Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tiger Woods y una caída sin fin: ya no está entre los mil mejores del ranking

logotipo de Clarín Clarín hace 5 días clarin.com

De ser serio aspirante al mejor golfista de todos los tiempos a situarse en el umbral del ocaso en medio de escándalos y permanentes rodadas. Así fue derrumbándose la carrera de Tiger Woods, quien no celebra un título desde 2013 y, muy lejos de ser el número uno del mundo que supo disfrutar, el ránking mundial del golf lo encontró este lunes afuera de los mil primeros del planeta; 1005, precisamente.

La imagen actual de Woods, desalineado. © clarin.com La imagen actual de Woods, desalineado.

Woods atraviesa en la actualidad un severo tratamiento médico para controlar los dolores de espalda que lo obligaron a una operación y al retiro transitorio de la actividad. Fue la ingesta de tantos medicamentos para reducir el sufrimiento lo que le generó trastornos de sueño. La prueba más concreta fue cuando semanas atrás lo detuvieron porque se había quedado dormido al volante de su auto.

Woods, un 14 veces campeón de Grand Slam que no gana un título del PGA Tour desde 2013, fue arrestado el 29 de mayo cuando la policía de Júpiter, Florida, lo encontró dormido al volante de su auto en una carretera.

El último torneo de Woods, en enero de este año, cuando no pasó el corte clasificatorio en el Farmers Insurance Open de California. © clarin.com El último torneo de Woods, en enero de este año, cuando no pasó el corte clasificatorio en el Farmers Insurance Open de California.

Por entonces, un reporte policial mostrado por The Golf Channel dijo que Woods le dijo a las autoridades que no había estado bebiendo pero que tuvo una reacción a varios medicamentos recetados, incluyendo Xanax, que se utiliza para tratar el insomnio.

Woods, de 41 años, fue detenido bajo sospecha de conducir bajo la influencia de drogas o alcohol, aunque no mostró signos de alcoholemia en la espirometría. Por este motivo, tiene fijada una audiencia ante un tribunal para el 9 de agosto.

En sus primeros comentarios desde el lanzamiento de imágenes de video de la policía que lo muestran luchando por pasar una prueba de sobriedad, Woods tuiteó que "actualmente estoy recibiendo ayuda profesional para administrar mis medicamentos y las formas en que trato con dolor de espalda y el trastorno del sueño".

Woods no gana un título desde 2013 mientras que su última conquista en un Major data de 2008, cuando se impuso en el Abierto de los Estados Unidos. Con ella llegaba a las 14 coronas en los certámenes más importantes del planeta (cuatro Masters de Augusta y cuatro campeonatos de la PGA, tres US Open y tres Abiertos Británicos).

La debacle empezó, precisamente, un año más tarde, en 2009, cuando tras sufrir un accidente automovilístico empezaron a ventilarse rumores de su excéntrica vida sexual extra matrimonial. Un año más tarde, se divorció de su entonces esposa, Elin Nordegren.

A la caída en su nivel de golf y en el ránking, se le sumó además que muchos patrocinantes empezaban a darle la espalda porque su imagen había dejado de estar vinculada con la de un deportista ejemplar. 

Un ejemplo: en 2015, Electronic Arts le confirmó que dejaba de ser la imagen oficial de PGA Tour, la serie de golf que lanzó en 1998, época en que fue lanzado al mercado la primer PlayStation. El estadounidense había sido el referente del videojuego desde el 1998 hasta 2013 de manera ininterrumpida pero para la edición de 2016 ya Rory McIlroy fue el golfista elegido.

A principios de este año tuvo un decepcionante intento de regreso a los courts: no superó el corte clasificatorio en el Farmers Insurance, de San Diego, el primer certamen que disputaba tras 17 meses de ausencia.  

Woods disputó en San Diego su segundo torneo desde su regreso al circuito, aunque el primero en el circuito de la PGA. Su vuelta a la competición fue a fines de 2016 en Bahamas, pero en su propio torneo.

A causa de dos operaciones en la espalda, el golfista no pudo jugar ningún torneo entre agosto de 2015 y diciembre de 2016. 

El pasado 30 de mayo, Woods fue detenido en Florida tras haberse quedado dormido al volante de su auto. La foto del registro policial y el video del momento del arresto eran pruebas más que contundentes de su ocaso. El que lo tiene 1005 en un ránking que lidera el estadounidense Dustin Johnson.

Más de Clarín

image beaconimage beaconimage beacon