Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así planeó un chantaje Villarejo con el marido de Ana Rosa: "No le interesa salir en YouTube farlopeando con dos periquitas"

logotipo de El Mundo El Mundo 22-08-2018 elmundo.es
© EFE

Corre el año 2017. Es 15 de febrero. El empresario sevillano Juan Muñoz, marido de la periodista Ana Rosa Quintana, y su hermano Fernando se reúnen en un restaurante con el comisario José Manuel Villarejo para contratar sus servicios, por los que pagan «20.000 euros en efectivo», según declaró el propio Muñoz ante el juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea, que le investiga por delitos de descubrimiento y revelación de secretos y extorsión en el marco del caso Villarejo.

Los hermanos quieren conocer las «debilidades» de un magistrado de Marbella inhabilitado que ahora hace funciones de abogado para un antiguo asesor fiscal de los Muñoz, al que estos reclaman dinero y apodaron con el alias de Pintor. Precisamente, el nombre de la pieza judicial de este caso.

«El camarero le lleva [a Villarejo] hasta la mesa donde le están esperando. Villarejo dice que hay que venir con la jefa, aunque Antonio [el camarero] les trata bien, cuando viene con Ana Rosa les trata mejor».

- Juan Muñoz: «Teníamos en esa persona confianza [...] me pintó la facturación para no pagarle el IVA [...] un tipo serio, y Fernando, con la liquidez, le daba en mano a gente que de otra forma se te va».

[...]

- Fernando Muñoz: «El tío cuando sale de la empresa que colaboraba con nosotros, va el tío [...] y falsifica mi firma y la pone en los bancos, y esa pelota cada vez mayor, hasta que a los dos años, en 2006, nos llega a nosotros por parte de un banco [...]».

- Villarejo: «¿Quién le está asesorando? ¿Otro abogado? ¿O otra gente?» [...].

- Juan: «[...] es un marbellí, un tío encantador de serpientes» [...].

- Villarejo: «Sí, lo conozco perfectamente» [...].

-Juan: «Probablemente, en cuanto monitoricemos un cuarto de hora al Pintor... a éste le sale mierda por todos los lados. Ver que no es insolvente es la cuestión más importante... Luego, ver qué nos va a costar esto [...] Ana me decía que investigando a estos pollos... les ponemos. Yo lo que sí quiero es que, somos amigos, nos vemos cuando quieras, pero las cosas... lo estamos llevando con un despacho de unos profesionales cojonudos, y vosotros me tenéis que pasar la dolorosa como a todo el mundo» [...].

- Villarejo: «[...] el tema de investigación lo que voy a hacer es subcontratar yo a detectives de mi confianza que yo voy a manejar, que ellos en un momento determinado van a ir a declarar lo que sea [...].

- Juan: «Me parece estupendo».

- Villarejo: [...] «El CNI lo grabó farlopeando y yo me voy a volver a hacer con esa grabación, que creo que la puedo localizar... y claro, no le interesa a él salir en algún medio o en YouTube con unas periquitas y pegándose un tirito».

- Juan: [...] «Con eso se le puede trincar [...] Eso lo debilita».

He aquí un extracto de la conversación que el marido de la periodista Ana Rosa Quintana mantuvo con el comisario Villarejo, imputado también por los mismos delitos, para organizar el presunto chantaje al ex juez F. J. de U., inhabilitado tras ser condenado por cohecho.

Esta conversación fue aportada por la Fiscalía Anticorrupción al juez instructor, el pasado 30 de julio, un día antes de la detención de los hermanos Muñoz y sus respectivos abogados, a los que el magistrado De Egea dejó en libertad con cargos, imponiendo sólo medidas cautelares a Fernando Muñoz y a los dos letrados. El marido de la periodista quedó libre sin medidas, pese a que los fiscales del caso pidieron su libertad provisional con las mismas medidas que el juez impuso a los otros tres investigados. Esto es, comparecencias quincenales y prohibición de salir de España.

