Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Toda la tecnología que se usa en el fútbol y pocos conocen

logotipo de CNET en Español CNET en Español 22/05/2018 Jován Pulgarín
a christmas tree © CNET

Cuando Jürgen Klinsmann llegó en 2004 a la selección alemana, sabía que algo debía cambiar para volver a competir con los más grandes. Diez años después estaba levantando la copa del mundo. Y no fue en cualquier sede, fue en la cuna del "Juego bonito": Brasil. ¿Cuál fue el secreto? El uso de la tecnología.

Pero aun cuando las selecciones tenían carta blanca para innovar, la esencia del juego permanecía inamovible. Fue la salida de Joseph Blatter (2015) de la dirección de la FIFA y la llegada de Gianni Infantino (2016), lo que abrió la llegada de la ciencia al fútbol.

Mientras deportes como el rugby (2001), hockey, baloncesto (2015, tomando como referencia la NBA), tenis (2006) y el béisbol (2014) aprovechaban la evolución de las cámaras digitales para minimizar los errores humanos, la FIFA aún discutía el uso de la asistencia del arbitraje mediante videos (VAR). 

Finalmente, será en Rusia 2018 cuando debute el VAR. Si esta tecnología convence a los espectadores y actores de la competencia que se realizará del 14 de junio al 15 de julio, entonces la puerta quedará abierta para nuevas actualizaciones.

Sin embargo, el fútbol sí ha dado algunos pasos importantes debido a los descubrimientos científicos aplicados al deporte, aunque no son muy conocidos. Repasemos cómo y de qué manera ha sucedido esto. 

En la cancha

El 5 de julio de 2012, la International Football Association Board, que reglamenta a este deporte, aprobó el "ojo de halcón" (Hawk-Eye) y el balón inteligente, que incluye un chip en su interior.

El "ojo de halcón" usa 14 cámaras de alta definición, siete en cada campo, que triangulan la posición exacta de la pelota en tiempo real. Si la esférica traspasa la línea de gol, el árbitro recibe una señal en un reloj que lleva en la muñeca. Se complementa con las ondas que emana el microchip cuando la pelota entra por completo en el arco. Todo esto en menos de dos segundos.

Las modificaciones debutaron en el Mundial de Clubes de 2012, continuaron con éxito en la Copa Confederaciones de 2013 y demostraron su fiabilidad en Brasil 2014. 

El "ojo de halcón" es similar a la tecnología que se usa en el tenis para comprobar si una pelota está fuera o no del campo reglamentario. En el caso del fútbol, se implementó con el objetivo de acabar con los "goles fantasmas" (validar un tanto que no fue o invalidar uno que lo fue) y se rebautizó como Tecnología de Línea de Gol (GLT, por sus siglas en inglés).

Uno de los usos más famosos del GLT fue en Brasil 2014 cuando Francia sumó su segundo gol contra Honduras tras la revisión de un remate de Karim Benzema. Las imágenes comprobaron que la pelota había traspasado la línea de gol.

Ahora, con la llegada del VAR, que revisa cuatro situaciones de juego (goles, penaltis, tarjetas rojas y confusión de identidad), cualquier cosa que suceda en la cancha quedará registrada en video, lo que debería incidir en una mayor honestidad de los jugadores y en la toma de decisiones más justas.

Información en tiempo real

Otros cambios que se verán en Rusia 2018 y que no han recibido mayor atención de los medios de comunicación, pero que pueden establecer una gran diferencia con las competencias pasadas, tienen que ver con la comunicación entre miembros de un mismo equipo, adentro y afuera del campo. Por ejemplo, un médico de cada oncena podrá ver el encuentro frente a una pantalla. Si observa una lesión grave o un choque peligroso, se comunicará inmediatamente con su colega que se encuentra en el banquillo.

Puede parecer un detalle pequeño, pero en la final entre Alemania y Argentina, en 2004, Christoph Kramer tras chocar con Ezequiel Garay le preguntó al árbitro, Nicolla Rizzola, si estaban jugando la final. Se encontraba desorientado y duró 14 minutos en el terreno. La idea es que un experto pueda realizar un juicio mucho más rápido con la ayuda de las imágenes y comunicarlo al cuerpo técnico.

También, afuera de las canchas, un asistente del director técnico está habilitado para recabar y compartir toda la información que desee sobre el partido, incluyendo fotografías y videos.  

La FIFA pondrá a disposición de los dos contrincantes toda la información del juego en tiempo real: pases acertados, errados, disparos al arco, tiros de esquina, zonas de calor, etc. Esta data, que sirve para la toma de decisiones (cambios de jugadores o de estrategia por ejemplo), en Brasil 2014 se entregaba al concluir los partidos. 

En los entrenamientos

Pero los avances más sorprendentes en el fútbol sucedieron puertas adentro debido a que los clubes y las selecciones son libres de utilizar cualquier herramienta científica que mejore el rendimiento. La FIFA no pone límites, salvo que se usen medicamentos prohibidos.

Cuando Alemania apabulló a Brasil 7 a 1 y se tituló ante Argentina en 2014, todas las miradas se concentraron en Mark Verstegen, el responsable del rendimiento físico de la "Mannschaft", un hombre que llegó a la selección germana de la mano de Jürgen Klinsmann en 2004.

Verstegen, fundador y presidente de la empresa de entrenamiento para atletas EXOS, le explicó al New York Times cómo convirtió la sede de la selección alemana en un campo de trabajo muy parecido al de Iván Drago (Dolph Lundgren), el famoso contendiente ruso de Rocky (Sylvester Stallone).

Además de las plataformas móviles que podían desplazarse por todo Brasil, los sensores, monitores y equipos de seguimiento, EXOS le sacó el máximo provecho a "Adidas miCoach Elite Team System", una herramienta que permite conocer y trabajar de manera individual las necesidades del jugador.

MiCoach conectaba cada pulsación, pisada y desplazamiento del atleta con dispositivos inteligentes, de manera que el equipo médico de Alemania podía, por ejemplo, acelerar o desacelerar un entrenamiento o seguir en tiempo real la evolución de una lesión.

Antes de ser incorporada por Klinsmann, EXOS trabajaba con Los Ángeles Galaxy, equipo de la Major League Soccer, por lo que había dudas sobre lo que podría mejorar en la histórica selección que entonces sumaba cuatro campeonatos del mundo.

Pues bien, cuando comenzó la relación, los germanos se ubicaban en el puesto 25 en el ranking FIFA y habían sido eliminados en primera ronda de la Eurocopa 2004 bajo la conducción de Rudi Völler. Diez años después ganaban la Copa Mundial, en la casa de Brasil, con un Miroslav Klose de récord (16 goles) y un rendimiento físico superior a Argentina, lo que le permitió al recién ingresado Mario Götze anotar el gol definitivo en la prórroga.

El éxito germano impulsó la salida al mercado de diferentes métodos de entrenamiento vinculados a aplicaciones y dispositivos electrónicos que fueron copiados por equipos y selecciones. Uno de ellos: la propia víctima de los teutones, Brasil.

El 7-1 fue un golpe muy duro para el orgullo de la pentacampeona. Desde entonces y con la llegada de Tite a la dirección técnica, la Confederación Brasileña de Fútbol invirtió en tecnología para recuperar la competitividad perdida.

La Federación brasileña firmó un acuerdo con la empresa australiana Catapult Sports, muy parecido al de Alemania con EXOS. Así, el personal técnico puede monitorizar de manera individual el rendimiento de cada jugador del scracht. Además, la selección se benefició de la renovación de las metodologías de trabajo de los equipos de la liga.

El torneo brasileño también se modificó gracias a la introducción de empresas como TOTVS, que ayuda a la toma decisiones financieras y de dirección estratégica; Kineo que trabaja los procesos de rehabilitación y entrenamiento y Tagfit, que interviene los estadios para hacerlos "inteligentes". Flamengo, el equipo más popular del país, decidió crear el Centro de Excelencia y Rendimiento para mejorar las capacidades de sus jugadores.

Aunque sería apresurado evaluar los resultados, Brasil pasó de estar fuera de los clasificados directos en el inicio de las eliminatorias suramericanas, una de las más competitivas del mundo, a liderar la clasificación con 41 puntos, 10 unidades por encima de su más cercano seguidor: Uruguay (31). Perdió un solo partido de 18 jugados y la diferencia de goles fue abismal: + 30. La celeste le siguió en ese renglón con +12.

Otra selección que retomó su ritmo competitivo tras la estrepitosa eliminación en primera ronda en Brasil fue España. Cuando asumió el testigo que dejó Vicente Del Bosque, Julian Lopetegui le encargó a la empresa Digital Air and Designs la configuración de un software que le ayudara a revisar el trabajo de sus dirigidos en el césped. Casualidad o no, suma 18 partidos invicto. 

Argentina, Bélgica y México llegan a Rusia 2018 asistidos por el uso de videos, drones y entrenamiento con chips personalizados. En el caso del "Tri", podría perfectamente medirse el impacto del uso de la tecnología después de Rusia 2018, pues copiaron el "método Klinsman". ¿El problema? Que precisamente le tocó Alemania, la selección que inició esta revolución. 

MÁS DE CNET EN ESPAÑOL

CNET en Español
CNET en Español
image beaconimage beaconimage beacon