Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Asesinato del presidente de Haití fue financiado desde Weston

logotipo de El Nuevo Herald El Nuevo Herald 21/07/2021 Jay Weaver, Kevin G. Hall, Jacqueline Charles, y Antonio María Delgado, El Nuevo Herald, Miami

Jul. 21—Una de las mejores recomendaciones en toda investigación es seguir el dinero. Y para la policía de Haití investigando el asesinato del 7 de julio del presidente de ese país, el flujo de dinero pasa a través de las manos de un inmigrante ecuatoriano que vive en el condado de Broward.

En las dos semanas que han transcurrido desde el asesinato del presidente Jovenel Moïse, la policía haitiana presentado repetidas veces la imágen de Walter Veintemilla y mencionado el nombre de su compañía, Worldwide Capital Lending Group. El dinero para el complot, ellos allegan, pasó a través del residente de Weston y de su compañía con sede en Miramar.

El nombre de la compañía suena como la de una operación de escala mundial. Pero básicamente se trata de una firma pequeña que consigue créditos para personas que no pueden obtener fácilmente préstamos bancarios o que no quieren someterse a las detalladas revisiones requeridas en ese tipo de trámite. Veintemilla es un corredor de préstamos que consigue que inversionistas privados aporten su dinero con la promesa de una alta tasa de interés, del cual él obtiene una comisión.

Su abogado, Robert Nicholson, respondió esta semana una serie de preguntas presentadas por el equipo de investigación de el Miami Herald, el Nuevo Herald y la oficina en Washington de la cadena McClatchy, explicando que Veintemilla solo sirvió de corredor en un préstamo para financiar lo que él creyó que se trataba de un plan para reemplazar a Moïse con un presidente interino a través de una transición pacífica.

"Mi cliente no tuvo nada que ver con el asesinato", dijo Nicholson, un abogado de Fort Lauderdale que previamente se desempeñó como fiscal federal. "En ningún momento hubo una discusión o se sugirió un plan violento para derrocar al gobierno de Haití o para asesinar al presidente".

Todos los documentos de la compañía de Veintemilla relacionados con los préstamos otorgados a las personas nombradas en la investigación de Haití han sido entregados a agencias federales estadounidenses, dijo Nicholson, y señaló que su cliente no había sido entrevistado por la policía de Estados Unidos.

Veintemilla, dijo el abogado, no hizo más que negociar dos préstamos para dos residentes del sur de la Florida atrapados en los eventos monumentales de la isla caribeña. Ellos son: Christian Emmanuel Sanon, el médico haitiano estadounidense de Boynton Beach que fue arrestado y está detenido en Haití, y la firma con sede en Doral CTU Security y a su presidente, Antonio "Tony" Intriago, un venezolano que está en el radar de los investigadores haitianos y estadounidenses, pero quien no está bajo custodia.

Veintemilla, de 53 años, salió de Quito y se instaló en el área de Miami con su familia cuando era un niño. Su carrera se ha desarrollado en el campo de los préstamos privados del sur de Florida, principalmente en el difícil mundo de los préstamos hipotecarios. Los tribunales muestran que Veintemilla estuvo involucrado en al menos 10 demandas desde el 2006, ocho como acusado y las otras dos como demandante que intentaba desalojar a un inquilino.

Paralelamente al negocio de los préstamos privados, Veintemilla también tiene una operación de corretaje de seguros e incursionó en el negocio cambiario, así como en otro tipo de operaciones, según los registros en los archivos de la División de Corporaciones de Florida.

No hay nada en el registro público que sugiera que Veintemilla tuviera los medios financieros para financiar una gran operación de estilo militar para derrocar y matar a un presidente en funciones.

Más de 20 personas han sido arrestadas en Haití, la mayoría de ellos comandos colombianos que dijeron que fueron contratados por CTU y que se encontraban en Haití desde aproximadamente mayo hasta el asesinato del presidente. El costo de transportarlos, alimentarlos y alojarlos, junto con la capacitación, probablemente habría ascendido a millones de dólares.

De hecho, días antes del magnicidio, Sanon llamó a un confidente para decirle que sus guardaespaldas colombianos intentaron extorsionarlo y lo abandonaron. Días después fueron implicados en el asesinato, al igual que Sanon. Una historia del Miami Herald el domingo reveló que el presidente haitiano trató desesperadamente de conseguir que su equipo de seguridad fuera a su residencia, temiendo que su vida corría peligro.

Nicholson dijo que Veintemilla se enredó en los asuntos haitianos después que otorgó un préstamo por un monto no especificado en julio de 2020 a Intriago y a CTU Security. A través de Intriago, Veintemilla más tarde conoció al carismático haitiano-estadounidense Sanon, un pastor evangélico y médico en Haití que soñaba con conducir a la empobrecida isla a la prosperidad.