El pasado 16 de agosto, el Ministerio Fiscal presentó un recurso de apelación contra el auto de libertad dictado por De Egea. «Existe un cuadro indiciario de participación delictiva mucho mayor en el caso de Juan Leocadio Muñoz Támara, al ser la única persona que está en todo el proceso de contacto, contratación y ejecución del plan que constituye el denominado Proyecto AR-Pintor». Así argumentan los fiscales al magistrado, además de advertir de que fue el sevillano el que puso en contacto a su hermano con el comisario para resolver el conflicto que tenían con su asesor, «al conocerle de muchos años atrás».

Este diario accedió a las transcripciones de cuatro conversaciones que Villarejo y su socio Rafael Redondo -ambos en prisión provisional desde el pasado 5 de noviembre- mantuvieron con los hermanos Muñoz y sus letrados entre los meses de febrero y mayo de 2017.

- Juan: «Tienes que mirar en la filmoteca, en el videoclub».

- Villarejo: «Eso lo tengo clarito, no te preocupes».

[...]

- Juan: «Si a nosotros nos vale cualquier cosa... que tenga rollos, que tenga solvencia [...] Buscarle cualquier cosa, que tiene solvencia, que tiene empresas, que tiene liquidez [...] Y después cualquier jugueteo, porque él es una persona felizmente... eh? casada... con cierto orden... y además le tiene mucho miedo a la doña [...] A nosotros nos vale todo para atacar al enemigo».

En un momento de la conversación, «Juan le comenta que Anita le pregunta si está todo en orden o tiene que saber algo. Vilalrejo le dice que está todo perfecto y continúan hablando».

- Villarejo: «[...] Lo que desconcierta a todos estos es que a mí la prensa me come la polla, me tocan las narices y como además tengo buenas asesoras como mi buena amiga Ana que me dice...».

[...]

- Juan: «Yo se lo mandaría a su padre», le aconseja Muñoz al comisario Villarejo en relación al vídeo.

Una vez avanzada la investigación, el comisario vuelve a reunirse con el empresario sevillano, su hermano, sus dos letrados y el socio de Villarejo. Fue el 7 de marzo de 2017.

- Juan: «¿Tú tienes datos contundentes para que nosotros a este tipo lo tambaleemos?».

- Villarejo: «Bueno... alguna».

Mientras visionan el vídeo grabado en un baño al ex magistrado marbellí, los imputados comentan las imágenes.

- Villarejo: «[...] Mira, ves... otro tirito más».

- Ricardo [abogado]: «O sea, se le ponen a tiro dos... dos de éstas y le pones una chispa de cristal o lo que sea en la copa y lo tiene ya...».

- Villarejo: «Mira, mira, ahí se apaga la luz y se sigue viendo... se está despelotando el chico y tal...».

Es en la última conversación remitida al juez, fechada el 23 de mayo de 2017, cuando el comisario Villarejo deja claro: «Si vemos alguna duda y se le cuelga en YouTube y a tomar por culo [...] Todo aquel que nos toca los cojones, mira cómo termina eh?» .

La conversación

  1. Muñoz a Villarejo: "Ana (Rosa) me decía que investiguemos a estos pollos"
  2. Villarejo a Muñoz: "El CNI lo grabó farlopeando y yo voy a tener el vídeo"
  3. Muñoz a Villarejo: "Tienes que mirar en el videoclub. Yo se lo mandaría a su padre"
  4. Villarejo a Muñoz: "No le interesasalir en YouTube metiéndose 'tiritos'"

Más noticias en MSN:

Urdangarin goza ya del 2º grado y estudia una 'petición especial' para salir en Navidad

La Asociación Europea contra la Corrupción denuncia al CGPJ por “corrupción sistemática”

VÍDEO: El oscuro pasado del excomisario José Manuel Villarejo (Fuente: El Confidencial)

Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon