Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las dudas futbolísticas e individuales que debe despejar San Lorenzo

logotipo de Clarín Clarín hace 5 días clarin.com

Enfrentar una serie decisiva de Copa Libertadores sin ritmo de partidos oficiales ante un rival que sí lo tiene por supuesto que es igual a otorgar una gran ventaja. Les pasó a todos los equipos argentinos en las revanchas de los octavos de final de la Copa Libertadores. Sin embargo, a la par de esa certeza irrefutable (imposible tomarla como una excusa), también hay algunas deficiencias futbolísticas que no surgieron recién en ese partido disputado en ese contexto de desventaja. En San Lorenzo, por ejemplo, se presentan varias situaciones que generan dudas relacionadas con la pelota, con el funcionamiento y con algunas individualidades que hace un tiempo que andan muy lejos de su mejor nivel.

Muchas voces azulgranas le apuntan al entrenador Diego Aguirre por la conformación del equipo y por la realización de los cambios. Seguro que en algunos reclamos tienen razón. Por ejemplo, no se comprende en el segundo tiempo contra Emelec, cuando San Lorenzo ya tenía un hombre, por qué no sacó a un defensor y por qué excluyó a Cerutti, ideal para tirarles centros a los dos centrodelanteros (Blandi y el ingresado Reniero) que justo desde su salida estaban en cancha. Pero más allá del DT, varios jugadores hace rato no aportan lo que el equipo necesita:

Ezequiel Cerutti.

San Lorenzo pagó 3.000.000 de dólares por su pase hace más de un año y había arrancado como para justificar semejante inversión, inclusive se insinuaban equipos europeos interesados en contratarlo. Pero en la última temporada bajó notoriamente, tanto que se repite en los desbordes y cada vez está más lejos del gol. ¿Cuánto hay de bajón propio y cuánto influye en su declive el flojo funcionamiento colectivo?

Fernando Belluschi.

Que haya errado el penal en la serie ante Emelec es una anécdota. De aquel Belluschi que la rompía y merecía Selección, hoy hay muy poco. En todo este 2017 ha sido así. En el primer semestre, lo perjudicaba una lesión que no podía superar. El mismo le dijo a Clarín: “Jugué con miedo por la lesión”. Pero en los 90 minutos ante Emelec participó muy poco. San Lorenzo, mucho más sin Ortigoza, necesita de un Belluschi que se haga cargo de la pelota. Cuanto antes.

Franco Mussis.

Corre, muerde, quita. Pero también sale muy lejos, se desordena y en su apuro falla pases fáciles que provocan réplicas que encuentran a San Lorenzo mal parado. ¿Hoy como “5” de contención no sería ideal que juegue Mercier, mucho más táctico? w

Más de Clarín

image beaconimage beaconimage beacon