Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La fiesta del Barcelona: brindis por la renovación de Jordi Alba… y por el triplete

Logotipo de AS AS 15/03/2019 Javier Miguel

Jordi Alba fue el perfecto anfitrión en una celebración que se alargó hasta casi las tres de la mañana y a la que sólo faltó Ivan Rakitic.

La excusa era la flamante renovación de Jordi Alba hasta 2024, pero lo cierto es que la fiesta que celebraron los jugadores en el hotel Princesa Sofía de Barcelona sirvió para unir aún más al grupo si cabe en torno a un objetivo común: la conquista del triplete.

Los jugadores, que acudieron la mayoría con sus parejas, pudieron disfrutar de una velada mágica en el Zuu Restaurant, donde les esperaba un espectáculo de alto voltaje de cabaret mientras cenaban. El menú degustación incluía cuatro entrantes -terrina de foie con manzana y frutos secos, tartar de atún rojo, gyoza de gamba frita y tomate de temporada con esféricos de queso- más un principal a elegir y un postre. Como curiosidad destacar que los entrantes se servían en candelabros mientras que el postre venía dentro de una calavera de chocolate blanco.

© Proporcionado por AS

El momento más importante de la velada fue cuando Alba cogió el micrófono para pedir un brindis. El primero no hizo falta que se explayara mucho más porque las copas de cava sonaron para brindar por el jugador, que era el anfitrión de la fiesta y quien además soltó unos 20.000 euros para pagar el convite, pero se aprovechó el momento para hacer un segundo brindis con la vista puesta en la posibilidad del triplete. No hubo ningún discurso ni tampoco conjura especial, pero este brindis fue el momento más álgido de la velada.

Una fiesta, por cierto, en la que sólo faltó el croata Ivan Rakitic, que se excusó por asuntos familiares, pero que contó con el resto de miembros de la plantilla del primer equipo, encabezado por Ernesto Valverde y su cuerpo técnico, junto al resto del staff profesional. No hubo la presencia de ningún directivo, ni tan siquiera la del vicepresidente deportivo, Jordi Mestre, director del hotel donde se celebró la velada.

La celebración se alargó hasta casi las tres de la madrugada para los más marchosos, aunque la mayoría de jugadores empezaron a desfilar a partir de las doce de la noche. En todo caso, Valverde les dio este viernes día de descanso para que pudieran dormir largo y tendido aquellos que se fueran a dormir más tarde de lo habitual.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de As.com

image beaconimage beaconimage beacon