Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El FBI pide ayuda para resolver los casos del mayor asesino en serie de la historia

logotipo de El Confidencial El Confidencial 08/10/2019 Rubén Rodríguez
Samuel Little, el mayor asesino en serie de todos los tiempos, a lo largo de los años. (Reuters) © EFE Samuel Little, el mayor asesino en serie de todos los tiempos, a lo largo de los años. (Reuters)

'The Golden State Killer', 'Jack el Destripador' o 'Zodiac' tienen el dudoso honor de ser tres de los asesinos en serie más peligrosos de todos los tiempos. Se han escrito ríos de tinta tratando de explicar desde quiénes eran, a su 'modus operandi' o, incluso, intentar desentrañar los motivos que les llevaban a asesinar. Pero lo que nadie podía esperar en pleno siglo XXI es que alguien iba a sumar más muertes que los tres juntos para convertirse en el mayor asesino de todos los tiempos.

Se trata de Samuel Little, un hombre de 79 años nacido en Reynolds (Georgia, Estados Unidos) que ha confesado haber asesinado a lo largo de su vida a 93 personas, de las que el FBI ha conseguido confirmar un total de 50 muertes. Ahora, las autoridades norteamericanas piden ayuda a la población para solucionar los 43 casos que no han sido capaces de desentrañar, compartiendo en redes sociales los testimonios del asesino, con nombres y fechas, para tratar de echar luz a los casos.

© Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L.

EC/Agencias

Desde muy joven, Little se mostró como una persona propensa a la violencia. Criado en una familia desestructurada, el colegio no fue un lugar de paso habitual, sino que se decidió a buscar pequeños trabajos con los que llevar dinero a casa. Ya en la adolescencia, compaginaba esos pequeños empleos con combates de boxeo con los que engrosar su cuenta corriente... hasta que en 1961 dio un paso al otro lado y llegó su primera condena: un robo que le tuvo tres años en prisión.

Retratos de algunos de los casos sin resolver de Samuel Little. (EFE) © Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L. Retratos de algunos de los casos sin resolver de Samuel Little. (EFE)

Pero tras salir de prisión, su historial delictivo se multiplicó: los delitos se convirtieron en su forma de vida, consiguiendo un récord de dudosa reputación en 1964, año en el que fue arrestado más de veinte veces en once estados diferentes. Pero en 1982 comenzó su escalada de violencia: por primera vez, era arrestado acusado de asesinato, pero la falta de pruebas iba a impedir que entrase en prisión; dos años después, volvería a suceder lo mismo, lo que le hizo creer que era intocable.

Y así fue hasta que, en 2012, Samuel Little fue detenido y condenado a la cárcel por tres crímenes, cometidos en 1987, 1989 y 1994. Tres sentencias a cadena perpetua le llevaron a saber que nunca más volvería a ver la luz, lo que fue aprovechado en 2018 por el investigador James B. Holland para ganarse su confianza. A partir de ahí, comenzaron las confesiones, pero lo que nadie podía imaginar es que iba a recordar nombres y detalles de hasta 93 mujeres a las que quitó la vida.

Cuarenta y tres casos sin solución

Su manera de actuar era similar: se ganaba la confianza de las mujeres, normalmente de bajo estatus social, y, cuando estaban a solas, las golpeaba con los puños hasta dejarlas inconscientes. Una vez en el suelo, las estrangulaba hasta la muerte mientras se masturbaba. Una vez fallecidas, se encargaba de ocultar el cadáver y después huía del pueblo sin dejar rastro. Ha sido ahora, tras sus confesiones, cuando los investigadores han solucionado 50 casos que estaban archivados.

Sin embargo, a día de hoy quedan otros 43 sobre los que los investigadores no han podido echar luz. En algunos casos, no concuerdan las heridas que describen con las encontradas; en otros, los nombres; y, en otras, ni siquiera hay cadáver o víctima que encaje con la descripción ofrecida, probablemente por ser declaradas muertas erróneamente, en muchos casos prostitutas o drogadictas. Por ello, el FBI ha pedido ayuda ciudadana para tratar de esclarecer los casos.

Para ello, el FBI ha hecho públicas las confesiones de Samuel Little en las que da detalles de sus víctimas o de cómo se cometieron los asesinatos, con el objetivo de que alguien pueda ofrecer alguna pista que sirva para esclarecer estos casos. El mayor asesino en serie de la historia acabó con la vida de 93 mujeres y las autoridades norteamericanas están dispuestas a resolver todos los casos de uno de los mayores criminales de todos los tiempos.

TE PUEDE INTERESAR: 

Los crímenes que nadie ha podido resolver

Estos son los prófugos de la lista de los 10 más buscados del FBI y cómo llegaron allí (BUSINESS INSIDER)

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon