Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Las redes sociales, las culpables de la histeria colectiva en Cali?

logotipo de Semana Semana 21/11/2019 Semana
120 personas fueron detenidas en Cali por violar el toque de queda. © Archivo parrticulñar 120 personas fueron detenidas en Cali por violar el toque de queda.

Una confusa situación de orden público se registró en la noche de este jueves en Cali. Videos divulgados en redes sociales pusieron en alerta máxima a los ciudadanos; en pleno toque de queda se observa a la gente armada, se escuchan gritos y disparos. El sur de la ciudad fue militarizado luego de que los habitantes de barrios como Valle del Llili, Bochalema, Bosques del Limonar, El Caney, La Hacienda, Primero de Mayo, entraran en una especie de histeria colectiva producto de imágenes que promovían el pánico. 

Según testimonios de habitantes de barrios como Valle del Lili y Bochalema, la emergencia comenzó con la divulgación de audios de supuestos miembros de las Juntas de Acción Comunal que anunciaban el asalto de turbas de saqueadores a sus viviendas. No es claro si existió o no un ataque por parte de estos grupos, no obstante, la comunidad reaccionó armándose con palos y hasta armas de fuego. Se veía cómo ciudadanos apuntan sus pistolas desde los balcones y hasta las descargan al aire ante la supuesta amenaza. 

En uno de los audios divulgados masivamente, se escuchaba a un hombre anunciar que los desórdenes se están provocando para detectar las fallas de seguridad en las unidades residenciales. Dice que los asaltantes regresarán a atacar las viviendas vulnerables en la madrugada.

Otro audio reportó el asesinato de un viligante del barrio Floraria, por parte de un grupo de manifestantes. Dice que le dieron dos tiros. Y en un video se muestra cómo los ciudadanos golpearon y detuvieron a una persona que al parecer intentó entrar a una unidad residencial.

La Policía de Cali emitió varios trinos y comunicados alertando que toda esta información que circulaba era falsa y le pidió a la ciudadanía abstenerse de replicar esos mensajes. A pesar de lo manifestado por las autoridades, la gente continuó reportando supuestos saqueos y violencia, lo cual no ha sido confirmado oficialmente por ninguna entidad municipal. 

En uno de los videos se ve a un sargento del Ejército pedirles a los vecinos que entren a sus casas para evitar confusiones. Indica que el terror obedece a alertas falsas difundidas en redes sociales para que "parezca que los ciudadanos están participando del caos". "Toda la ciudad está militarizada las tropas de la Tercera Brigada; estaremos en la noche y en la madrugada garantizando la seguridad", dijo.

Un panfleto firmado por las Águilas Negras decía: "Nuestra organización aprovechará el toque de queda para hacer limpieza social, avisamos que vamos a matar, asesinar, torturar. Delincuentes, personas desadaptadas socialmente. Tenemos los nombres y ubicación". 

El horas de la tarde, el alcalde de Cali, Maurice Armitage, había anunciado un toque de queda a partir de las 7 de la noche. También hizo un llamado a la calma para poder garantizar la seguridad de la población. Aunque recién terminaron las movilizaciones en la capital del Valle, se registraron saqueos y desórdenes en lugares céntricos de la ciudad, no hay claridad en lo que ocurrió horas después en muchas unidades residenciales del sur de Cali. La gente se llenó de pavor y reaccionó al ver los videos que se esparcieron como espuma a través de cadenas de WhatsApp. 

Por la noche, alcalde Maurice Armitage, la gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro y los líderes de la Fuerza Pública en la ciudad dieron un parte de tranquilidad. "Ha sido un día díficil, pero la ciudad está militarizada. El Ejército y la Policía estarán patrullando las calles y ayudando a los caleños hasta que termine el toque de queda, y por más tiempo si es preciso, de manera que toda su capacidad está activa", dijo el alcalde, según  reportó el diario El Pais. El mismo diario reportó que 120 personas resultaron detenidas por violar el toque de queda. 

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon