Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Materiales y consejos para correr en verano: cómo hacer 'running' en los meses de calor

logotipo de El Confidencial El Confidencial 18/05/2017 Pedro Moya - Palabra de Runner

Poco a poco vamos diciendo adiós al frío, los días se van alargando y llega el calor. Muchos aprovechan esta época para empezar a correr, disfrutar del sol, de la naturaleza y, por supuesto, nunca viene mal un poco de deporte para mantener la forma. El cambio de clima es un tema especialmente interesante a la hora de hacer 'running' en verano, ya que tenemos que adaptar nuestros hábitos y el material que utilizamos para soportar un poco mejor los entrenamientos.

Las altas temperaturas, el cuidado de la piel o la hidratación son claves que cobran todavía más importancia en esta época del año. Sin embargo, podremos adaptarnos a la perfección con una serie de accesorios y consejos imprescindibles para correr durante la etapa estival.

La protección contra el sol al correr en verano

El sol no perdona, es el protagonista en los meses de verano y nos permitirá coger algo de color mientras ejercitamos el cuerpo; pero también hay que tratarlo con respeto, protegiéndonos adecuadamente a la hora de salir a entrenar.

Comenzando por la cabeza, las gorras y viseras son el complemento principal de cualquier 'runner'. Obviamente, todos conocemos su función: son un accesorio perfecto para evitar el sol directo en la cabeza y parte de la cara, pero también suelen ser muy transpirables para permitir que el calor se evacue durante el entrenamiento. No hay que olvidar que en verano hay que equiparse con materiales ligeros y frescos. Además, las gorras y viseras son de gran ayuda para los corredores que tienden a sudar en abundancia, ya que evitan el sudor en la cara.

A la gorra sumamos otro accesorio vital para correr en verano: las gafas de sol. En este apartado, las opciones son múltiples, tanto modelos deportivos como más casuales, pero lo importante es que incluyan lentes de calidad con protección 100% UV y un filtro solar adecuado —lo habitual suele ser categoría 3—.

El cuidado de la piel

Antes de salir a hacer 'running' en verano es conveniente preparar la piel. Para ello, lo mejor es aplicar protector solar antes de salir, sobre todo si es en una franja horaria delicada —hay que tratar de evitar las horas más calurosas—, así como crema hidratante al volver.

© Proporcionado por El Confidencial

Del mismo modo, en verano se suda más y eso provoca la aparición de otras 'invitadas' no deseadas: las rozaduras. Zonas como los muslos, las axilas o los pezones son más propensas a sufrir irritación por la combinación de calor, sudor y textil no adecuado. Ahí se puede aplicar vaselina o tratar de usar ropa deportiva técnica para correr en verano.

Las camisetas, pantalones y mallas técnicas están fabricadas con materiales adaptados, mucho más transpirables, ligeros y normalmente sin costuras para evitar las rozaduras. Es recomendable prestar especial atención a los calcetines, ya que en los pies será donde más se note el exceso de temperatura en verano: utilizar calcetines de 'running', cómodos y frescos, nos hará olvidarnos de las irritaciones que pueden acabar en ampollas.

Lo más importante: la hidratación

No es un consejo nuevo, ni mucho menos, pero hay que repetirlo una y otra vez para tenerlo siempre en mente: la hidratación es fundamental durante todo el año, y todavía más en verano. Si se sale a correr en esta época del año, siempre se debería ir acompañado de un botellín de agua o bebida isotónica para ir dando pequeños tragos durante el entrenamiento.

El objetivo es reponer los líquidos que se pierden por el exceso de sudoración, e incluso sería interesante acompañar la ingesta de agua con pastillas de sales si se va a realizar un entrenamiento prolongado, como tiradas largas, escapadas por la montaña haciendo 'trail running' o dilatadas salidas en bicicleta.

Si llevar un botellín de agua no te parece cómodo, en el mercado existen multitud de accesorios para beber corriendo, como biberones 'blandos' que podemos ir estrujando a medida que se vacían y después caben en cualquier bolsillo; bidones con agarre o mochilas de hidratación con una bolsa interior en la que almacenar el líquido —además, estas bolsas sirven para llevar otros complementos, como el móvil, algún gel o las llaves—.

El verano es una época maravillosa para correr y aprovechar el buen tiempo, incluso usando el deporte como excusa para descubrir la ciudad donde pasemos las vacaciones, pero hay que prestar mucha atención al clima, a la temperatura, la hidratación y equiparnos adecuadamente.

[Pedro Moya es autor del blog 'Palabra de runner']

En verano, hay que tomar precauciones a la hora de correr. (Foto: Tory Sport) © Externa En verano, hay que tomar precauciones a la hora de correr. (Foto: Tory Sport)

Más en MSN:

La mágica sensación de correr rápido

¿Qué 7 claves del método de Elsa Pataky son perfectas para tu operación bikini?

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon