Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Tendría una primera cita conectado a una máquina de la verdad? En este bar es posible

logotipo de BUENAVIDA BUENAVIDA 14/02/2017 María Sánchez Sánchez
© Proporcionado por El País

Las aplicaciones para ligar online han cambiado sustancialmente el modo en que elegimos a nuestras parejas. Muchas permiten hacer un cribado antes de perder el tiempo con alguien que poco o nada tiene que ver con nosotros. Pero en esa búsqueda del candidato ideal ¿se atrevería a que una máquina detectase qué hay de verdad o de mentira en el discurso de su acompañante? No es ciencia ficción, es una propuesta real para este San Valentín.

La dinámica es sencilla: dos personas, un café de por medio, una conversación para conocerse y una psicóloga que escucha atentamente mientras los dos miembros de la pareja llevan un reloj que mide sus pulsaciones y su respuesta electrotérmica. “No se trataría de un polígrafo al uso", explica Patricia Fernández de Landa, la psicóloga forense que se encarga de dirigir esta experiencia, "Pero sí de una herramienta que nos permite valorar la sinceridad global y, sobre todo, las emociones. ¿Por qué? Porque las emociones provocan una respuesta del sistema nervioso autónomo en situaciones, como puede ser una primera cita, en las que una persona está sometida a una situación de estrés. El cuerpo se siente amenazado y el sistema nervioso simpático se activa”.

A lo largo de la cita la psicóloga no interviene en la conversación, pero sí va monitorizando la asociación que existe entre los picos de actividad que detecta el sensor, con los temas que se están tratando: “Si una persona está hablando de sentimientos, de qué desea tener una pareja, por ejemplo, pero no se produce ningún tipo de activación, significa que esa persona no tiene ningún tipo de emoción relacionada con lo que está contando".

Pantalla en la que muestran los resultados de los datos que recoge el sensor

¿Sería este motivo suficiente para levantarse de la mesa y huir? En realidad, podríamos tener cierta empatía con nuestro interlocutor porque, en ciertas ocasiones, no es necesario decir toda la verdad. Tal y como señala el filósofo y escritor Francesc Torralba uno de los principales motivos que nos llevan a mentir es el miedo: “Tanto en la edad infantil como en la adulta, mentimos por temor a lo que pueda pasar, a no controlar la situación o a vernos perjudicados por una determinada información”.

Otro aspecto en el que la psicóloga se fija especialmente cuando tiene delante a la pareja, es su lenguaje no verbal: “Cómo tienen colocados los pies, si enseñan las palmas de las manos, si están muy erguidos o encogidos –que sería una señal de vulnerabilidad ante el otro-– si están en posición de espejo: es decir, que se empiecen a mover de una forma similar porque sienten afinidad con el otro y la experiencia está siendo gratificante...Ese tipo de gestos que pueden revelar mucho", relata.

Según Rubén Martín, Brand Manager de la marca que secunda MatchCafé, surgió después de preguntar a sus clientes en qué lugar preferían quedar en una primera cita. Tras la encuesta, observaron que casi todos tenían dificultad para encontrar el mejor ambiente, pero si tenían que elegir un 33% de ellos se decantaba por conversar con una taza de café por medio. El espacio, situado en el centro de Madrid, abrió sus puertas el 11 de febrero y estará abierto hasta el 14 de febrero. Quienes deseen reservar mesa pueden hacerlo a través del enlace que Nescafé ha habilitado en Tinder. Y si someterse a la mesa de la verdad les parece demasiado, siempre pueden optar por ocupar una de las mesas normales con la única compañía de un café. 

Más de Buena Vida

image beaconimage beaconimage beacon