Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Informe a cámara: El gran desafío de España llega antes de lo esperado

Saitama (Japón), 2 ago (EFE).- (Imagen: Miguel Ángel Moreno ).- El gran desafío de la exitosa historia reciente de la selección española de baloncesto tiene un nombre: Estados Unidos. En los últimos 19 años, España jamás se ha impuesto en partido oficial al equipo estadounidense, que le ha privado de dos oros y una final olímpica. Este martes (13.40 horas locales, 6.40 CET) se encontrarán antes de lo esperado, en cuartos de final. La derrota contra Eslovenia en el último partido del grupo (87-95) llevó a España al segundo bombo del sorteo de cuartos de final, diferente del de Estados Unidos que iba con los líderes como mejor segunda. Al salir la bola de Italia contra Francia y la de Alemania contra Eslovenia, España tenía su suerte echada: el otro primero (Australia) tenía que enfrentarse con un tercero (Argentina), así que su camino solo podía pasar por EEUU. Así, la reedición de las finales olímpicas de Pekín 2008 y Londres 2012, y de la semifinal de Río 2016 llega antes de lo que habrían querido los jugadores españoles. En 2008, los españoles exigieron hasta el final (107-118) al equipo americano, en una de las finales más recordadas de la historia del baloncesto olímpico, donde se presentó al mundo Ricky Rubio, hoy estrella. En Londres 2012 se vivió otro duelo muy parejo, con idéntico ganador (100-107). En Río 2016, sus caminos se cruzaron en semifinales y el 'Team USA' avanzó a la final (76-82). En Tokio 2020, el duelo hispano-estadounidense se adelanta una fase: se medirán por un acceso a los partidos que deciden medallas en el segundo turno de los cuartos de final del Super Arena de Saitama, después del Eslovenia-Alemania. Tras el choque entre españoles y estadounidenses se jugarán el Italia-Francia y el Australia-Argentina. La última vez que España se impuso al equipo de las barras y las estrellas en partido oficial fue hace 19 años, en el duelo por el quinto puesto en el Mundial de Indianápolis (EEUU) 2002, un 81-75 a un equipo norteamericano ya tocado por las dos derrotas anteriores que les habían dejado fuera de la medalla. En aquel partido anotó 19 puntos Pau Gasol, hoy en su 'último baile' olímpico. EL ARMA DE DOBLE FILO DE LA HISTORIA Volverse a encontrar a Estados Unidos es para España un arma de doble filo. Por una parte, saben que son capaces de competir contra le poderoso equipo estadounidense, porque ya lo han hecho. "Siempre les hemos dado guerra, les hemos dado la cara, les hemos tuteado. Ese es el objetivo", explicó este lunes Sergio Scariolo. Por otra, ese historial tiene un reverso negativo: el equipo español no puede jugar la carta de la sorpresa. "La otra cara de la medalla de ganarte un respeto es que nadie juega despistado contra ti, nadie juega mal preparado, ni menos que al 100% de concentración y es lo que siempre hemos afrontado", repuso el preparador. El técnico italiano incidió en trabajar la recuperación física -será el segundo partido apenas 40 horas después de la derrota contra Eslovenia- y darle información "

SIGUIENTE

SIGUIENTE

image beaconimage beaconimage beacon