Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Epidemia de ataques con ácido en Londres

logotipo de El Mundo El Mundo hace 5 días elmundo.es
Equipos de emergencia y policía junto a una víctima de un ataque con ácido en Londres / REUTERS © REUTERS Equipos de emergencia y policía junto a una víctima de un ataque con ácido en Londres / REUTERS

"Las víctimas de los ataques con ácidos no van a ser las únicas en arrastrar la condena de por vida". La ministra de Interior británica, Amber Rudd, ha anticipado un "plan de acción" contra la epidemia de ataques con líquidos corrosivos en el Reino Unido, incluida las condenas a cadena perpetua para quienes causen secuelas físicas irreparables en las víctimas.

La reacción del Gobierno británico se produce tras los cinco ataques perpetrados en 90 minutos en Londres por dos adolescentes de 15 y 16 años que lanzaron un líquido corrosivo a cinco conductores de ciclomotores para poder robarles las motos.

Londres se ha convertido en la capital mundial de los ataques con ácidos, con 455 ataques denunciados en el 2016, frente a 261 el año anterior. En India, donde los ataques con ácidos están frecuentemente vinculados a la violencia de género y a los "delitos" de honor, se registraron 802 incidentes en el 2015.

La reciente oleada en Londres ha disparado doblemente las alertas de Scotland Yard, volcada en los últimos meses en la prevención de asaltos a punta de cuchillo (12.075 incidentes el año pasado) y los robos y tirones desde los "mopeds" o ciclomotores, con más de 7.000 incidentes al año.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha reconocido que Scotland Yard se encuentra en una situación límite ante el aumento de la criminalidad y la amenaza de los atentados terroristas, con los recortes del hasta 20% sufridos en los últimos años por las medidas de austeridad del Gobierno británico.

La ministra de Interior Amber Rudd ha prometido que el Gobierno no escatimará recursos en la prevención de la oleada de ataques con ácidos que sacude todo el país (al menos 400 incidentes entre noviembre del 2016 y abril del 2017).

"Vamos a poner en marcha un plan de acción que incluya la revisión del código penal para endurecer las sentencias", anunció Rudd en un artículo publicado en The Sunday Times.

"Vamos a asegurarnos de que todos en nuestro sistema penal, desde la policía a los fiscales, tienen los poderes que necesitan para perseguir implacablemente estos horribles delitos".

Rudd anunció también medidas para vetar el acceso a los productos corrosivos que hasta la fecha pueden adquirirse sin ningún tipo de cortapisas ni límites de edad en las droguerías y ferreterías. La secretaria de Interior reconoció que el aumento de su uso como arma letal está posiblemente relacionado con las operaciones policiales para la prevención de delitos con arma blanca.

Rudd prometió la creación de un fondo especial de ayuda a las víctimas, "muchas de las cuales sufren un impacto para el resto de sus vidas".

Jabwd Hussain, la primera víctima de los cinco ataques perpetrados el jueves en Londres por dos adolescentes, se considera relativamente afortunado. El repartidor de UberEats abandonó su ciclomotor y evitó un segundo ataque que pudo ser letal cuando sintió cómo le quemaba el lado izquierdo del rostro tras se alcanzado por unas cuantas gotas de ácido corrosivo.

"He tenido suerte, pero estoy asustado, como toda la gente que está expuesta mientras hace su trabajo en plena calle", declaró el reparidor al Canal 4 de televisión. "Vivimos en una de las ciudades más multiculturales del mundo, pero se está convirtiendo también en una de las más inseguras".

"Han cambiado los cuchillos por el uso de ácidos"

Resham Khan, otra reciente víctima de los ataques con ácidos, ha lanzado desde su cama de hospital una campaña pidiendo acciones al Gobierno y suscrita ya por más de 444.000 firmantes. Khan, de 21 años y estudiante en Manchester, se encontraba de visita en Londres con su primo Jameel Muhktar cuando fueron atacados en el coche en el que viajaban por un hombre identificado como John Tomlin, que arrojó el líquido corrosivo por la ventanilla.

Tomlin compareció la semana ante el juez, mientras Khan sigue hospitalizada desde el 21 de junio con gravísimas quemaduras en la cara. "Mientras espero a recuperar mi rostro y pese al intenso dolor, quiero asegurarme de que nadie tenga que pasar por esta pesadilla", ha declado Khan en el lanzamiento de la campaña.

"Las bandas callejeras han cambiado las pistolas y los cuchillos por el uso de ácidos que se pueden conseguir online por 6,5 libras (8 euros)", denuncia Khan. "En muchos barrios del Reino Unido, la gente se encierra en casa ante el miedo de poder sufrir este tipo de ataques. Este problema tiene que ser eliminado con penas más duras para los asaltantes y responsabilidades para quienes los producen y comercializan".

"El objetivo de estos horribles delitos es dejar en las víctimas una huella dolorosa, indeleble y traumática que equivale a una tortura para el resto de la vida", escribe la columista Deborah Orr en The Guardian. "Estamos ante un tipo de delito que es un reflejo de los tiempos implacables en que vivimos, de la falta de empatía y de la ira creciente que se propaga por nuestra sociedad".

Volver a reproducir video
SIGUIENTE
1
Cancelar
SIGUIENTE
SIGUIENTE

Vídeo proporcionado por Euronews

MÁS EN MSN:

Estos son los vehículos de guerra más caros de las últimas décadas

(Fuente: El Confidencial)

F-35 Lightning II (87 millones de euros): Este caza, nacido de la colaboración entre los ejércitos de EEUU y Reino Unido, es uno de los más potentes y caros del mundo. Puede alcanzar casi los 2.000 kilómetros por hora. Estos son los vehículos de guerra más caros de las últimas décadas

Lo mejor de MSN en cualquier dispositivo


Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon