Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Remedios naturales para reducir la tensión alta

logotipo de Bekia Bekia 16/02/2017

© Proporcionado por Bekia

La tensión alta no controlada y mantenida en el tiempo es un problema de salud grave, que puede acarrear daños y enfermedades en otros órganos. La tensión alta es problemas de salud muy común, lo padecen una de cada tres personas. Se considera que una persona tiene la tensión alta cuando las cifras son iguales o superiores a 140/90 mmHg. Las razones para tener la tensión alta son múltiples: obesidad, herencia familiar, estrés, enfermedades renales, vida sedentaria, alto contenido de sal en las comidas, algunos medicamentos...

Con el tiempo mantener una cifras de tensión alta puede desencadenar problemas cardiovasculares, accidentes cerebrovasculares y problemas en los riñones. Es frecuente que la persona necesite tratamiento faramacológico para controla sus cifras de tensión, pero en algunos casos si las cifras aún no son altas o si la persona sólo tiene predisposición a tener la tensión alta es posible recurrir a la ayuda de remedios naturales que nos faciliten controlar nuestras tensión arterial de manera exitosas. Muchos de estos remedios naturales pueden hacerse como prevención o como ayuda al tratamiento médico. Ante todo, es importante seguir las recomendaciones de su médico. 

Alimentos que son remedios naturales

Ajo: el consumo de uno o dos dientes de ajo, ya sea crudo o cocido posee propiedades para controlar las cifras de tensión arterial y reducir los niveles de colesterol. Ayuda dilatar las arterias y previene la formación de trombos. Otra opción es tomas dos veces al día, unas gotas del jugo del ajo mezcladas con unas cucharaditas de agua.

Cebolla: posee los mimos efectos que el ajo. En este caso es mejor comerla cruda o hacer un jugo de cebolla, al que le añades media cucharadita de miel, durante quince días, dos veces al día.

Plátanos: el plátano es una fuente importante de potasio lo que te ayuda a controla la tensión alta. Comer dos plátanos al día durante un par de semanas puede ayudarte a reducir tu tensión arterial hasta un diez por ciento.

Limón: el consumo de manera regular del zumo de limón ayuda a los vasos sanguíneos, reduce su rigidez y a ayuda a controlar la tensión alta. Por otro lado el contenido de vitamina B que aporta el limón ayuda al bombeo de tu corazón, especialmente si padeces insuficiencia cardiaca. Para obtener sus beneficios toma un vaso con agua tibia con el zumo de un limón en ayunas. Si añades perejil al jugo verás aumentado el efecto diurético, obteniendo como consecuencia la eliminación por medio de los riñones de las sustancias que pueden elevar tu tensión arterial.

Miel: una o dos cucharaditas de miel al día, mejor si es en ayunas aunque puede usarse como edulcorante en sustitución del azúcar refinado, tendrá un efecto calmante sobre tus vasos sanguíneos y como resultado una reducción de la tensión arterial. Puedes potenciar el efecto sobre tu organismo si lo combinas con otros alimentos que ayuden a disminuir tu tensión alta. Por ejemplo, mezcla una cucharadita de miel, con otra de jengibre y dos de semilla de comino en polvo. O zumo de albahaca con miel en la misma proporción en ayunas todos los días.

Pimienta de Cayena o pimienta roja: en casos de tensión alta leve el consumo de pimienta roja, siempre con moderación por su sabor picante, promueve el flujo sanguíneo y evita que se formen coágulos en la sangre. Añade pimienta a los guisos, ensaladas, verduras o sopas.

Vinagre de manzana: diluye una cucharadita de este vinagre en una taza de agua e ingiere el jugo resultante tres veces al día, para disminuir tu tensión arterial.

Semillas de Fenogreco o Alhova: es un remedio de la medicina tradicional especialmente en Asia. Debes elaborar una pasta con estas semillas, hierve una o dos cucharaditas de estas semillas durante un par de minutos. Posteriormente lo cuelas el agua y con la mezcla resultante elabora una pasta moliendo las semillas. La pasta resultante se debe consumir dos veces al día, por la mañana en ayunas y por la noche al acostarse, durante un par de meses para que los resultados sean visibles.

Semillas de sandía: estas semillas poseen cucurbocitrin, compuesto que dilata los vasos sanguíneos y ayuda a tus riñones. Con las semillas secas y aplastadas, añadimos un vaso de agua hirviendo. Después de dejar reposar la mezcla durante una hora, colamos el producto resultante y consumimos cuatro cucharadas de este jugo repartidos durante el día. 

Chocolate negro: el chocolate contiene flavonoides que ayudan a tu corazón disminuyendo la presión arterial. Para obtener este efecto debe comerse en cantidades pequeñas y no debe contener leche, se recomienda que sea chocolate con un mínimo de un 70% de cacao.

Avena: posee un alto contenido en fibra soluble, que ayuda a bajar los niveles de colesterol malo o LDL. Es el colesterol que más importancia tiene en la tensión elevada. Toma un plato de avena en el desayuno, será una gran ayuda en la lucha contra la hipertensión. 

Consejos dietéticos que actúan como remedios naturales

A estos alimentos que pueden ser útiles como remedios naturales para bajar tus cifras de tensión arterial debes sumarle algunos cambios en la dieta para mejorar el efecto hipotensor. Es más, seguir estas recomendaciones dietéticas y realizar determinados cambios en tu alimentación diaria, pueden resultar beneficiosos para tu tensión alta e incluso evitar un tratamiento médico en algunos casos.

- Disminuye el consumo de salen tu dieta. Se debe tener precaución no sólo con la sal común de mesa, también debes vigilar la cantidad de sal que contienen alimentos precocinados y sazonados. Para evitar usar sal en tus comidas pero que éstos sigan estando sabrosos prueba con especias o alimentos que den sabor, te recordamos el efecto hipotensor de algunos mencionados en el apartado anterior como ajo, cebolla, pimienta roja, perejil, limón, jenjibre...

- Aumenta la ingesta de frutas y verduras con alto contenido en potasio, magnesio, cromo y calcio. Así como en vitaminas B, C, D y E.

- Los omega 3 son muy importantes en tu dieta. Consume pescado al menos dos veces por semana, con especial mención al salmón, arenques, atún rojo, sardinas, truchas, anchoas...

- Aumenta la ingesta de fibra que tendrá un efecto directo sobre tu colesterol, ayudando además a bajar las cifras de tensión arterial.

- Elimina el consumo de alcohol y tabaco, pues pueden dañar tus riñones, corazón e hígado teniendo como efecto secundario la elevación de tu tensión arterial.

- Elimina o disminuye la cafeínade tu alimentación, las bebidas excitantes pueden elevar tu tensión arterial, ya que se trata de un estimulante nervioso. Si bien es cierto los estudios no han demostrado una relación directa pero sí una elevación de la cifras de tensión arterial si la persona presenta predisposición a la tensión alta.

- Controla tu peso, acude a un especialista si padeces sobrepeso.

Por último combina todo esto con una actividad física moderada de intensidad leve o media según tu estado de salud. Realiza ejercicio físico de manera regular y evita hábitos de vida sedentaria, simplemente caminar todos los días a paso rápido durante una media hora regulará tu cifras de tensión arterial. A todo esto, evita el estrés y busca actividades de relajación como ejercicios de respiración, yoga, tai-chi o meditación.

TE RECOMENDAMOS: ALIMENTOS QUEEVITAN EL ESTRÉS

Alimentos que evitan el estrés

Más de Bekia

image beaconimage beaconimage beacon