Sanon se veía a sí mismo como el presidente de una futura transición en la nación caribeña y había estado circulando una petición con firmas de partidarios para reemplazar a Moïse. El Miami Herald obtuvo una copia de la proclamación de Sanon. Entre los firmantes se encuentran varios pastores protestantes conocidos, incluido Gerald Bataille, quien actualmente niega apoyar la candidatura de Sanon.

Los mismos signatarios aparecen en una carta enviada en mayo a una subsecretaria de Estado en funciones, Julie Chung, apoyando la idea de que Sanon lidere una transición en Haití. Los funcionarios del Departamento de Estado dicen que ni Chung ni nadie más brindó apoyo a las aspiraciones de Sanon.

El préstamo de julio de 2020 a Intriago parece ser el factor que conectó a Veintemilla con Sanon y con Intriago, el entrenador de seguridad y vendedor de equipos de Doral que no ha sido visto desde la primera semana de julio. Un portavoz del Departamento de Agricultura de Florida y Servicios al Consumidor, que regula el uso de armas en el estado, confirmó que estaba investigando a Intriago. El venezolano tiene licencia para brindar seguridad y portar un arma de fuego.

Intriago le recomendó a Sanon que acudiera a Worldwide Capital porque el médico haitiano buscaba un préstamo. Esta introducción condujo a múltiples reuniones en el sur de Florida, dijo Nicholson, sobre estrategias de financiamiento para dos propósitos: proyectos de infraestructura en Haití y las aspiraciones políticas de Sanon en Haití.

Tanto Veintemilla como Sanon participaron en los esfuerzos para ayudar a construir energía solar y otras pequeñas instalaciones eléctricas en Haití, lideradas por una empresa estadounidense, dijo Nicholson.

El primer proyecto iba a estar en Jacmel, según una propuesta de contrato obtenida por el Herald. Esa ciudad es importante porque es la ciudad natal de otro haitiano estadounidense en el condado de Broward arrestado en Haití, James Solages, de 35 años.

Hasta que renunció en abril, Solages fue directora de mantenimiento en Lantana en un lujoso centro para personas mayores. Pero tenía aspiraciones de convertirse en alcalde de Jacmel, incluso dirigiendo una pequeña organización benéfica centrada en la ciudad costera. Una foto mostrada por las autoridades haitianas muestra a Solages presente en algunas de las reuniones con Sanon, Veintemilla y otros que escucharon sus planes para un nuevo Haití.

Nicholson dijo que tanto a Veintemilla como a Sanon les apasionaba la idea de ayudar al pueblo haitiano y llevar proyectos de infraestructura a áreas pobres del país que carecen de electricidad, agua y otras necesidades básicas. Fue Sanon quien llamó la atención de Veintemilla sobre las oportunidades de invertir en obras de infraestructura en Haití, dijo Nicholson.

Veintemilla también aprendió sobre el objetivo político de Sanon de reemplazar a Moïse como presidente interino y modernizar el país. Veintemilla, Intriago y otros se reunieron con Sanon en múltiples ocasiones, incluyendo en un encuentro sostenido el 12 de mayo en el Tower Club de Fort Lauderdale, y otro en un edificio de oficinas en Doral.

Las fotos tomadas en la reunión del 12 de mayo, que muestran a Veintemilla haciendo una presentación en PowerPoint, ahora son utilizadas por la policía haitiana para describir al hombre de Weston como una persona de interés.

El plan político de Sanon requería un equipo de seguridad para protegerlo en medio de sus esfuerzos por reemplazar al presidente haitiano y contratar a la firma CTU de Intriago para capacitar a los miembros. Otros gastos incluyeron el viaje del médico haitiano y los costos relacionados. El presupuesto propuesto era de solo $860,000.

Nicholson dijo que el papel de Veintemilla era financiar los gastos y para ello debía reunir a un grupo de inversionistas. Veintemilla recaudó $172,000 de esos inversores, según su abogado. A esos inversionistas, todos de Estados Unidos, no se les informó sobre la naturaleza de la inversión, dijo. Veintemilla no puso nada de su propio dinero, agregó.

Por otra parte, también se suponía que Intriago aportaría algunos fondos para el esfuerzo de seguridad de Sanon. No está claro cuánto dinero recaudó Intriago ni de quién. El plan general requería que Sanon pagara a los prestamistas e inversionistas con activos haitianos después de que el médico asumiera el cargo de presidente interino.

Veintemilla creía, quizás ingenuamente, que todo el esfuerzo político liderado por Sanon estaba destinado a ser una transición pacífica del poder en Haití, dijo Nicholson.

"Ni Worldwide Capital ni el señor Veintemilla tenían conocimiento de ningún supuesto plan de asesinato", dijo Nicholson al Herald. "Las discusiones que tuvieron lugar con el Dr. Sanon se relacionaron con la búsqueda de mejorar las condiciones de vida en Haití a través de proyectos de obras públicas y la mejora de las condiciones políticas, sociales y de seguridad en Haití".

Más de El Nuevo Herald

image beaconimage beaconimage beacon