Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La batalla entre PlayStation 5 y Xbox Series X no será decidida solo por el hardware

logotipo de Gizmodo en Español Gizmodo en Español 30/03/2020 Sam Rutherford
© Imagen: Sam Rutherford (Gizmodo)

Sony y Microsoft están preparando el escenario para una batalla que se llevará a cabo (con suerte) más adelante este mismo año con el lanzamiento de las nuevas PlayStation 5 y Xbox Series X. Ambas plataformas están preparadas para brindar nuevas y mejores experiencias, y tienen características de alta gama para juegos en consola, pero si crees que cualquiera de los dos va a ganar solo con las especificaciones de su hardware, piénsalo de nuevo.

Incluso sin saber cómo lucirá la PS5, al observar su arquitectura subyacente, queda claro que la Xbox Series X y la PS5 tienen muchas cosas en común. Ambas consolas tendrán CPU y GPU basadas en las arquitecturas Zen 2 y RDNA 2 de AMD, como han anunciado tanto Microsoft como Sony. PS5 y Xbox Series X también contarán con alguno nuevo y maravilloso llamado SSD (a pesar de que las unidades de almacenamiento de estado sólido han sido componentes estándar en muchos ordenadores portátiles y de escritorio durante casi una década). Ambas consolas incluso contarán con ray–tracing acelerado por hardware, que es algo que actualmente solo está disponible en PC.

Esto es lo que hay dentro de la nueva Xbox Series X

El resultado final de esos componentes es que Microsoft dice que la Xbox Series X contará con 12 teraflops (TFLOPS), que es una forma elegante pero relativamente abstracta de cuantificar el rendimiento de la nueva Xbox. Por otro lado, Sony dice que la PS5 tendrá que conformarse con apenas unos 10,3 TFLOPS insignificantes. En caso de que mi sarcasmo no se entienda claramente por escrito, estos números, aunque puedan sonar impresionantes, en realidad no significan mucho. Y eso es algo bueno.

Microsoft todavía está esperando ver cómo lucirá su rival de la marca Sony. © Imagen: Microsoft. Microsoft todavía está esperando ver cómo lucirá su rival de la marca Sony.

De cualquier forma, una diferencia de aproximadamente 1,7 TFLOPS no es lo suficientemente grande como para que la Xbox Series X sea capaz de manejar juegos a 8K mientras que la PS5 quede rezagada en 4K. Y aunque esa cifra de 12 TFLOPS podría sugerir que la próxima Xbox podría bombear un poco más de fotogramas por segundo (fps) que la PS5, gran parte del rendimiento real de las consolas se reducirá a qué tan bien los desarrolladores pueden optimizar sus juegos para cada consola. Entonces, si los TFLOPS no importan, ¿cuál son las diferencias realmente importantes entre Xbox Series X y PS5?

Gran parte de esto se basará en los diversos ajustes que Microsoft y Sony hacen a la plataforma de hardware de AMD. Si bien AMD también fabricará componentes Zen 2 y RDNA para el mundo de las PC, los fabricantes de piezas de PC no tienen la misma capacidad de personalizar el silicio en estos componentes que los fabricantes de consolas.

Durante el reciente evento online de presentación de Sony llamado Road to PS5 de Sony, el diseñador principal de arquitectura de la consola Mark Cerny pasó mucho tiempo llamando la atención sobre cómo la PS5 maneja el sonido utilizando un motor de audio Tempest 3D personalizado, con el potencial de crear algo llamado funciones de transferencia relacionadas con la cabeza, o HRTF, personalizadas. Esto significa que la PS5 podría ofrecer audio espacial sintonizado especialmente para tu forma de escuchar, permitiendo entornos más potentes e inmersivos. Dicho esto, mucho de eso es solo una posibilidad, porque si bien sería bueno construir un HRTF personalizado para cada usuario de PlayStation, no es algo realmente factible, por lo que en el lanzamiento, la PS5 ofrecerá cinco HRTF diferentes para elegir.

Estas son las características técnicas de la nueva PlayStation 5

En el lado de Xbox, en los recientes anuncios de Microsoft sobre la tecnología de la Xbox Serie X, algunas características que se destacaron fueron la mención de los 120Hz y frecuencias de actualización variables. Actualmente, la PS4 Pro realmente no ofrece un juego a 120Hz (fuera de PlayStation VR, por supuesto) mientras que la Xbox One X puede hacerlo en un número limitado de títulos. Pero en el futuro, combinando el conocimiento existente de Microsoft con el creciente número de televisores que admiten 120 fps y una frecuencia o tasa de refresco variable, existe la posibilidad de que la Xbox Serie X sea una mejor opción para los jugadores que realmente se interesan por obtener velocidades de fotogramas más elevadas.

Además, si nos fijamos en el lanzamiento de Xbox One y de PlayStation 4, muchos parecen olvidar lo importante que son las cosas más básicas, como el precio y las características principales como la capacidad de intercambiar juegos usados, ​​que influyeron en la opinión pública durante el nacimiento de esa generación de consolas. En la E3 2013, antes de que Microsoft terminara con sus planes para DRM en Xbox One, este video le dio a la PS4 una ventaja enorme en los corazones y las mentes de los jugadores. Y cuando combinas eso con el precio de lanzamiento más bajo de la PS4 de 400 dólares (frente a los 500 dólares de la Xbox One), Sony básicamente ganó la generación antes de que cualquiera de las consolas saliera a la venta.

Volver a reproducir video

Así que, salvo alguna sorpresa o inconveniente inesperado, la batalla entre la Xbox Series X y la PlayStation 5 no será decidida por las especificaciones de hardware, y la guerra será mejor justamente por eso. Nintendo ya ha demostrado con la Switch que las especificaciones realmente no importan, es lo que haces con ese hardware. Eso significa que Sony y Microsoft pueden luchar en cosas más importantes como juegos (particularmente títulos exclusivos), accesibilidad, soporte de streaming, precio y más, que es lo que realmente le importa a la gente de todos modos.

More from Gismodo en Español

Gizmodo en Español
Gizmodo en Español
image beaconimage beaconimage beacon