Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Por qué ha aumentado la movilización social en este gobierno?

logotipo de Semana Semana 24/11/2018
El movimiento estudiantil cumple más de un mes en la calle en una de las manifestaciones más largas y complejas de la historia reciente. © Esteban Vega La-Rotta - Semana El movimiento estudiantil cumple más de un mes en la calle en una de las manifestaciones más largas y complejas de la historia reciente.

Más de un mes de marchas estudiantiles en las calles de Bogotá y en otras ciudades han generalizado la sensación de que la protesta social se disparó en los primeros 100 días de Iván Duque en la presidencia. Pero más allá de las percepciones, los datos evidencian que en los últimos tres meses las movilizaciones ciudadanas aumentaron frente al mismo periodo del año anterior.

Según un reciente estudio de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), las movilizaciones sociales entre agosto y octubre de este año se duplicaron en contraste con ese mismo trimestre en 2017, al pasar de 173 a 348. La investigación muestra que las manifestaciones se han concentrado en tres temas principales: el rechazo a la violencia contra líderes sociales, la defensa de la educación pública y la situación de inseguridad en los territorios por cuenta de grupos armados emergentes y relacionados con el narcotráfico. Los maestros también han puesto su grano de arena en estas protestas que, aunque se expanden por todo el territorio, tienen más fuerza en Bogotá, Antioquia, Valle del Cauca, Bolívar, Atlántico y Norte de Santander. En la mayoría de esas manifestaciones, al igual que ha ocurrido en los últimos cuatro años, los participantes han estado dispuestos a hablar con el Estado y, en algunos casos, a negociar.

En el documento queda claro que la protesta social viene en aumento desde hace algunos años y que la disparada en este mandato no se debe exclusivamente al nuevo gobierno. En particular, los registros “presentan incrementos desde 2014, especialmente los de 2016 superan en un 91 por ciento los de 2013 y en un 132 por ciento los de 2014”. Adicionalmente, mientras que en 2016 hubo en promedio 1,5 eventos por día y en su primer semestre 1,4, entre enero y octubre de 2017 hubo 1,9 movilizaciones por día.

Le sugerimos: El duro recorrido de los estudiantes que caminaron medio país por la educación

La protesta social ha venido en aumento por varias razones. Algunas tienen que ver con la negociación de paz entre el Estado y las Farc, que llevó a muchos sectores sociales a confiar en su propia capacidad de interlocución con el gobierno de turno. Varios académicos del Cinep –que tiene un observatorio sobre el tema– aseguran que líderes de organizaciones sociales aumentaron sus expectativas de alcanzar logros al elevar el tono de sus demandas. Esta tesis se apoya con otra conclusión del informe de la FIP, según el cual, entre 2014 y 2016, las movilizaciones se dispararon en aquellos municipios “cubiertos por los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), así como los que acogieron las zonas donde se concentraron las Farc para su proceso de desarme. Este hecho prende las alertas sobre las expectativas de dichas comunidades sobre la atención del Estado y el riesgo de que un posible descontento sea utilizado por actores violentos”.

En zonas urbanas, la firma del acuerdo de paz también generó otras dinámicas desatadas con la campaña por el plebiscito. En los momentos previos a esa votación, líderes del No se tomaron las calles con marchas contra el acuerdo. Cuando esa opción ganó el 2 de octubre de 2016, los defensores del Sí pasaron a liderar las concentraciones. Un grupo de activistas hizo un campamento en la plaza de Bolívar para pedir la renegociación del acuerdo y convocó a miles de ciudadanos que encendieron velas por la misma causa. Desde las épocas de Jorge Eliécer Gaitán, el frente del Capitolio no había estado tan colmado de ciudadanos. Por cuenta de ese tema y el paro agrario que tuvo lugar en el mismo año, se disparó la cifra de movilizaciones en 2016.

Una tercera cara de la relación entre el aumento de la protesta social y el acuerdo de paz responde a que, desmovilizadas las Farc, muchos sectores sociales se atrevieron a salir a la calle a defender sus intereses sin temer que los relacionaran con la guerrilla. Mientras hace unos años la movilización estudiantil se asociaba a ‘agitadores’ relacionados con células urbanas de la guerrilla, las marchas actuales, con la Farc en la política y sin armas, les han servido para tener una mayor legitimidad. El vandalismo ha estado presente en parte de esas protestas, pero ni las ‘papas bomba’ ni los atentados a la infraestructura urbana han formado parte esencial de las mismas. De hecho, los líderes del movimiento estudiantil han reivindicado un tono diferente.

Le sugerimos: Educación Pública Superior: ¿Se logrará un acuerdo entre el gobierno y los estudiantes?

Para los politólogos, el cansancio con los partidos y con la política en general ha movido a la gente a salir a marchar. Al efecto, los grandes escándalos de corrupción se han sumado al mayor protagonismo de las redes sociales como mecanismo de denuncia y convocatoria, y han catalizado la protesta, sobre todo en zonas urbanas. Según la última encuesta de Invamer para SEMANA, Blu Radio y Caracol Televisión, durante los últimos años la desaprobación de los partidos se ha mantenido en niveles cercanos al 60 por ciento, pero aumentó desde que Duque ganó las elecciones: pasó del 59 por ciento en junio al 75 por ciento en noviembre de este año.

La protesta tiene ciclos temporales que suelen activarse en los primeros meses del año y en el arranque de los gobiernos, cuando los actores sociales más organizados suelen conformar sus movilizaciones alrededor de expectativas presupuestales y de otras vinculadas al Plan de Desarrollo. Con Duque, la movilización social ha sido algo mayor que en otros periodos por cuenta de la polarización que surgió durante la campaña electoral, la radicalización del debate uribismo-antiuribismo, y “la oportunidad política que genera el cambio de gobierno, ya que los ciclos de movilización aumentan por las variaciones de la coyuntura”.

¿Por qué ha aumentado la movilización social en este gobierno? © Semana ¿Por qué ha aumentado la movilización social en este gobierno?

En este caso, la opción de algunos sectores sociales de salir a la calle también podría estar asociada a dos elementos adicionales que cita el informe de la FIP. Primero, las declaraciones del ministro de Defensa en las que dijo que había que ‘regular’ la protesta social y en las que sugirió que esta se alimentaba de dineros ilegales. Segundo, la incertidumbre frente a los procesos de participación política después de que la Corte Constitucional aprobó una ponencia para señalar que las autoridades territoriales no pueden vetar la explotación de los recursos naturales no renovables. En plata blanca, que las consultas populares sobre el tema no tienen un efecto vinculante.

Le recomendamos: ¿Qué tan ‘rajados‘ estamos en el presupuesto de educación?

Finalmente, muchas de las protestas sociales en curso pueden provenir de compromisos adquiridos en el gobierno anterior, que se caracterizó por preferir las opciones de diálogo y en varias ocasiones apagó incendios con promesas. Duque, en contraste, ha condicionado reunirse con los estudiantes a que suspendan el paro.

La semana entrante se espera otra gran movilización, esta vez de indígenas y campesinos en la Vía Panamericana. Como van las cosas, los estudiantes seguirán marchando, a lo cual podrían sumarse tras manifestaciones regionales. De lo que suceda de ahora a diciembre y de la capacidad del gobierno para hacerle frente a la protesta social dependerá que el segundo semestre de 2018 sea o no el más agitado socialmente de los últimos años. 

LEE MÁS NOTICIAS EN MSN

El calvario de disidentes perseguidos por Maduro (Kien y Ke)

FARC lideró audiencia pública por las mujeres (El Espectador)

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon