Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo evitar una depresión

logotipo de AS BuenaVida+ AS BuenaVida+ 19/04/2017
Algunas de éstas contienen niveles altos de sodio, lo que está asociado al desarrollo de depresión. Cortesía Getty © bienestar.salud180.com Algunas de éstas contienen niveles altos de sodio, lo que está asociado al desarrollo de depresión. Cortesía Getty

La depresión es la primera causa de discapacidad en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Te damos algunas pautas para que no tengas que enfrentarte a ella.

Los problemas psicológicos, como la depresión o los trastornos de ansiedad, están a la orden del día. La Organización Mundial de la Salud (OMS) pondera la depresión como la primera causa de discapacidad a nivel mundial, afectando a más de 300 millones de personas. Esta patología afecta más a las mujeres que a los hombres, y en el peor de los casos puede llevar al suicidio. La buena noticia es que tiene tratamiento, ya sea de índole psicológica o gracias a los medicamentos antidepresivos que prescriben los psiquiatras. Sin embargo, también hay formas de prevenirla, y vamos a repasar cuáles pueden ayudarnos a no caer en una depresión.

Algo tan sencillo como leer

En los casos de depresión leve o moderada, muchos médicos piden a sus pacientes que se sirvan de la literatura como elemento de distracción para nuestra mente. También recomiendan libros de autoayuda relacionados con el tema, que sirven para desdramatizar la situación y dar algunas claves para seguir adelante. Por ejemplo, Matt Haig, autor del libro “Razones para seguir viviendo”, reconoce que las novelas le ayudaron a cambiar sus pensamientos depresivos.

La importancia de dormir bien

El número ideal de horas de sueño para la población adulta se estima entre siete y nueve, pero esto es algo que debemos descubrir nosotros mismos. Hay gente que se encuentra fenomenal durmiendo seis horas, y otros en cambio necesitan diez para estar despejados y poder rendir en su día a día. Si tienes un trastorno del sueño, te levantas en mitad de la noche o notas que tu sueño no es reparador, debes consultar a un especialista y tratarlo cuanto antes para evitar que afecte a tu salud mental.

Exteriorizar los problemas

En muchas ocasiones no hablamos sobre nuestro estado de ánimo o sobre nuestros problemas con familiares, amigos o pareja, y es justo lo contrario de lo que debemos hacer. Charlar sobre aquello que nos obsesiona es una manera fantástica de dar salida a las neuras y no comernos la cabeza, ya que a la larga se nos acumulan las preocupaciones y éstas pueden desembocar en un problema grave.

Ejercicio físico

Los beneficios del deporte para prevenir la depresión están más que probados, gracias a la liberación de endorfinas que tanto bienestar nos producen tras la práctica de ejercicio físico. Solo el hecho de salir a caminar treinta minutos todos los días consiguen alejar el fantasma de la depresión, y según investigadores de la Universidad de Tecnología de Queesland, la práctica de 150 minutos de ejercicio a la semana, en cualquier disciplina, como puede ser natación, correr, baile, tenis o deportes de contacto, consiguen efectos tan positivos como la toma de un medicamento antidepresivo. Y además, de forma natural.

Sol y vitamina D

Pese a que no es posible salir a tomar el sol en todas las estaciones del año, la suplementación con vitamina D puede paliar esta situación, ya que la deficiencia de esta vitamina se asocia con un mayor riesgo de padecer depresión. De hecho, la prevalencia de esta enfermedad es mayor en el norte de Europa, donde hay menos sol y por ende mayor deficiencia de vitamina D que en los países mediterráneos.

TE RECOMENDAMOS: ESTRELLAS QUE LUCHARON CONTRA LA DEPRESIÓN

Estrellas que lucharon contra la depresión

Más de AS BuenaVida+

image beaconimage beaconimage beacon