Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un Navy Seal advierte sobre lo que nunca debes comer. Sin excusas

logotipo de El Confidencial El Confidencial 12/05/2018 A. López
Jocko Willink. © Externa Jocko Willink.

Jocko Willink se retiró de los Navy SEALs de los EEUU en 2010, pero no ha podido dejar atrás la disciplina y sigue teniendo un enfoque intenso de la vida. Como comandante de la Unidad de Tarea del Equipo 3, la unidad de operaciones especiales más condecorada de la Guerra de Iraq, Willink dirigió a sus hombres con el mantra "la disciplina es igual a la libertad". Es decir, al desarrollar y apegarse a las rutinas y pautas, puedes liberarte de apegarte a la misión y no preocuparte por el protocolo.

Cuando se jubiló se dio cuenta de que su filosofía de liderazgo era aplicable fuera del ejército, y hoy es un superventas, presentador de un exitoso programa de radio, imagen de una creciente marca de atletismo y cofundador de Echelon​ Front, una firma de consultoría de mando junto a uno de sus líderes de pelotón, Leif Babin.

"Disciplina es igual a libertad"

Su rutina comienza a las 4:30 de la mañana todos los días, incluidos los sábados y domingos. Es un hábito que aprendió en la Marina y que no ha abandonado nunca. En su libro 'Propiedad Extrema', coescrito con Babin, explica que los mejores jóvenes SEAL con los que él servía eran los que se despertaban siempre antes, comenzando el día mientras todos dormían.

Para mantener su responsabilidad e inspirar a los demás, Willink publica una foto de su reloj cada mañana en su página de Twitter e Instagram. "Parece una locura, pero ayuda a muchos a ver que la rutina es real", asegura a 'Business Insider'.

Sé constante

Willink prepara su ropa de entrenamiento antes de irse a dormir cada noche para poder activarse lo más rápido posible, independientemente de si se siente atontado o enérgico. Tiene una rutina de cuatro días de ejercicio (pull, push, lift, squat), y cada serie es precedida por calentamientos y estiramientos básicos porque necesitas que tu sangre fluya antes de empezar a ejercitarte. Después continúa con varios ejercicios y cardio.

Este exmarine creció en Connecticut, pero se mudó a San Diego porque la base del ejército esta allí. Finalmente decidió quedarse porque le gusta aprovechar la ventaja de vivir cerca de la playa, y si no está navegando, puede correr por la arena. "Cada día es un gran acto de equilibrio que tengo que resolver y coordinar, ya que siempre estoy trabajando en múltiples proyectos simultáneamente", explica.

Uno de esos proyectos es su podcast semanal, una exploración de gran alcance sobre historia militar, el liderazgo empresarial y las vidas de las personas que Willink encuentra inspiradoras. Los episodios suelen durar tres horas, y cada uno requiere de 15 a 20 horas de investigación y preparación, ya que están llenos de información histórica y biográfica.

Dieta Paleo

Sigue este régimen en el que se ingiere esencialmente carne sin procesar, sin hormonas, pescado, vegetales, frutas y nueces. Es una dieta baja en carbohidratos. También tiene un régimen de ayuno en el que lo practica durante 24 horas aproximadamente una vez cada dos semanas y un ayuno de 72 una vez por trimestre.

Practica jiu-jitsu, al que denomina como el mejor arte marcial que cualquiera puede aprender: "No solo te pone en buena condición física y te enseña a defenderte , también es intelectualmente desafiante y constantemente tienes que aprender a adaptarte". Toma té en vez de café, aunque ha creado su propia bebida. Además de sus comidas, Willink ingiere un suplemento para las articulaciones tras descubrir que son útiles para la recuperación del entrenamiento de jiu-jitsu.

Nada gratis

Tras escribir su último libro 'Discipline Equals Freedom: Field Manual', asegura que el alimento número uno que debes abandonar para estar sano es el donut: comida reconfortante, pero valor cero. No te lo comas". Mientras que las rosquillas tienen muchas variedades, la base de la masa frita es alta en grasa, y aproximadamente la mitad es saturada. En dosis altas, está relacionada con enfermedades cardíacas, y una sola, generalmente, puede representar alrededor de un tercio de la ingesta diaria recomendada.

Es uno de los alimentos de oficina omnipresentes que probablemente no deberías comer, al menos con regularidad, y es por eso que Willink ha establecido como norma que nunca aceptes 'snacks' gratis. "Cuando tus compañeros, especialmente en entornos de oficina, quieren ser amables, suelen llevar refrigerios", asegura. En realidad están saboteando tu salud, así que debes aprender a decir no. Consigue algo saludable y no comas nada que no hayas pagado.

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon