Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Luis Miguel se cruzó con su otro yo

logotipo de Clarín Clarín 19/05/2017
Luis Miguel y su otro yo en la pelicula que encarna a Luis Miguel en Nexflix © Proporcionado por Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. Luis Miguel y su otro yo en la pelicula que encarna a Luis Miguel en Nexflix

Cenaron en Malibú, California y, entre copa y copa, sellaron un pacto: que la ficción sea hecha “con buena leche”. Luis Miguel se cruzó con su otro yo en los Estados Unidos y la cita con el joven actor Diego Boneta, de 26 años, fue un éxito.

Boneta se convertirá en la mejor versión de “El Rey Sol”, ese que brillaba antes del abismo. La serie que preNetflix junto a Telemundo y Gato Grande (productora latina de la Metro Goldwyn Mayer) aún no tiene nombre, pero ya es noticia mundial. ¿Qué tono tendrá la biografía?Por lo visto, color de rosa, ya que es avalada por el mexicano.

“Durante décadas, muchas personas han hablado de mi vida. Pero ha llegado el momento de que la verdad salga a la luz. Versiones hay muchas. Verdad sólo hay una. Esta es mi historia”, se lo escucha a “Luismi” en el video de promoción que lanzó Netflix.

¿Quién es Boneta, el apuesto “doble” de Luis Miguel? Un muchacho nacido en México en 1990. Fue estrella infantil y participó de un popular concurso para jóvenes cantantes. Además, tuvo un papel secundario en la serie Rebelde (en 2005), la adaptación mexicana de la argentina Rebelde Way.

Boneta, a quien Luis Miguel dio el visto bueno con efusividad, logró un salto a la fama en los Estados Unidos, donde se convirtió en una estrella para el público joven, especialmente tras su papel en Sream Queens (2015). Su rostro llegó a circular por los autobuses de Los Ángeles. Otras de las series que le ayudaron a hacerse un hueco en el mundo hollywoodense fueron Pretty Little Liars (2010) y Jane The Virgin (2016). Aunque el empujón definitivo se lo dio su actuación en la gran pantalla junto a Tom Cruise en la película Rock of Ages (2012).

El muchachito -muy medido en redes sociales y con más de un millón de seguidores en Instagram- no tiene parecido con Luis Miguel, pero eso no importó a la hora de la elección. “Se priorizaron otras cuestiones para esta ficción”, aseguran los guionistas. El bajo perfil y la ausencia de escándalos en su currículum le jugaron a favor.

Con esta nueva “jugada”, Luis Miguel intenta levantar su golpeada imagen. A principios de mes fue detenido en Los Ángeles, luego de entregarse a la justicia estadounidense. Los memes con su imagen tras las rejas no tardaron en llegar.

La orden de arresto “por desacato” se dio luego de las evasivas del artista por comparecer ante la justicia, luego de que su ex manager William Brockhaus exigiera en su demanda una indemnización de algo más de un millón de dólares.

El encierro fue rápido para el cantante:en una hora pagó una fianza de un millón de dólares y fue dejado en libertad. Su colega Armando Manzanero, a quien “Luismi” no le había atentido el teléfono meses atrás, salió en su defensa. “Podrá tener todos los problemas que tenga, podrá tener todos los líos que se haya buscado, sólo él sabe por qué, pero la calidad que tiene como intérprete no se la va a quitar nadie. El ocaso de la gente uno mismo se lo crea. La gente no tiene por qué darse el derecho de querer decir que él se lo ganó”, comentó. “Yo no creo que un señor con esa juventud, con esa fuerza económica que tiene, pueda estar en su ocaso. Y si está en su ocaso, que entonces me llame para que yo le programe una vida hasta sin cantar, un yate bonito, pasándola a gusto, el mejor champagne, una señora que lo ame y dos o tres amigos”.

Si este fue el peor año de los últimos malos años del “Rey Sol” (sufrió depresión, aislamiento, suspensión de shows y problemas financieros), algo parece empezar a cambiar.

Más de Clarín

image beaconimage beaconimage beacon