego Uvero

El golpe de calor se produce cuando una persona se expone a una temperatura exterior bastante alta y el cuerpo no consigue regularla llegando incluso a provocar la muerte de tal persona. Es por ello que durante los meses de verano hay que tener bastante cuidado a la hora de exponerse al sol sobretodo en las horas centrales del día. Las personas más vulnerables frente a las altas temperaturas suelen ser la gente mayor y los niños, por lo que debes tener cuidado en todo momento de tu hijo y evitar de esta forma que pueda sufrir un peligroso golpe de calor. No pierdas detalle de cómo hay que actuar ante un golpe de calor y la mejor forma de prevenirlo.

Síntomas del golpe de calor

Como ya he comentado más arriba, el golpe de calor se produce cuando los menores están expuestos a unas temperaturas muy altas, superiores a la habitual. Si el niño o el adolescente sufre un golpe de calor, su temperatura corporal puede llegar a los 39 grados, está demasiado caliente, mareado e incluso puede llegar a sufrir un desmayo. Además de ello, es normal que el menor tenga dolor de cabeza y una sequedad excesiva en la piel. Ante cualquiera de estos síntomas es muy importante el llevar al pequeño al hospital para que pueda ser tratado lo más rápido posible.

© Proporcionado por Bekia

Cómo actuar ante un golpe de calor

En el caso de que el niño o el adolescente sufra un golpe de calor es importante actuar con gran rapidez. Lo primero que debes hacer es llevar al menor a un lugar fresco y quitarle toda la ropa para intentar conseguir que la temperatura corporal baje lo máximo posible. Acto seguido puedes coger un paño húmedo y refrescar todo el cuerpo sobretodo la nuca y las muñecas. Mantén sus pies elevados para que la temperatura corporal comience a bajar. Pasado unos minutos es importante y aunque notes que ha mejorado, llevarlo al hospital para que puedan examinarlo y evitar que la cosa pueda ir a peor.

© Proporcionado por Bekia

Cómo prevenir un golpe de calor

Para evitar que los niños y los adolescentes puedan sufrir un golpe de calor es importante que tomes buena nota de una serie de consejos o medidas:

- Si vas a la playa o a la piscina debes evitar que los niños y los adolescentes estén expuestos al sol durante las horas centrales del día. Es importante buscar un lugar con sombra y que sea fresco.

- Los niños deben llevar una ropa de color claro y que transpire bien. Puedes proteger su cabeza con un gorro y aplicar un poco de protección solar por todo el cuerpo.

- Para evitar una posible deshidratación en todo el cuerpo, los niños y los adolescentes deben beber continuamente agua. Durante el verano es esencial el beber de dos a tres litros de agua al día para evitar problemas de deshidratación.

- Observa en todo momento el estado de ánimo del pequeño ya que un cambio brusco en su comportamiento puede hacer indicar de que algo no marcha bien. Si la piel está demasiado caliente evita el exponerlo más al sol y busca un lugar sombreado.

Son muchas las personas que sufren un golpe de calor durante estos meses por lo que es esencial el estar pendiente en todo momento de los niños y los adolescentes para evitar una verdadera desgracia. Recuerda que ante cualquier síntoma de los arriba descritos es muy importante que acudas al hospital para que el menor pueda ser tratado de la mejor forma posible. No olvides seguir los consejos para prevenir un golpe de calor y disfruta del verano sin problema alguno.

Cómo actuar ante un golpe de calor en niños y adolescentes © Bekia Cómo actuar ante un golpe de calor en niños y adolescentes

Más de Bekia

image beaconimage beaconimage beacon